jueves, 24 de mayo de 2018

CINE CLUB ALDEBARÁN: ¡¡¡NUEVA SESIÓN SECRETA!!! CON PELÍCULA DE CINE

El Cine Club Aldebarán, en el que uno se emocionó con ocho años viendo "El globo rojo", aunque injustamente menospreciado en las publicaciones de la Xunta de Galicia (pese a que su fundador, con el tiempo, acabaría sus días laborales como director general del gobierno autónomo), fue, sin duda, el de mayor influencia de Galicia, educando cinematográficamente la retina de los coruñeses. Este pasado diciembre, en la III Edición del Súper8 Film Festival, le hicimos un homenaje a Ricardo Fernández Castro, quien lo creó y la persona a cuyo frente estuvo durante lustros, con José Luís Moar como mano derecha. 
Como no queremos que la labor histórica del Cine Club Aldebarán caiga en el olvido,  esta Semana Santa llevamos a cabo una sesión especial conmemorativa, para un grupo de amigos, proyectando una obra cinematográfica como tiene que ser: con película pues, como dijo Tarantino en Cannes, "la proyección digital es como ver una tele en grupo".
Pasado mañana sábado 26, a las 18.00 horas, en el mismo lugar, reanudamos la actividad secreta del nuevo Cine Club Aldebarán renacido, con proyección CON AUTÉNTICA PELÍCULA CINEMATOGRÁFICA. 
El largometraje sorpresa irá precedido de una gema cinematográfica: un anuncio rodado por Coca Cola en Barcelona ¡¡¡en 1925!!! para promover la venta de sus neveras. Además, dos avances cinematográficos (trailers).
Ayer por la noche, estuvimos haciendo todas las pruebas, con un Marcos, que fuera proyeccionista de los míticos cines Riazor, Avenida y Equitativa, que "tiene mono de proyectar fotoquímico": echa de menos el tacto y olor característico de la película cinematográfica y el sonido de la cruz de malta. El oído afinado de Javier Suárez ecualizó, en la medida de lo posible, el sonido de un lugar tan poco apropiado como un plató desnudo. ¡Concho: sesiones memorables como ésta son para hacerlas en una filmoteca!
EL LIBRO SOBRE CHRISTOPHER NOLAN
Por cierto, una decepción con el libro sobre Christopher Nolan que me llegó el lunes. Empecé por el final, para leer el capítulo sobre la obra maestra "DUNKERQUE" y, aunque la trata bien, para nada se menciona el esfuerzo homérico que supuso rodarla en 65 mm, lo cual condiciona desde planos hasta la propia narrativa.
Amigos interesados en venir este sábado a la sesión gratuita (¡traigan, por favor, sus palomitas!), escríbanme un mensaje privado.


miércoles, 23 de mayo de 2018

BAUER: UN PROBLEMA CON LA CORREA DE MANO

En la expedición Kodak al Ártico tuve un problema con la correa de mano de la Bauer A512. Ésta va atornillada en la rosca del trípode. En circunstancias normales, no hay problema. Pero, con el ajetreo propio de una expedición, con constantes vaivenes, ocasionalmente se desenrosca y se suelta. 
¡Me ocurrió tres veces en Spitzbergen! Menos mal que, en las tres ocasiones, la cámara se estampó en la nieve, pero ¿y si hubiese caído por la borda del rompehielos, o las zodiacs, a las profundidades abisales del Océano Glacial Ártico?
Por otra parte, en una expedición de estas características, rodando sin ayuda, a menudo con guantes, a temperaturas a veces inferiores a -20 C, resulta todo un engorro quitar la correa para colocar la cámara en un trípode. ¡Varias veces estuve a punto de perderla!
Parece mentira que sea un diseño alemán, y que, siendo de los años sesenta, no se haya corregido hasta las últimas Bauer de finales de los ochenta.
En la fotografía inferior, podemos ver, a la izquierda,  una de las primeras Bauer C900, con el diseño tradicional de la correa en la rosca de trípode, y la última versión mejorada, con la correa sujeta en otra parte del cuerpo, a la derecha.

martes, 22 de mayo de 2018

SPITZBERGEN: EL GUARDIÁN DEL ÁRTICO. En Súper-8 4K de Kodak. Cuaderno de bitácora número 1.

