miércoles, 16 de agosto de 2017

LA VIRGEN COMUNISTA EN KOREACHROME

Ayer martes 15 de agosto fue un día especial, no sólo por ser el XXVI aniversario de mi matrimonio, sino por que fui a filmar tres rollos de la película inversible en color Koreachrome, la película menos sensible del mundo ¡¡¡de sólo 5 ASA!!!  
KOREACHROME: ¿POR QUÉ UNA SENSIBILIDAD TAN BAJA?
Se trata de la única película en color inversible (o sea, que tras el revelado no produce una imagen negativa, sino un positivo para visión directa o digitalización) diseñada ex profeso para la filmación de detonaciones de pruebas nucleares. De hecho, es tan especial que los Rayos Roentgen (X, para el vulgo), ¡no la velan! e, incluso, parece ser,  que su capa antihalo es radioactiva: de hecho, desde que filmé con ella tengo una sensación nueva en el ojo que usé para mirar por el visor: ¡¡¡la radiación creo que me ha proporcionado visión de Rayos X!!!)

LEGACION NORCOREANA PERMUTA UNOS METROS DE KOREACHROME EN ALEMANIA. 
Un amigo, el cineísta teutón herr Wachsmuth, tuvo la suerte de coincidir con el jefe de prensa de una legación norcoreana de visita en Alemania, con el que intercambió algo de película AGFA Aviphot por un rollo de Koreachrome. También recibió, el amigo Friedemann, las instrucciones de qué químicos emplear para el revelado de Korachrome,  las temperaturas de los baños, sus tiempo,  etc. 

UN PROYECTO SOBRE LA DIVERSIDAD.
Diez cineístas internacionales hemos sido elegidos para un proyecto que consiste en rodar cada uno un minuto sobre la diversidad. A la inmensa mayoría, Friedemann Wachsmuth, el productor, les facilitó Kodak Ektachrome, a alguno AGFA Aviphot y AGFA Scala, y sólo dos hemos sido lo suficientemente afortunados para recibir la Koreachrome. ¡30.5 metros de la emulsión mas rara del mundo!, que me dieron para rellenar tres cartuchos Fujifilm.


UNA CELEBRACIÓN DE LA VIRGEN EN UNA VILLA DE ALCALDE COMUNISTA.
Muy cerca de mi ciudad, existe un ayuntamiento residencial (de cuyos magníficos parques y jardines soy un gorrón), Oleiros, con un alcalde comunista de gestión tan alabada que es votado tanto por conservadores como por socialdemócratas.
Tras pasar la estatua erigida ¡¡¡al Ché Guevara!!!, con la total colaboración municipal se celebró la vistosa Procesión de la Ascensión, con dos pasos de la Virgen recorriendo una alfombra floral preparada desde la tarde anterior, y durante toda la madrugada, por los devotos vecinos y votantes del alcalde comunista. ¡Qué mejor oda a la diversidad que filmar este acto!
UNA FILMACIÓN ACCIDENTADA.
La película comienza con un primer plano de la estatua del Ché que se funde, en encadenado, sobre la imagen de la Virgen confeccionada con flores. No pude hacer el rodaje tal y como lo tenía previsto,  pues los cartuchos, mal cargados, iban formando una especie de joroba en el rollo, atascándose, lo cual me obligaba a interrumpir la filmación cada dos o tres tomas, extraer el cartucho, y avanzarlo un pie a mano. Ello imposibilitó el rodaje con sonido directo y otras filigranas que tenía previstas pero, improvisando, salí del trance. ¡A ver que sale de este experimento que conjuga la artesanía con la técnica!
Para colmo, el día amaneció nublado. Con sólo 5 ASA pensaba que iba a necesitar toda la potencia de ¡¡¡un reactor nuclear como foco!!!

