domingo, 23 de julio de 2017

VISION 200: ¡¡¡ATASCADO!!!

Una de las razones por las que prefiero filmar el 8 mm con perforaciones tipo S en cartuchos de Single-8 y no de Súper-8 es debido a que el diseño de Fujifilm nunca se atasca filmando con emulsiones cinematográficas; si acaso, con alguna película cortada a partir de diapositivas, sucede alguna anomalía, el camarógrafo la detecta inmediatamente viendo si gira una de los dos ejes a través del ventanuco tipo ojo de buey del compartimento de película. Esta comprobación no es posible en Súper-8, con el cargador Kodak, pues sólo tiene un eje coaxial.
ATASCADO UN CARTUCHO
Esta mañana de domingo, con gran esfuerzo, pues por la mañana, en la ducha, al agacharme, sufrí un ataque de lumbalgia, me acerqué a la Feria Medieval de las Maravillas, en la Cidade Vella coruñesa, para filmar unas pocas tomas. Tuve la mala suerte de que se me atascase un cartucho de Kodak Vision 200 que llevaba en la Bauer C900. Sabe Dios si algo de lo que filmé habrá sido impresionado.
Al llegar a casa, cambié el cargador para la Bauer A512, cámara que normalmente traga con todo, ¡pero no hubo manera! No avanza. Cuando me refiero a mis opus superochísticos como trabajos penitenciales, lo hago pensando en imponderables como el descrito,  que se añaden a un largo rosario de penalidades que supone filmar con película. Pero ¡qué bonito es luchar contra la adversidad! 
FILMACIÓN CON EXPOSICIÓN LENTA.
Ayer sábado, tras disfrutar de la obra maestra "Dunkerque",  del genio Christopher Nolan (filmada y terminada en película de 70 mm por este gran defensor del Súper-8),  largometraje al que próximamente me referiré en esta bitácora, fui a filmar un plano con exposición lenta de la Torre de Hércules, después de anochecer, en el momento en que se enciende la iluminación ornamental del bimilenario faro.  Menos mal que la filmación transcurrió aparentemente sin contratiempos, con la Bauer A512 cargada con Vision 50 (escribo aparentemente pues, en cine, nunca se sabe el resultado hasta después del revelado: un simple pelo en ventanilla pueda arruinar una filmación).
Todo ello como parte de un rodaje que estoy acometiendo a largo plazo, denominado provisionalmente "Las 101 cosas que un CTV tiene que hacer antes de morir"
PLAYA DE AS LAPAS, ¡¡¡NO!!!: A LAGOA
Cuando llegué, con la puesta de sol, la marea estaba baja, de forma que pude comprobar la razón de ser del nombre original de este arenal coruñés en la cartografía militar: "Playa da Lagoa", pues una barrera rocosa separa las tranquilas aguas interiores de mar abierto, -excepto por un canal- (ver fotografía superior).
Los CTV conocen esta playa no como la de "As Lapas", nombre moderno sin tradición, sino como la de A Lagoa o Arenal da Lagoa, tal y como describe Mr. Hyde en mi cortometraje "Dr. Jekyll en la ciudad de las playas", que, cuando lo difundió la voz de Galicia, a final del verano pasado, superó los 40.000 espectadores.
Si alguien no lo ha visto, lo puede visionar en la pantalla inferior: es un documental de promoción turística narrado en clave humorística, rodado en Súper-8 en cartuchos Fujifilm con formato anamórfico Iscorama y película Kodak Ektachrome.

DR. JEKYLL EN LA CIUDAD DE LAS PLAYAS from IB CINEMA Motion Picture Films on Vimeo.