UN GALLEGO EN EL ÁRTICO
Atrapado en el hielo por dos ocasiones en un Océano Glaciar Ártico congelado, sorteando témpanos en frágiles zodiacs bajo una intensa nevada a temperaturas inferiores a -20 grados Celsius, viviendo un rescate en helicóptero, filmando a pocos metros de una osa polar con su osezno de un año, caminando con un grupo armado con rifles Mauser en una superficie helada sobre profundidades abisales, visitando una inmensa bóveda --cavada en el permafrost, o suelo helado-- concebida para archivar para la posteridad todo el conocimiento humano... son algunas de las aventuras que viví durante los diez primeros días de mayo, en su mayor parte a bordo del histórico rompehielos Malmö, para probar, en temperaturas extremas, el funcionamiento de toda la gama de películas cinematográficas Kodak para Súper-8
Diapositiva tomada por Per Andersson. Comenzando por la izquierda: Prof. Audun Rikardsen, Svein Wik, Kari Toft, Reidar Gregersen, Ignacio Benedeti, Bjarne Vidar, Oscar Brust y, de espaldas, Dr. Gunnar Aus
Mis acompañantes, 13 profesionales del audiovisual internacional (cuatro británicos, un holándés, el resto suecos y noruegos), liderados por dos fotógrafos de renombre, Svein Wik y el profesor de la Universidad de Noruega Audun Rikardsen, embajador de Canon para el norte de Europa.
Ni siquiera Thor Heyerdhal llevó el Súper-8 tan al norte (autoretrato)
Precisamente, una de las misiones de esta expedición, además de probar las emulsiones Kodak, era recuperar una cámara Canon sumergida a 140 metros de profundidad por un oso macho que la arrojó el año anterior por una de las oquedades que abren las focas para respirar. 
¡Quien me iba a decir a mí, un hombre de oficina, que me iba a convertir en aventurero,  estando ya mas cerca de los sesenta que de los cincuenta!
Helicóptero de salvamento, lejos de cualquier sitio (diapositiva disparada por mí)
He podido ejercer de gallego todos y cada uno de los días del periplo: ¡ni un sola jornada he dejado de cenar con cerveza Estrella de Galicia! (por prescripción de mi médica de cabecera, que es mi esposa), e, incluso, de conservas La pureza, de Cariño, en mi querida provincia coruñesa; cerveza gallega y manjares gallegos, cerca del Polo Norte. 
Filmando el avance entre el hielo, "pillado" in fraganti por Per Andersson
Los preparativos de la expedición tuve ocasión de ir narrándolos, en esta bitácora, en doce entregas publicadas cada viernes entre el 9 de febrero y el 20 de abril. 
La acogida, fue muy buena: más de diez mil lectores, sin mas publicidad que Facebook (tanto a través de mi página personal como de otras que administro). 
¡Esta instantánea la hice con el móvil Kodak Ektra!
Tras la expedición, llega el momento de transcribir esas jornadas inolvidables, con la satisfacción del deber cumplido (pues pude filmar todo el material encomendado por Kodak en su nueva apuesta por expandir el Súper-8 digitalizado a 4K como un paso profesional), pero, ¡ojo!, confiando en la memoria: 