Afortunadamente, gracias a la intercesión de la Virgen, secundada con la mediación del mismísimo Ché ante el Bajísimo, la luz consiguió abrirse entre la niebla.
KOREACHROME: LA MAS RARA DE LAS PELÍCULAS.
Gracias a los experimentos con los misiles con los que pretende destruir los Estados Unidos,  Kim Jom-Un (el único obeso en un país de escuálidos) se ha hecho popular en España; pero pocos saben que su padre, Kim Jong Il,  líder eterno de la República Socialista de Corea del Norte, era un gran cinéfilo (con una colección inabarcable de películas en 16 mm y 35 mm) , así como entusiasta de la tecnología fotoquímica: antes de su muerte, acaecida en 2011,  todos los eventos importantes de Corea del Norte eran filmados con película de cine, a la vez que grabados en digital (ahora sólo se hace con los verdaderamente importantes, que interesa preservar: ¡y emplean cámaras alemanas Arri!).
UNA RARA PELÍCULA DE FABRICACIÓN PROPIA.
No se debe subestimar a los coreanos por culpa de las chiripitiflaúticas excentricidades de Kim Jon Un. Los coreanos pertenecen al mismo grupo étnico que los japoneses: son, pudiera decirse, "los alemanes de Asia" (en palabras de un amigo nipón).
Fruto de su laboriosidad e inteligencia, ahí está el gran desarrollo económico de Corea del Sur, una democracia capitalista, con marcas que hoy se encuentran en todos los hogares, como Samsung (cuyas cámaras controlan el hábito de los espectadores, que es transmitido a Corea a través de la Red).
Corea del Norte, pese a la rémora que supone regirse por una política marxista, ha conseguido llegar a ser una potencia nuclear ¡algo que no hemos logrado, sin embargo, media Europa!
Dentro de la tecnología fotoquímica, siempre se rumoreó que Corea del Norte había fabricado una cámara de Súper-8. Pero en un país tan hermético, donde es imposible para el visitante moverse con libertad, ¿quién sabe?
Si que desarrolló, Corea del Norte, su propia gama de películas: varias de tipo negativo y una inversible, la Koreachrome, ¡con sólo 5 ASA!, fabricada en las siniestras instalaciones de Kim Chek, que dejan a I.G.Farben como un jardín de infancia.

¡Veremos que es lo que sale de aquí y del revelado del amigo Friedemann, con las pócimas preparadas con ingredientes prohibidos en el mundo occidental!
Vídeo grabado con el móvil de la alfombra floral en este enlace:
 https://www.facebook.com/groups/27648968851/permalink/10156532416303852/?pnref=story

martes, 15 de agosto de 2017

XXVI ANIVERSARIO DE BODA CON EL ELMO SC30

Tal día como hoy, en 1991, fue la fecha en que María Jesús y yo nos casamos, en el convento de las Siervas de María, justo delante de la que iba a ser nuestra casa.
Casi todos los años solemos ver la película de nuestra boda, rodada por nuestro amigo José Manuel, en Single-8 Fujichrome RT200 con dos cámaras Fujica M300AF.
Este año, sin embargo, aprovechando que hoy, día de la Asunción de María, es festivo en buena parte del mundo civilizado, aprovechamos para proyectar la película de nuestro viaje de luna de miel que, en compañía de nuestros amigos británicos del desaparecido Movie Group, de los llorados Tony Rose y John Wright, hicimos en el "Amerikanis" al Caribe.
Esta película la filmé en el Fujichrome fetén, el R25 de poliéster. Y, ya en aquella época, en Iscorama (¡con el 54, nada menos!) Por diversas causas, sin embargo, no la sonoricé (en las propias pistas magnéticas), hasta principios de este siglo, cuando buena parte de los que aparecen en ella ya habían fallecido. Ello es parte de la magia del Súper-8: permite recordar para siempre los recuerdos del ayer, de forma imborrable.