sábado, 22 de julio de 2017

LOST IN TRASLATION EN 16MM

Debo empezar diciendo que “Lost in translation” es una de mis películas favoritas de la pasada década. Cuando dos o tres años después de su estreno tuve que viajar a Japón por motivos de trabajo, me sentí muy identificado con ciertas situaciones vividas por los protagonistas, Bill Murray, que interpreta a un veterano actor de teatro que se encuentra en Tokio para rodar una publicidad, y Scarlett Johansson, joven esposa de un fotógrafo tan ocupado que ni siquiera le presta atención aún en sus apariciones con escasa vestimenta.
“Lost in translation” plasma muy bien la sensación de soledad que un occidental siente en Japón (el título, “Perdido en la traducción”, ya nos da una pista), sensación de aislamiento que se incrementa en otras ciudades distintas de la capital donde ni siquiera hay letreros en inglés. La soledad que sienten los dos protagonistas en una cultura tan extraña es un pretexto para que la directora y guionista, Sofia Coppola,  muestre que ya arrastraban una soledad interior debido a una existencia infeliz, probablemente oculta por la vorágine de la vida cotidiana en sus ciudades de origen: Bill Murray soportando un  matrimonio aburrido con una esposa egoísta, y Scarlett con un marido obsesionado por el trabajo.
Esta soledad personal de ambos se manifiesta no sólo por comportamientos como el insomnio, el semblante triste y aburrido de Bill (incluso en el rodaje del anuncio), sino también por las diversas secuencias en que ella observa la metrópoli desde el silencio de su habitación, el zumbido electrónico en el pasillo del hotel, amén de por el aspecto general de la fotografía, en general en tonos fríos.
El insomnio sirve para unir a Bill y a Scarlett: él no concilia el sueño y, para colmo, su mujer le incordia con una pregunta inútil por fax en medio de madrugada, mientras que ella no consigue dormir por los ronquidos de su esposo; a la noche siguiente, los dos insomnes coinciden en el bar del hotel. Poco a poco, la directora va tejiendo una relación de cariño, tal vez de algo más, a partir de la soledad de ambos personajes, con un espléndido uso de los silencios, como entre respuesta y respuesta cuando se encuentran en albornoz cerca de la piscina;  sobre la cama de él, mientras ven en televisión “La dolce vita”; o, el tirante silencio, cuando Scarlett descubre que Bill ha pasado la noche con la cantante del hotel. Esta peculiar amistad que ha surgido a través de la soledad personal y ambiental, se muestra magistralmente con el beso final y el abrazo, en silencio en medio del bullicio de Tokio
En la versión en miserable Blu Ray no se ve, pues fue "corregida" y limpiada digitalmente, siguiendo la nefasta moda de las grandes distribuidoras, pero en el positivo de cine, como el que poseemos en la Cinemateca de Galicia/IB Cinemaen la secuencia de la discoteca, la directora no cortó ni disimuló tres o cuatro fotogramas, de principio o final de chasis de filmación, en los que entró luz por las perforaciones, como puede comprobarse en el lateral derecho de la foto. Detalles como éste son auténticas golosinas para las retinas en una era, como la presente, de bazofia digital. El director de fotografía, Lance Acord, filmó en su mayor parte con la Vision 200T.
Me gusta tanto, esta obra, que suelo proyectarla una o dos veces al año, aunque la tenga que ver, como fue el caso de ayer viernes, en solitario.



viernes, 21 de julio de 2017

BAUER A512: ¿CÓMO LIMPIAR LA VENTANILLA?

Actualmente, como muchas películas son recargadas en sus cartuchos artesanalmente, no resulta raro que algún pelo atraído por la estática de la emulsión termine depositándose en la ventanilla de la cámara, pues los cineístas, por muy limpio que tengamos nuestro laboratorio, no tenemos el grado de asepsia de un gran fabricante. 
La cámara más fácil de limpiar es la Fujica ZC1000: 
1) se quita el objetivo; 
2) se abre el obturador con la palanca de filmación manual; y 
3) se limpia la ventanilla primero con un pincel de pelo de camello y, acto seguido, con aire comprimido. 
Mas compleja es la tarea de limpiar cámaras en las que no se puede desmontar el objetivo y tienen carga de película trasera, como la magnífica Bauer A512. En este artículo, describimos como lograrlo. 
MATERIAL NECESARIO.
1) Una mesa de superficie limpia, a ser posible rociada con un aerosol de algún producto repelente del polvo;
2) un pincel de calidad de pelo de camello (o crin de caballo); 
3) una lupa; y
4) aire comprimido.
PRIMER PASO. 
Hemos revelado el último cartucho y, al proyectarlo, ¡descubrimos con horror un molesto pelo en la imagen! Imposible continuar el rodaje. Lo primero que hay que hacer, si la cámara está cargada, es extraer el cartucho.
SEGUNDO PASO. 
¿Cómo ver el pelo a través de la ventanilla de exposición? Al terminar de filmar, el obturador siempre queda cerrado, de forma que la ventanilla estará mas negra que la boca de un espectro. Además, la Bauer A512 es, como ya se descrito, de carga trasera, de forma que la inspección visual de la ventanilla a corta distancia es imposible. El segundo paso es activar el temporizador de exposición lenta que se encuentra debajo del objetivo, así como, al mismo tiempo,  abrir su exposímetro específico, en el lateral superior. 
TERCER PASO.
Colocar el interruptor de selección de modalidad de exposición en B/Auto (tras un círculo amarillo). Los detallistas pueden observar como mi Bauer A512 es única: modificada por André Egido, el técnico de Robert Bosch en Francia, ¡la rapidez de la emulsión se elige manualmente!.