¡mi diario escrito, junto con unos diez minutos de metraje, toda mi ropa y accesorios cinematográficos varios, fue extraviado por la línea aérea! 
Previsoramente, nunca me quise separar de la mayor parte de las películas, que copaban mi equipaje de mano, para sorpresa de aduaneros. En esta maleta de cabina, felizmente siempre conmigo,  no sólo estaba la prueba realizada para Kodak, sino también la inmensa mayoría del metraje para un documental de IB Cinema
Todas las películas han sido recogidas por la multinacional de Rochester el miércoles pasado. El negativo en color será revelado en Alemania. Las inversibles en blanco y negro, en Holanda. La totalmente nueva Kodak Ektachrome, la primera emulsión inversible desarrollada en el siglo XXI, en los Estados Unidos, pues su comportamiento, incluso del cartucho mismo, debe ser comprobado antes de su lanzamiento mundial, alrededor de septiembre u octubre de este año. 
Para los que sean desconocedores del mundillo cinematográfico, tal vez sea menester aclarar que una emulsión inversible es aquella que, tras su revelado, proporciona un original positivo único listo para su proyección, esto es, una especie de incunable que, en su día, bauticé como "filmcunable". 
Un original inversible se puede, naturalmente, digitalizar también a 4K. Sin embargo, no permite tantos ajustes de postproducción como el negativo. Su filmación es, igualmente, mas dificil, ya que la latitud de una emulsión inversible de color no suele sobrepasar el medio diafragma.
A propósito de la maleta extraviada, me pregunto: ¿qué habría pasado si hubiese facturado el equipaje de mano, con casi todas las películas,  como me insistían en el aeropuerto? o ¿si me perdieran el equipaje facturado en el viaje de ida, privándome de mi equipamiento polar? 
Después de todo, tuve suerte. Lo siento únicamente por el diario manuscrito y esos diez minutos que faltan del total filmado; el resto, como tengo factura de casi todo, parece que me lo cubrirá el seguro.
Con mi Bauer A512, bajo cero, en diapositiva tomada por Per Andersson. Junto a mí, el fotógrafo inglés Brian Mattews y el profesor Audun Rikardsen
UN NUEVO NOMBRE PARA LA BITÁCORA.
La bitácora de la aventura Kodak en el Ártico pasa a denominarse "Spitzbergen: el guardián del Ártico", en lugar de "Svalbard: el guardián del Ártico", no sólo para diferenciarla de aquella en que narraba los preparativos, sino, también, porque, aunque los noruegos prefieren denominar Svalbard al último archipiélago antes del Polo Norte, uno, que no tiene por que ser políticamente correcto, prefiere el nombre elegido por su descubridor, Spitzbergen, y por el cual todavía se conoce estos confines en Holanda, Alemania, Gran Bretaña e, incluso, Francia (los noruegos circunscriben el uso de Spìtzbergen sólo a la isla principal). 
Si las doce entregues pre expedición fueron publicadas cada viernes, esta vez, por razones de trabajo, iré narrando el periplo conforme vaya pudiendo.
Sígame, amigo lector: ¡no se arrepentirá!