Es esta la explicación (y se trata de una teoría personal), en que ninguno de mis amigos que tienen filmadas sus bodas en Súper-8 por mí se han separado. El Súper-8, especialmente en el poliéster del Single-8, es una alianza mas firme e imperecedera que un anillo. No desaparece con el "click" de un archivo digital.
ELMO SC 30: UN RETROPROYECTOR MAGNÍFICO.
Es, el Elmo SC30, un aparato siempre preparado en el dormitorio, desde que nos casamos. Aunque puede proyectar en pantalla grande, con su famoso objetivo de luminosidad 1.1 (uno de los más nítidos fabricados) y su lámpara de 150 W, en nuestro dormitorio, con luz ambiente, siempre me sirvo de su pantalla de retroproyección.
No debe ser confundido el SC30 con su hermano menor el SC18. El SC30 ofrece una pantalla incorporada mas grande y de mayor calidad y es totalmente automático: sólo hay que introducir la película por la ranura y la máquina hace todo sola, desde encender la lámpara hasta apagarse al finalizar la función.
Es uno de los pocos proyectores de Súper-8 que cuentan, además, con un mando a distancia electrónico que, para colmo de virguería técnica, ¡incorpora hasta un micrófono! 


lunes, 14 de agosto de 2017

"DUMBO", RARA EDICIÓN COMPLETA DE DERANN EN VENTA (en inglés y español)

El tiraje en Súper-8 que hizo Derann Films, en Inglaterra, de la versión completa de "DUMBO", en soporte de poliéster y positivo LPP de bajo desvanecimiento, es muy raro pues sólo se vendió "discretamente" a clientes de confianza. Al ser en poliéster, LPP y con pistas de pasta, el positivo se mantendrá intacto duramente medio milenio, cuando menos, pues, además, en su momento pasé todas las partes a una bobina de largometraje norteamericana Plio Magic con su caja original, en un plástico especial con especificaciones de archivo, y que, en sí misma, es de colección.
EDICIÓN CON LAS DOS BANDAS SONORAS ORIGINALES EN INGLÉS Y ESPAÑOL.
En la pista uno, se encuentra el sonido en inglés. En la pista dos, el sonido en español. En el vídeo enlazado mas abajo, grabado con el móvil, se comprueba como, cambiando el canal de reproducción,  el doblaje cambia su idioma (también se puede escuchar en los dos, simultáneamente).
El sonido en español merece un comentario aparte. Existen tres doblajes de "Dumbo": el original, de 1942, hecho en Argentina, con la aprobación directa del propio Walt Disney. Otro doblaje, mexicano, de 1969. Y finalmente, el doblaje en español con acento castellano.
El doblaje en español que repiqué en la pista dos es el mas raro de todos, el de 1942, que extraje en su momento de mi positivo en 35 mm. Technicolor.  En la época de su estreno en España, la censura, por increíble que parezca,  ¡cortó una breve secuencia! de esta película:  estos pocos segundos, que en el momento de su estreno en cines no se exhibieron en España, se encuentran en inglés.
UNA JOYA DE COLECCIONISTA QUE DISFRUTA TODA LA FAMILIA.
El entusiasta del cine en Súper-8 disfrutará con el hipnótico azul o los rojos que parece salgan de la pantalla. El cinéfilo, con el raro doblaje de 1942 y, sobre todo, con la famosa escena surrealista (dirigida por Vladimir Tytla según los boquejos de Dalí) que, actualmente, se considera una de las cumbres de la animación tradicional. Pero es que, además, la podrán disfrutar sus hijos y sus nietos: ¡nadie viene a la casa de uno para ver un miserable Blu Ray!,  ¡pero el interés de los niños sí que se agudiza con una proyección en Súper-8!
Como el positivo es en poliéster, más fino que el triacetato de celulosa (y, pese a ello, indestructible), los 540 metros del largometraje entran en una bobina de 360 metros (bien colmada, eso sí), de forma que no hay que poseer un Beaulieu o un Fumeo para proyectar este largometraje de un tirón, sino que se puede ver con varios otros proyectores de Fujifilm, Elmo, Yelco o Chinon.
EL PRECIO DE UNA JOYA.
A los precios actuales de los laboratorios, el pistado y la propia bobina, amén de los derechos, "DUMBO" no se podría vender por menos de dos mil euros. Pues bien, se liquida este positivo por sólo 599 €, absolutamente impecable, con colores vibrantes que nunca se desvanecerán, en poliéster y con la rareza de encontrarse con los dos idiomas.
Breve vídeo grabado con el móvil, demostrativo del sonido en dos idiomas, y de la calidad del tiraje:
https://www.facebook.com/ignacio.benedeti.corzo/posts/10212223880346394?pnref=story