CUARTO PASO. 
Se conecta la energía de la cámara, en el interruptor general, sin demasiada luz, para que quede abierto el obturador inmediatamente antes de cortar la alimentación.  De esta forma, con la exposición lenta activada y la modalidad en B, el obturador de la A512 quedará abierto todo el tiempo que precisemos para el mantenimiento. 
QUINTO PASO. 
Con el obturador abierto, es posible, enfocando a una luz, ver la ventanilla de exposición. Primero, debemos limpiarla con el pincel de pelo de camello (o de crin de caballo). Después, con la cánula, aplicar aire comprimido a discreción. 
SEXTO PASO.
Con una lupa, inspeccionar la ventanilla. Algunos pelos son complejos de quitar, de forma que podría ser necesario repetir la operación. 
Una vez limpia la cámara, hay que volver cada mando de control a su posición normal.



jueves, 20 de julio de 2017

SINGLE-8: ¿CÓMO RECARGAR CARTUCHOS?

La película de Súper-8 en cartuchos Fujifilm de Single-8 nos permite emplear la mejor cámara de cine jamás fabricada, y que nunca será superada: la Fujica ZC1000. Como todas las de Single-8, la Fujica ZC1000 posee el presor metálico en la cámara.
Pero, además, la ZC1000 permite:
1) la filmación marcha atrás sin variación en la línea de encuadre;
2) montura C, con adaptadores para todas las ópticas fotográficas y cinematográficas;
3) innumerables accesorios: intervalómetro, visor de ángulo, autodisparador, dispositivo de exposición lenta, etc.
4) contador de fotogramas digital;
5) obturador variable que se puede bloquear en cualquier posición.
6) doble sistema de obturación, uno de ellos con espejo oscilante que envía el cien por ciento de la luz al visor y, alternativamente, deja pasar la imagen en trayectoria directa a la película, sin prismas ni espejos; y, entre otras,
7) filmación a 72 fotogramas por segundo.
La Fujica ZC1000 cuenta con otras muchas más ventajas: pero ya habrá ocasión de referirse a ellas en el futuro.  
El cartucho Single-8 permite, por añadidura, emplear la cámara de S8 mas diminuta: la sorprendente Fujica P2 que, si se reduce su obturador de 220 grados a 150 grados, es capaz de ofrecer un rendimiento asombroso. Como todos los productos Fujifilm, son extremadamente fiables y parcos en el consumo de energía
PELÍCULA DE SINGLE-8.
Hasta hace unos pocos años, Fujifilm vendía sus magníficas emulsiones en poliéster Fujichrome R25N, para luz de día, y RT200N, para luz de tungsteno. A petición del cineísta, Fujifilm devolvía las películas reveladas con pistas magnéticas "pintadas" (líquidas, de "pasta") o, incluso,  reveladas como blanco y negro.
Ya antes de que  Fujifilm cesara la producción de la gama Fujichrome N, la firma Retro Enterprises, de Japón, propiedad de mi amigo Tak Kohyama,  pasó a vender su propio portafolio de películas Fujifilm cortadas y reperforadas a partir de inversibles fabricadas para diapositivas: aquellos maravillosos años me permitieron disfrutar de los colores sobrenaturales de la Velvia 50, los delicados tonos de piel de la Fujichrome 64T, la fácil de digitalizar (por su bajo contraste) Astia (en sus versiones 100 y 400), e incluso la Kodachrome (revelada por Dwayne´s).
Actualmente, Retro Enterprises suministra, en Single-8,  la Fujifilm Provia 100D y, en blanco y negro, la OrWo. En tiradas limitadas, otras emulsiones: por ejemplo, en mi nevera tengo cinco cartuchos Fujifilm Velvia 100, que conservo para algo especial. Y parece ser, ahora que la reperforación se hace en hace en Japón, que la Provia 400D va a estar disponible muy pronto.