lunes, 21 de mayo de 2018

LA EUMIG NAÚTICA, PROTAGONISTA.

Resulta graciosa esta fotografía de Oscar Brost, que puse de portada en el grupo de Facebook Super 8mm (¡a punto de llegar a los 4.000 miembros!)
Corresponde al primer día que descendimos en las zodiacs, en el Océano Glacial Ártico: nos habían dicho que nos preparásemos para lo peor y, en lugar de usar la Bauer A512, llevé la Eumig Nautica que resiste lluvia y es sumergible. 
Como ese día, no ocurrió nada anormal, los siguientes descensos en zodiac, los filmé con la Bauer A512 ¡hasta que en una de las salidas se desató una fuerte nevada! y la Bauer dejó de funcionar. 
¡Cuánta razón tenía Svein Wik, cuando nos aconsejaba "prepárate para lo peor aunque venga lo mejor"!, pues, en estas latitudes, el tiempo cambia en cuestión de minutos. 
La fotografía es muy graciosa: con la Eumig Nautica de #Super8 (cargada con #KodakVision50) miro a través de visor reflex interno, mientras el resto despliegan todo el poderío de sus potentes teleobjetivos fotográficos. 

viernes, 18 de mayo de 2018

ÁRTICO SORPRENDENTE EN SÚPER-8 4K: METRAJE PREPARADO PARA EL REVELADO

La aventura ártica, con película Kodak a bordo de un rompehielos de 1943, el Malmö, bajo la supervisión del aclamado fotógrafo Svein Wik, ha sido una experiencia inolvidable, de comunión con la naturaleza, entre osos y morsas, a temperaturas a veces inferiores a veinte grados bajo cero. En breve, comenzaré a narrar el periplo en esta bitácora. Pero las vivencias y peligros me han demostrado no sólo la fragilidad de la vida humana, sino también la de nuestro propio planeta.
PELÍCULAS LISTAS PARA REVELAR.
Un montón de papeleo, para evitar los Rayos X, a través de DHL, y varias horas dedicadas a un esmerado embalaje, pero ya está lista la caja en la que van a venir a recoger los rollos de película (cada uno, con menos de tres minutos), para llevárselos a revelar a Estados Unidos, de "Artico sorprendente en Súper-8 4K", otro de los títulos que barajo para "Svalbard: el guardián del Ártico", que rodé en el Malmö. ¡Qué emoción! ¿Estará el metraje bien expuesto? ¿Habrá desenfoques? ¿Aparecerá algún pelo en ventanilla? Todo son incógnitas propias del fotoquímico. 
Después, otra vez en España, todo el trabajo será digitalizado en 4K en uno de los tres laboratorios de telecine que mejores resultados proporciona en el universo mundo, en toda su redondez: Ocho y Pico, de Madrid. 
UN PROBLEMA, UNA SOLUCIÓN.
El hecho de que todas las emulsiones Kodak vengan con envases en blanco, fue la causa de que uno de los cartuchos de 500 ASA para luz de tungsteno, cuya etiqueta interna se encuentra en rojo como el de 50 ASA para luz diurna, con el apuro derivado de ejercer tanto de camarógrafo como de todas las demás funciones, lo expusiese por error en exteriores a 50 ASA con filtro 85. ¡Qué fácil resulta confundirse bajo la nieve, a veinte grados bajo cero, mientra se filma a un osa polar hambrienta y a su cachorro, cuando todos los envases son blancos y sin ningún indicativo! 
La solución, ya está avisado el laboratorio, es ahora sub revelar dos diafragmas ¡y confiar tanto en Dios como en la extraordinaria latitud de la Kodak Vision 500!). Posteriormente, en post producción, habrá que corregir el color, debido al uso innecesario del filtro 85 con película para luz de día. 
Este fallo no le volverá a ocurrir a los cineístas francotiradores, si Kodak hace, como otras veces, caso de mis consejos: https://mimundoensuper-8.blogspot.com.es/2018/05/nuevos-cartuchos-de-super-8-de-kodak.html


jueves, 17 de mayo de 2018

KOREACHROME, YA REVELADO, PARA "LA ASUNCIÓN DEL CHÉ"