domingo, 13 de agosto de 2017

WHY I SHOOT WITH DIFFERENTS STOCKS IN THIS SHORT MOVIE? (VELVIA, PLUS X, TRI X)

This is one of 5 parts short movies about the crisis in Spain, narrated with a bit of Spaniard humor. The serie is called "There isn´t a future" (NO HAY FUTURO)  and this one is the opus two, shot mostly with a 1 euro camera, the Fuji P2, with some scene shot with the ZC1000 and one take (bellow the van) with the AXM300.
This is the story of a suburban detective losing all his incomes and customers by the crisis. This part was s
hot with Kodak Tri X, to remembers us the noir cinema of the 40´s. After his frustrated suicede, when he is thinking about what do in the future, this segment was shot with Plus X outdated. 
Finally, when he decide to change his life, cuting with the banks, the State, the mobile, etc., to become a perpetual pilgrim looking the liberty out of the System, I change to Fujifilm Velvia 100, with the little P2 modificated in this way: 150 degrees shutter, a ultrawide angle converter and the EE adjusted to over exposed 1 and half stop to get a cercain "mystic" look.
 
NO HAY FUTURO (OPUS II) from IB CINEMA Motion Picture Films on Vimeo.

sábado, 12 de agosto de 2017

PSICOSIS (JUSTIFICADA) CON EL SÚPER-8

Todo el mundo sabes que, en general, siempre filmo con cartuchos Fujifilm de Single-8 empleando toda clase de emulsiones ¡e incluso las mismísimas de Kodak! Prefiero el cargador de Single-8 por poderosas razones  principales: a) puedo emplear mis cámaras favoritas, como la Fujica ZC1000 o la minúscula P2 (que he modificado, con el obturador reducido a 150 grados); y b) el cartucho tiene dos ejes paralelos, y no uno coaxial, como el de Súper-8, de forma que la película no sólo nunca se atasca, sino que permite que todas las cámaras de este sistema tengan un ojo de buey que permite ver uno de los ejes para verificar si la película avanza o retrocede normalmente. Con el cartucho de Súper-8 ello no es posible: ¡sólo se puede confiar en Dios! (el problema, en Súper-8, es que ateos e infieles, ¿a quién se encomiendan?)
En teoría, algunas cámaras llevan un indicador mecánico que, en el visor, avisa si la película discurre o no pero, en la práctica, muchas veces no es fiable.
BAUER C 900
En no pocas ocasiones, por falta de tiempo para recargar los cartuchos de Single-8, empleo alguna de mis cámaras Bauer. Una de mis favoritas, por su poco peso, gran calidad óptica y buen sistema de macroenfoque, es la C900. Esta lleva uno de estos indicadores mecánicos: sin embargo, he podido comprobar como el indicador funciona aunque el cartucho esté atascado! pues,  en una película negativa Vision 200 ¡resultó que no se había expuesto ni un sólo fotograma! Menos mal que los del laboratorio Retrolab se dieron cuenta y no la revelaron (a diferencia de los alemanes en circunstancias similares), devolviéndome el rollo extraído, que aprovecharé en Single-8.
Cargué la C900 con otro cartucho de Vision 200 y aparentemente la primera mitad del metraje (minuto y medio mas o menos) lo filmó perfectamente. Debido a mi psicosis por comprobar si avanzaba o no, lo extraje del compartimento, pinté un circulito en la emulsión, la introduje de nuevo en la cámara, disparé unos pocos fotogramas, extraje nuevamente el cartucho y ví como la película se había desplazado.
Con la segunda parte del cartucho, empezaron los problemas: como por el ruido del motor notaba que algo no iba bien, extraje el cartucho y comprobé que la película no corría. La avancé a mano manualmente unos pocos fotogramas, y, a trancas y barrancas, otra vez en la C900, pude terminar el rollo. Veremos que es lo que sale de aquí.
¿UN PROBLEMA DEL CARTUCHO O DE LA CÁMARA?
Noto, a 24 fotogramas por segundo, que la C900 no se detiene al instante cuando dejo de apretar el disparador, con un ruido que no me gusta nada. Curiosamente, no sucede esto ni a 18 FPS ni a 9 FPS.
¿Un problema de arrastre? ¿Un problema con la emulsión? (la Vision 200 es bastante gruesa). Creo que tendré que enviársela a André Egido, para su revisión. 
Realmente no tengo psicosis: filmar en Súper-8 causa la misma sensación que jugar a la ruleta rusa. Nunca sabe uno si saldrá a o no la filmación. Por ello, prefiero los benditos cartuchos de single-8.