Retrolab Cinema, de Málaga, en España, vende película de Single-8 de la casa Foma, con el revelado incluido en el precio: exigen un depósito previo que garantice la devolución del cartucho.
 CARTUCHOS SINGLE-8: UNA CONCEPCIÓN ECOLÓGICA.
A diferencia de los de Súper-8, cuya recarga es endiablada, el Single-8, desde un principio, fue presentado teniendo en cuenta el medio ambiente: los cartuchos de gran calidad, esta concebidos para su reutilización: la propia Fujifilm recargaba sus cartuchos hasta, mas o menos, 1970. Esos iniciales cartuchos recargables se distinguen de los otros pues llevan una cinta adhesiva en los extremos superior e inferior.
Cuando es coste de la mano de obra japonesa se encareció, Fujifilm dejó de recargar los cartuchos. Pero incluso los no recargables, como son idénticos, resultan fáciles de abrir: la primera vez, el pegamento se despega con un suave movimiento torsional en el cartucho. Una vez cargada la película, el cartucho se asegura por los extremos con cinta aislante de la marca 3M,  que no deja residuos.
MIS CARTUCHOS PERSONALIZADOS.
Si los cartuchos Fujifilm son de los que venían serigrafiados, entonces simplemente les pego una pegatina de IB CINEMA por encima, indicando el tipo de película.
Si son cartuchos de película del tipo N, que traen su propia pegatina, antes de adherir las personalizadas, debo quitar las de Fuji: como están muy bien pegadas, lo mejor es impregnarlas con carburante de mechero Zippo, a ser posible marca Ronson, que no deja residuos, y "pelar" poco a poco la vieja etiqueta.
En el interior del cartucho, después de limpiarlo cuidadosamente, y aplicarle una solución antiestática, lubrico levemente con vaselina los dos rodillos y aplico con el dedo una finísima lámina de aceite de máquina de coser marca Singer eb la parte del cartucho sobre la que va a friccionar la película.
PROCEDENCIA DE LA EMULSIÓN.
Para recargar uno mismo cartuchos de Single-8, lo mejor es comprar película a granel "por metro" ya cortada en Súper-8: por ejemplo, la AGFA Scala, en blanco y negro, y la AGFA Aviphot se pueden conseguir así.
Otra opción, es extraerla de los cartuchos de Súper-8 e introducirla en el de Single-8: dependiendo del grosor de la emulsión, podremos meter entre 10.5 metros de la Velvia 50 y los casi 15 metros, con la Scala.
Una tercera alternativa es adquirir película de 16 mm con perforaciones tipo S, para Doble Súper-8, y cortarla antes de meterla en el cartucho. Ello permite, con una bobina de treinta metros, rellenar 6 cartuchos con diez metros cada uno.
La labor de cortado exige mucha precisión pues la menor variación en la velocidad del avance se traduce en un cortado de anchura irregular, lo que imposibilita el posterior pistado y dificulta su digitalización.
RECARGADORA AUTOMÁTICA.
El emprendedor español César Ballesteros, de CBD, fabricó en su día una recargadora de Single-8 eléctrica cuyo avance estaba basado en la Fujica P2 con el motor modificado para girar en sentido inverso.
Es una máquina relativamente fácil de fabricar, que puede verse en este vídeo grabado por el recordado cineísta valenciano Pau Maldonado (Zoe):






cortadora DS8mm y recargadora single8mm from zOe on Vimeo.