Al llegar a casa, procedente de la expedición Kodak al Ártico (rodada en Súper-8 4K), dos sorpresas en forma de pequeños paquetes estaban esperando sobresaliendo por encima de las cartas del banco, hacienda o la compañía eléctrica. 
Uno de ellos, contenía un curioso anuncio español en 16 mm de Coca Cola ¡¡¡rodado a finales de los años veinte!!!, antes de la aparición del cine sonoro (sobre esta alhaja cinematográfica, un auténtico incunable cinéfilo, ya escribiré otro día); el otro paquete, procedente de la sede de Adobe en Alemania, contenía una lata con película en rollo Ektachrome para cargar en cartuchos Fujifilm de Single-8 y ¡lo mas esperado!, el metraje sobre la Virgen comunista rodada el pasado 15 de agosto en Koreachrome, emulsión que, con sólo 5 ASA, es la película en color menos sensible del mundo. 
KOREACHROME: ¿POR QUÉ UNA SENSIBILIDAD TAN BAJA?
Se trata de la única película en color inversible (o sea, que tras el revelado no produce una imagen negativa, sino un positivo para visión directa o digitalización,  diseñada ex profeso para la filmación de detonaciones de pruebas nucleares. 
De hecho, es tan especial que los Rayos Röntgen (X, para el vulgo), ¡no la velan! e, incluso, parece ser,  que su capa antihalo es radioactiva; de hecho, después de filmar con ella, durante tres o cuatro meses, tuve un poder paranormal con el ojo que usé para mirar por el visor de la Fujica ZC1000:  como si de una cámara Kirlian¡¡¡la radiación recibida en mi pupila, o cerca de ella, en la glándula pineal,  me posibilitó ver un áurea, o efecto corona, sobre determinadas personas!!!; el efecto ya ha desaparecido.
LEGACION NORCOREANA PERMUTA UNOS METROS DE KOREACHROME EN ALEMANIA. 
Un amigo, el cineísta teutón herr Friedemann Wachsmuth, tuvo la suerte de coincidir con el jefe de prensa de una legación norcoreana de visita en Alemania, con el que intercambió algo de película AGFA Aviphot por un rollo de Koreachrome. También recibió, el amigo Friedemann, las instrucciones sobre los raros químicos a emplear para el revelado de Korachrome,  las temperaturas de los baños, sus tiempo,  etc.
 UN PROYECTO SOBRE LA DIVERSIDAD.
Seis cineístas internacionales hemos sido elegidos por herr Wachsmuth para un proyecto que consiste en rodar cada uno (entre un minuto y cinco) sobre la diversidad. 
A la inmensa mayoría,Friedemann Wachsmuth, el productor, les facilitó Kodak Ektachrome, a alguno AGFA Aviphot y AGFA Scala, y sólo dos hemos sido lo suficientemente afortunados para recibir la Koreachrome. ¡30.5 metros de la emulsión mas rara del mundo!, que me dieron para rellenar tres cartuchos Fujifilm de Single-8.
UNA CELEBRACIÓN DE LA VIRGEN EN UNA VILLA DE ALCALDE COMUNISTA.
Muy cerca de mi ciudad, existe un ayuntamiento residencial (de cuyos magníficos parques y jardines soy un gorrón), Oleiros, con un alcalde comunista de gestión tan alabada que es votado tanto por conservadores como por socialdemócratas. 
Tras pasar la estatua erigida ¡¡¡al Ché Guevara!!!, apoyada municipalmente,  se celebró la vistosa Procesión de la Ascensión, con dos pasos de la Virgen recorriendo una alfombra floral preparada desde la tarde anterior, y durante toda la madrugada, por los devotos vecinos y votantes del alcalde comunista. ¡Qué mejor oda a la diversidad que filmar un acto católico-comunista!

UNA FILMACIÓN ACCIDENTADA.
La película comienza con primeros planos de la estatua del Ché que se intercalan sobre la imagen de la Virgen confeccionada con flores. 
No pude hacer el rodaje tal y como lo tenía previsto,  pues los cartuchos, mal cargados, iban formando una especie de joroba en el rollo, atascándose, lo cual me obligaba a interrumpir la filmación cada dos o tres tomas, extraer el cartucho, y avanzarlo un pie a mano. 
Ello imposibilitó el rodaje con sonido directo y otras filigranas que tenía previstas pero, improvisando, salí del trance. 
¡A ver que sale de este experimento que conjuga la artesanía con la técnica, el Catolicismo, el comunismo y la diversidad!
Para colmo, el día amaneció nublado. Con sólo 5 ASA pensaba que iba a necesitar toda la potencia de ¡¡¡un reactor nuclear como foco!!! 