viernes, 11 de agosto de 2017

DESLIZADOR AUTOMÁTICO CBD SLIDER

Hace unos años, el emprendedor español César Ballesteros, antes de mudarse desde su querida Requena, en el levante español, a los fríos confines de Noruega, fabricaba toda una serie de ingenios ultra especializados dedicados al cineísta de Súper-8 y Single-8.
Desgraciadamente, uno no se enteró de su catálogo completo hasta que fue demasiado tarde, pero, aun así, pude, hará unos cinco o seis años, conseguir curiosidades, como el adaptador para objetivos Schneider en los proyectores Elmo, un adaptador de montura de bayoneta Leica a la montura C de la Fujica ZC1000, un dispositivo de exposición lenta para la ZC1000, y la joya de la corona, un deslizador eléctrico y programable  (slider) que, después, se pusieron tan en boga por otros fabricantes a precios incluso abusivos.









El deslizador fabricado por César, además, permitía que el cineísta incluyese especificaciones particulares y, el mío, por ejemplo, lleva un intervalómetro incorporado con su propio programador y hasta contador de fotogramas (redundante con la Fujica ZC1000 pero imprescindible con cualquier otra cámara de cine, excepción hecha de la Beaulieu 2016).
En su día, César concibió el deslizador con dos tomas para trípode pensando en desplazamientos inclinados. Si fuera hoy, lo hubiese encargado con una tercera toma central adicional pues la mayor parte de las veces filmo con el deslizador en horizontal, sin inclinación, y como a los rodajes que denomino penitenciales suelo ir solo o, como mucho, con otra persona, cuanto menos equipo cargue,  ¡mejor!, pues no hay que olvidar que uno tiene algo más de tiempo que el propio Súper-8.
Empleé el deslizador CBD (acrónimo de César Ballesteros Domínguez) en varios opus artesanales y ¡¡¡rodando en anamórfico!!!, tanto en el gran éxito "Dr. Jekyll en la ciudad de las playas" (¡con mas de 40.000 espectadores!)

DR. JEKYLL EN LA CIUDAD DE LAS PLAYAS from IB CINEMA Motion Picture Films on Vimeo.

como también el muy querido, en mi ciudad y la vecina Arteixo,  "Pastoriza, la Virgen que sobrevivió a Almanzor" (con unos 30.000 espectadores).
Ambos opus fueron filmados con la Fujica ZC1000  con anamórfico Iscorama y ¡empleando la vieja y buena Kodak Ektachrome caducada hace varios años!
PASTORIZA, LA VIRGEN QUE SOBREVIVIÓ A ALMANZOR from IB CINEMA Motion Picture Films on Vimeo.

jueves, 10 de agosto de 2017

INAUDITO: AYER SUPERAMOS LOS 10.000 ESPECTADORES CON EL OPUS II DE "NO HAY FUTURO"