miércoles, 19 de julio de 2017

"ENCADENADOS" EN SÚPER-8 CON EL FUMEO 9145

Tengo buena parte de la filmografía de Alfred Hitchcock en distintos pasos cinematográficos: 35 mm, 16 mm y Súper-8, siempre en positivos que respetan el formato, algo que no pasa, por ejemplo, con el miserable Blu Ray de "Psicosis", que viene en "panorámico" cuando el maestro de la intriga británico concibió esta obra para ser disfrutada entre 1.37 y 1.66 (mi positivo de la misma, en 16 mm,  se encuentra en el correcto 1.37 pero, variando la ventanilla la puedo proyectar en 1.66 también).
El pasado sábado pasé, para la familia,  "Encadenados" en Súper-8: en la pista uno con su sonido en inglés y en la pista dos con el doblaje en castellano. El positivo, americano, es de una definición tan cristalina y de un blanco y negro tan rico, que, proyectado con el Fumeo 9145 de xenón 500, el proyector de Súper-8 mas potente del mundo (de hecho, viene con la misma linterna Irem que su equivalente de 16 mm y 35 mm., con los que comparte cuerpo), con objetivo suizo Kern, es casi como estar viendo 35 mm. 
 Si Alfred Hitchcock es uno de mis directores favoritos, “Encadenados”, una de sus obras que más estimo, ocupa un lugar especial en mi retina no sólo por el suspense que consigue intrigar al espectador con únicamente dos elementos (la llave de la bodega que Ingrid Bergman logra retirar del llavero de su esposo –Claude Rains- en el dormitorio y la falsa botella de vino que contiene polvo de uranio), sino también por el desarrollo del conflicto entre el amor y el servicio a la patria tanto en el caso de Cary Grant e Ingrid Bergman como, a su manera, del propio Rains.
Este conflicto, en el caso de Bergman y Grant, se encuentra plasmado de una manera magistral en la secuencia del beso de casi tres minutos que, si aun hoy sigue sorprendiendo, en la época de su estreno, 1946, debió causar sensación entre los espectadores.
El ósculo comienza en la terraza y concluye en el extremo contrario del apartamento, junto a la puerta de entrada, planificado como un único plano secuencia, sin cortes, que va acompañando a los dos personajes.

El diálogo de este tórrido plano secuencia es, probablemente, una argucia del director para evitar los tijeretazos de la censura, pero, además, es una alegoría de la completa compenetración sexual entre los dos atractivos protagonistas, realzada con los gestos y frases pronunciadas seductoramente por Ingrid Bergman (“sólo necesitamos un plato para ti, otro para mí”, “comeremos con las manos”, etc.).

La culminación en coito del amor debe posponerse, sin embargo, en aras de un ideal superior: el servicio a la patria en una misión de espionaje. Atendiendo el teléfono, sin dejar de besar, Cary Grant promete volver a las siete, con una botella de vino que le pide Ingrid Bergman, botella que se transforma en otra alegoría, la de la pasión no consumada, cuando Cary Grant la olvida en el despacho de sus superiores en el servicio secreto tras serle ordenado que Ingrid Bergman seduzca a Claude Rains.
El tercer vértice de este triángulo amoroso, ausente en la secuencia, pero presente, es Claude Rains, igualmente enamorado de Ingrid Bergman, y que no se debe olvidar que también está sirviendo a su patria, aunque esta no sea otra que la perversa Alemania nazi.

martes, 18 de julio de 2017

SÚPER-8 DIVINO: LO ESTABA ESPERADO... ¡Y APARECIÓ!

Hace unos días, ordenando parcialmente la hemeroteca de la Cinemateca de Galicia /IB Cinema, descubrí el grueso opúsculo de instrucciones en alemán, válido para dos modelos muy apreciados actualmente por los cineístas: la Canon 1014 XLS y la Canon 814  XLS.
Como ya disponemos de sus versiones en inglés y español, lo ofrecí gratuitamente a través de la página de Facebook "Super 8mm" (enlace aquí: https://www.facebook.com/groups/27648968851/ ).
Inmediatamente me lo solicitó el amigo Phillip Peiben: estaba buscándolo... ¡y milagrosamente apareció!
 Se ofreció a pagar el porte: le respondí que no quería nada. Como insistió, le contesté que hiciera el donativo del coste del correo en su iglesia Católica más cercana.