Afortunadamente, gracias a la intercesión de la Virgen, secundada con la mediación del mismísimo Ché ante el Bajísimo, la luz consiguió abrirse entre la niebla y pude filmar. 

KOREACHROME: LA MAS RARA DE LAS PELÍCULAS.
Gracias a los experimentos con los misiles con los que pretende destruir los Estados Unidos,  Kim Jom-Un (el único obeso en un país de escuálidos) se ha hecho popular en España; pero pocos saben que su padre, Kim Jong Il,  líder eterno de la República Socialista de Corea del Norte, era un gran cinéfilo (con una colección inabarcable de películas en 16 mm y 35 mm) , así como entusiasta de la tecnología fotoquímica: antes de su muerte, acaecida en 2011,  todos los eventos importantes de Corea del Norte eran filmados con película de cine, a la vez que grabados en digital (ahora sólo se hace con los verdaderamente importantes, que interesa preservar: ¡y emplean para ello cámaras alemanas Arri!).
UNA RARA PELÍCULA DE FABRICACIÓN PROPIA.
No se debe subestimar a los coreanos por culpa de las chiripitiflaúticas excentricidades de Kim Jon Un. Los coreanos pertenecen al mismo grupo étnico que los japoneses: son, pudiera decirse, "los alemanes de Asia" (en palabras de un amigo nipón).
Fruto de su laboriosidad e inteligencia, ahí está el gran desarrollo económico de Corea del Sur, una democracia capitalista, con marcas que hoy se encuentran en todos los hogares, como Samsung (cuyos productos controlan el hábito de los espectadores, que es transmitido a Corea a través de la Red).
Corea del Norte, pese a la rémora que supone regirse por una política marxista, ha conseguido llegar a ser una potencia nuclear ¡algo que no hemos logrado, sin embargo, media Europa!
Dentro de la tecnología fotoquímica, siempre se rumoreó que Corea del Norte había fabricado una cámara de Súper-8. Pero en un país tan hermético, donde es imposible para el visitante moverse con libertad, ¿quién sabe?
Si que desarrolló, Corea del Norte, su propia gama de películas: varias de tipo negativo y una inversible, la Koreachrome, ¡con sólo 5 ASA!, fabricada en las siniestras instalaciones de Kim Chek, que dejan a I.G.Farben como un jardín de infancia.