Es la última vez que escribo, en la bitácora, sobre este trabajo; si vuelvo a hacerlo es debido a  que estoy sorprendido con la aceptación cada vez mayor que la gente depara a las creaciones artesanales en película de Súper-8.
Si el lunes ya me declaraba satisfecho con el hecho de que la segunda entrega de "No hay futuro" registrase 1000 espectadores, durante el primer fin de semana (¡en agosto!) y ayer me mostraba sorprendido de que el martes se sumasen otros 3.000 espectadores, hoy jueves me parece inaudito el hecho de que ayer miércoles se superaron los 10.200 espectadores. A este paso, pronto se llegaran a los 38.000 del "No hay futuro (opus I)".
Aceptación lograda pese al hecho de que el trabajo se encuentra publicado en Vimeo, una plataforma minoritaria si se la compara con YouTube, pero que prefiero pues permite que las retinas cultivadas descubran el origen argéntico de las imágenes.
Una persona, ayer, me comentó que le había encantado, no tanto por la temática de la crisis (pese a su tono humorístico), ¡sino por la descripción que se hace del parque escultórico de la Torre! Sin quererlo, el Opus II se ha convertido, pues, en un "neonodo" de promoción turística... Tengo que aclarar, sin embargo, que, para los que conocimos el parque en su esplendor, durante la época de sir Paco Vázquez, nos causa tristeza verlo tan abandonado...

NO HAY FUTURO (OPUS II) from IB CINEMA Motion Picture Films on Vimeo.

miércoles, 9 de agosto de 2017

¡¡¡MAS DE 5.000 YA!!! PARA "NO HAY FUTURO (OPUS II)"

Si el lunes me encontraba satisfecho pues el fin de semana de su estreno, sin mas promoción que mencionarla aquí y en Facebook, el Opus II de "NO HAY FUTURO" había superado los 1.000 espectadores, ayer seguía contento pues el propio lunes registró otros mil. Pues bien: ayer martes ¡¡¡sumó mas de 3.000!!! espectadores de golpe, según acabo de verificar en el contador, que es público. Ha conseguido mas de 5.000 en nada de tiempo: ¡esto es la magia del Súper-8!
10 AÑOS DE CRISIS: 2007-2017.
Y que mejor jornada para sumar tantos espectadores pues, tal día como ayer, hace 10 años, comenzó la crisis que asola España, con el estallido de las llamadas hipotecas basura. El dinero se esfumó cuando se empezó a ver que las contabilidades de muchas entidades financieras, en todo el mundo, eran pura ciencia-ficción.
Otros países de nuestro entorno han salido de la crisis.

No así España pues se tardó años en reaccionar debido al gobierno de un iluminado que, lejos de tomar medidas, nos hundió más en el fango a autónomos y empresitas (las grandes corporaciones, bien asesoradas, sí que restringieron inversiones a tiempo o, incluso, vendieron activos antes de una mayor depreciación); el comportamiento de aquel infausto gobierno es incomprensible pues, "en el banquillo", el partido de aquel incompetente (hoy enredando en Venezuela), cuenta con gente muy capaz: en política, da la impresión de que la máxima a seguir "es el gobierno de los peores".
Es curioso, pero el cine español subvencionado prefiere recrearse en hechos de hace 80 años, antes que reflejar esta situación que sigue atenazando a las familias españolas. Modestamente (no tengo apoyos), en súper-8, y con un tono de comedia negra española, uno sí que encapsula este momento con la serie de cortometrajes NO HAY FUTURO (un intérprete de cada obra sirve de nexo de unión entre cada relato). 