¡Da gusto ver como responde la gente que integra la comunidad superochística! Aunque el coste del correo fue inferior a tres euros, Phillip fue extremadamente generoso ¡y donó nada menos que diez euros!
Phillip filma con la Canon 1014 XLS, una cámara de Súper-8 de la cual ya hablaremos en su día, pero de la cual merece reseñarse que su granangular (sin conversor) llega a 6 mm, dispone de fundido encadenado automático, autodisparador, intervalómetro, obturador variable y, entre otras golosinas técnicas, una que en su día fue considerada espectacular por los camarógrafos: cuando la película se acaba, o se atasca, en el visor, mediante un sofisticado sistema de espejos, aparece la palabra "end" en rojo en sobreimpresión sobre la imagen.




lunes, 17 de julio de 2017

EL EXTRAORDINARIO ÉXITO MUNDIAL DE LA PÁGINA DE FACEBOOK SUPER 8MM

Si hace cinco días escribíamos sobre la inesperada acogida mundial de esta bitácora "Mi mundo en Súper-8", con 144.192 lectores en este año (hoy ya son 145.816), en esta ocasión toca referirse a la página de Facebook Super 8mm , de la cual soy administrador y cuyo enlace es el siguiente:
https://www.facebook.com/groups/27648968851/
Paso a paso, cuenta ya con la friolera de 3.132 seguidores, habiéndose convertido en la principal fuente de información actualizada mundial, en Facebook, de nuestro querido formato. Aunque unos pocos miembros escriben en español, el idioma mayoritario es el inglés, pues Estados Unidos, con gran diferencia sobre el resto, aporta el mayor número de lectores.
SUPER 8MM: PROCEDENCIA GEOGRÁFICA.
Tras los maravillosos Estados Unidos, sigue otra gran nación: Gran Bretaña. Y la tercera, como no podía ser de otra manera,  Alemania, la locomotora de Europa. Pero sorprende el relevante papel de España, en cuatro lugar, inmediatamente encima de Canadá.
En Súper-8, ¡España sí que está la Champions League del formato!
En cuanto a ciudades, Londres es la que aporta un mayor número de lectores, seguida de Nueva York y Los Ángeles.  Ya a mas distancia sigue, ¡sorprendentemente!, Constantinopla, casi empatada con Berlín.
SUPER 8MM: SEXO Y EDAD.
Pese a los intentos de Fujifilm por feminizar el Súper-8 mm,  con una línea de cámaras y proyectores concebida para mujeres, el formato, como bien plasma J.J Abrams en "Súper-8" fue y sigue siendo eminentemente masculino, con un 78.9 por ciento de hombres y sólo un 20.6 de mujeres. El 0.5 % restante ¿qué son? ¿Sodomitas? Lo ignoro.
En cuanto a la edad, esperaba encontrar uno el mayor número de lectores en la franja entre los 55 y 64 años, que son los que hemos crecido desde niños con el formato. Gran error: sólo un 6.9 % de hombres y un 1 % de mujeres se encuentran en esta fila.
Los dos grupos mas numerosos, ambos prácticamente igualados por encima del 25 por ciento cada uno (sumando los dos sexos), se encuentra entre los 25-34 años y 35-44 años.
Llama la atención, también dos hechos:
1) el grupo de hombres y mujeres entre 18 y 24 años ¡supera el diez por ciento!; y
2) las féminas, incrementan su porcentaje total a medida que la edad disminuye.
Todo ello produce buenas vibraciones: el Súper-8 interesa a la gente joven, cada vez a mas mujeres, con lo cual tiene grandes posibilidades de seguir creciendo. ¡Tranquila, Kodak, el súper-8 tiene mucho que decir todavía en el terreno artístico y técnico!
¡Tres hurras por el Súper-8!
Nota: la fotografía de la portada del Facebook Super 8mm es de una película de la directora hispano-venezolana Patricia Venti, rodada en Nueva York, con una Canon 1014XLS