REVELADO EXITOSO
El revelado de la Koreachrome tuvo que esperar durante meses. Uno de los ingredientes químicos necesarios para el proceso es tan letal que resulta imposible de obtener en el mundo occidental: el dicromato potásico o el dimetilcadmio, a su lado, es limonada. Por ello,  ocultaré su nombre. ¡Y es que es mas peligroso que la famosa "sustancia N" con la que el III Reich, a la desesperada, buscaba ganar la guerra!
Simplemente diré que unos pocos gramos, diluidos y vertidos en una presa con agua potable, pueden causar la muerte de una ciudad entera. Su mero contacto cutáneo causa cáncer y mutaciones genéticas; la simple exposición a su vapor, produce ceguera inmediata.
Recientemente, herr Wachsmuth pudo obtener este ingrediente y, arriesgando su vida,  consiguió revelar los metros de Koreachrome, en un proceso que nada tiene que ver con el E6: es una maldita receta bartarda, híbrida entre el ECO-3 y ME4, con un diferente FD. 
¡¡¡Toda una experiencia rodar con Koreachrome!!!, un cortometraje que, problamemente, se titule "La Asunción del Ché".
Hoy, que es festivo en Galicia, mi querida región en el noroeste de España (también lo es, curiosidades de la vida, en Svalbard), metí de lleno con el montaje de este opus y los finalicé. Por precaución, ¡¡¡manipulé la Koreachrome con guantes!!!, a la hora de montarla. 
UN EKTACHROME QUE RESURGE DE SU TUMBA
Junto al Koreachrome, he recibido 240 metros en Súper-8 de la última partida del antiguo Ektachrome que le he cambiado a Friedemann por 120 metros, también de la última partida, en DS8 (con 16 mm de ancho,  de forma que es una permuta justa: la superficie total de película virgen es la misma). 
El Ektachrome de Friedemann, originalmente en 35 mm, en uno de sus viajes a Estados Unidos, a la central de su empresa, Adobe, aprovechó para cortarlo y reperforarlo en Súper-8 en Hollywood, en Pro8mm. 
Mi Ektachrome DS8 también vivió sus propias vicisitudes; mi amigo el ingeniero Igor Alsina(el mismo que diseñó una reperforadora para 9.5 mm), fue llamado para supervisar el desmantelamiento de ciertas instalaciones de un sanatorio psiquiátrico que,  cerrado por la Generalitat, se iba a demoler. En este viejo caserón, entre la cámara de electroshocks, varios tipos de máquinas de Rayos Röntgen (alguna de ellas fabricada durante la década de los cincuenta), Igor entró en una siniestra instalación frigorífica, del tamaño de un salón de actos pequeño,  en la cual, entre cerebros y otros restos orgánicos en formol, encontró cientos, sino miles, de todo tipo de placas sensibles a los Rayos Röntgen, así como dos latas de 122 metros de película Kodak Ektachrome de 16 mm con perforaciones tipo S en ambos bordes. 
Al parecer, unos de los psiquiatras, extrañamente fallecido (se corrió un tupido velo sobre su óbito pero, según se rumorea, su cadáver apareció desmembrado, ¡faltándole la cabeza!, que fue enviada mediante una mensajería a la antigua morada, en los Pirineos, de la bruja que trabajaba para Jordi Pujol), usaba este tipo de película para, en formato Ultrapan 16 mm, documentar experimentos intervalométricamente con una Bolex.  Bastantes psiquiatras (y no me refiero a Hannibal Lecter) son cinéfilos. Todavía recuerdo como el final original de "La pasión de Juana de Arco", que había desaparecido tras ser cambiado, ¡fue encontrado en 1981 en un sanatorio psiquiátrico de Oslo, en Noruega!
 
MONTAJE, FINALIZADO.
Tras regresar del Ártico, y toparme con el paquete del Koreachrome, ardía en deseos de montarlo. ¡Un día festivo, como el de las Letras Gallegas, me vino de maravilla,para dejar listo el trabajo!
La moviola empleada, es la famosa Goko Stereo 8008 que Tak Kohyama vende reacondicionadas, con el prisma limpio y garantizadas.
La empalmadora, la Fujifilm 2-Tracks, cuya cinta especial de poliéster también es suministrada por Tak. 
Tras el montaje, nada mejor que verificar el resultado en proyección directa del "filmcunable" (así es como denomino a una película única e irrepetible, sin copia fotoquímica).
La prueba, que se ve en el vídeo inmediatamente anterior, la hice con el proyector totalmente automático Fujicascope SD Auto, en su versión "Mampel Asens", comercializada sólo en España, con motivo del cambio de logotipo de Fujifilm, con objetivo Fujinon f 1.0 de 25 mm.

miércoles, 16 de mayo de 2018

NUEVOS CARTUCHOS DE SÚPER-8 DE KODAK: UNAS SUGERENCIAS

Los nuevos cartuchos Súper-8 de Kodak son muy bonitos, tanto en el exterior, indicando en grande, con tipografía retro, el ancho de nuestro querido paso cinematográfico, como en su interior, con la etiqueta del propio cartucho impresa ahora en policromía.
UN CAMBIO PARA MEJOR.
En las etiquetas precedentes, y desde hace años, se cometía un grave error: no se indicaba el tipo de película en el lugar previsto para ello, especificado por Kodak en 1964, de forma que el cineísta no tenía forma de saber, de un simple vistazo,  que tipo de película estaba cargada en la cámara mirando a través del ventanuco, en lo que era toda una paradoja: ¡la inventora del formato, Kodak, estaba incumpliendo sus propias normativas!, sí respetadas, en cambio,  por los demás fabricantes.  
En su momento, comenté este hecho primero en el grupo de Facebook que administro, Super 8 mm (https://www.facebook.com/groups/27648968851/   , que frisa ya los ¡¡¡4.000 miembros!!!), y después, en esta bitácora "Mi mundo en Súper-8" (¡mas de 262.000 lecturas de sus publicaciones en dos años!).
En Rochester me leyeron y Kodak tomó nota: los nuevos cartuchos, con etiqueta a colores, indican el tipo de película en el lugar correcto para ser visto por el ventanuco de las cámaras de todas las marcas.  
Además, las viejas etiquetas estaban revestidas con un barniz que impedía la escritura rápida de, por ejemplo, la numeración del cartucho, error que ahora se ha solventado.
SUGERENCIAS PARA NUEVAS MEJORAS.
A) Sensibilidad y tipo de luz. 
¡Fabuloso que ahora se pueda comprobar la denominación en catálogo de la película a través del ventanuco de cualquier cámara! Sin embargo, añadiría una información más para verse a través de la ventanilla: 
1) la sensibilidad de la emulsión, 
y 2)  una T o D para, de un vistazo, saber si la cámara se encuentra cargada con película para luz de tungsteno o diurna. 
Queda muy profesional, y hasta esotérico,  lo de 7213 para la 200T, 7219 para la 500T, 7203 para la 50D, y 7266, pero, para el camarógrafo superochista, normalmente un lobo solitario, un francotirador, que acomete sin ayuda todas las labores de una producción, se le facilitaría el trabajo añadiendo al código de la película su sensibilidad y tipo de emulsión de forma que pudiese ser visto a través del ventanuco.
B) Tipografía de diferente color según el tipo de película. Actualmente, las tres emulsiones Kodak de color vienen con el código de emulsión para ver a través del ventanuco impreso en negro. En otro lugar de la etiqueta, la información de la sensibilidad se encuentra en blanco con fondo rojo, para las de color negativo Vision, y en fondo verde para la de blanco y negro inversible Tri X. 
Mi sugerencia es que cada emulsion tendría que identificarse un color diferenciado: 
1) La Tri X podría ir en letras blancas con fondo negro; 
2) La 50, para luz de día, podría quedar perfectamente con letras blancas en fondo rojo; 
y 3)  las dos para tungsteno, en letras blancas con fondo en distinto color de azul. 
Ello facilitaría la labor del cineísta francotirador, que no es raro que filme con varias emulsiones en un mismo trabajo. 
C) Envoltorio del papel de los cartuchos grabado.   Desde hace unos años, el papel de aluminio de los cartuchos Kodak es, en su exterior, simplemente blanco. ¡Lejos quedan los tiempos en que era del color corporativo e indicaba, orgullosamente,  de que se trataba de un producto Kodak! 
Lo ideal sería que, como hacía Fujifilm hasta el 2012, estos envases de papel de aluminio fueran en rojo, para película luz de día, en azul, para luz de tungsteno,  y en blanco y negro para la Tri X. 
Si de lo que se trata es de reducir costes de impresión, podría valer el envase blanco pero, ¡ojo!,  indicando el tipo de película y la advertencia de evitar pasarla por Rayos X. Por ejemplo, bastaría con indicar para la 7203 este código y, además, la sensibilidad y tipo, 50 D, amén del consabido "FILM: do not X Ray".
El sistema actual, con todas las emulsiones empaquetadas en blanco, obliga a viajar con las cajas de cartón de origen para saber la clase de emulsión, ocupando espacio, añadiendo peso y posibilitando errores cuando, en un mismo día de rodaje, se llevan varias emulsiones.
La policía de los puestos de control en los aeropuertos, al ver simplemente envases en blanco, sospechan de que se trate de algo raro...