A este paso, el Opus II alcanzará pronto los mas de 35.000 espectadores que registró el Opus I.
RODAJE EN SÚPER-8 CON UNA CÁMARA DE UN EURO.
Esta mañana, a la vista de la acogida, me asaltó la duda de si debía de haber empleado una cámara mejor, y no una de hace cuarenta años ¡que me costó un euro!, la Fujica P2. Pero no, hice bien: el objetivo es demostrar que con el súper-8 prima más el conocimiento técnico y la historia que el desmesurado rosario de costes de las cámaras digitales, obsoletas al poco tiempo.
TIPOS DE PELÍCULA EMPLEADOS EN EL OPUS II
En cada uno de los cortometrajes de la serie "No hay futuro" las emulsiones cinematográficas forman parte del relato. Así, el Opus I, que acaba con el asombroso suicidio desde un sexto piso (con la cámara filmando en caída libre), fue filmado con la deprimente AGFA Scala. Por cierto, esta cámara, que sobrevivió, fue la que empleé para filmar el plano en que la furgoneta pasa por encima.
El Opus II, comienza con el detective Yago Losina filmado con la Kodak Tri X, para mí la mejor inversible blanco y negro jamás fabricada, y que nos evoca el cine negro de los años cuarenta, en su despacho desfasado, como de otra época.
Cuando, en las secuencias que transcurre entre el mirador y el banco del acantilado, el personaje se encuentra indeciso sobre su futuro, filmé con la Kodak Plus X, de grano fino, con su aspecto mas "lavado" (la Plus X la revelé personalmente). Y, finalmente, cuando Yago decide cambiar de vida, encaminado a un nuevo futuro en libertad, cambio al colorido alegre, mas bonito que la realidad, de la experimental (en cine) Fujifilm Velvia 100 (sobre-expuesta diafragma y medio, para conseguir una sensación celestial, rozando el misticismo).
El Opus II  puede verse aquí:
NO HAY FUTURO (OPUS II) from IB CINEMA Motion Picture Films on Vimeo.

martes, 8 de agosto de 2017

SONIDO MAGNÉTICO EN 16 MM: DISPONIBLE DESDE ITALIA PARA EL MUNDO

Alberto Vangelisti manipulando la pistadora profesional de pasta magnética
Las filmaciones y datos registrados en soporte foto químico de blanco y negro, si se encuentran bien conservado, tienen una vida que se puede medir no en décadas, sino en siglos. Existe abundantes estudios y literatura al respecto. Kodak, como puede leerse en el siguiente documento: http://www.kodak.com/motion/support/technical_information/storage/storage_information/default.htm
asegura, de forma conservadora (“actually, only safety film -triacetate or polyester base-, which carries silver mages, can be used for extended life expectancy records-500 years for polyester base and 100 years for acetate”) ,  una vida de 500 años para película argéntica con soporte de poliéster y de 100 años para acetato.  
Positivo de 16 mm recién llegado de Estados Unidos, en poliéster
Incluso el acetato, o el nitrato, bien conservados, pueden superar los cien años, como se prueba, a nivel doméstico, con negativos fotográficos y películas del siglo XIX y principios del XX, perfectamente utilizables hoy en día. En el cine comercial, el sonido es principalmente óptico (fotoquímico) en 16 mm y 35 mm: el sonido fotográfico es eterno, dura lo que el positivo.
Los tres tipos de pistas de sonido fotográficas
Durante la década de los cincuenta, y especialmente a partir de los sesenta, se comenzaron a distribuir películas de cine de 35 mm y, posteriormente, 70mm,  con pistas magnéticas incorporadas en producciones con sonido multicanal. En todos los casos se trataba de pista magnéticas de tipo líquido (de pasta). En 16 mm, se emplearon tanto pistas de pasta como laminadas (pegadas), para las versiones en distintos idiomas. En Súper-8, el sonido magnético fue la norma, siendo el óptico una excepción. Con la experiencia proporcionada por poseer en el archivo de la Cinemateca de Galicia/IB Cinema películas de sonido magnético de los años cincuenta, se puede afirmar que, de cara a la longevidad, las pistas aplicadas por el procedimiento líquido son muy superiores a las laminadas.
Pistas magnéticas de óxido férrico normal, en 16 mm.
SONIDO MAGNÉTICO LAMINADO O LÍQUIDO.

Para aquellos lectores no versados lo suficientemente en el tema, describiremos los dos procedimientos principales de aplicación de pistas magnéticas, con sus ventajas e inconvenientes: el líquido (de pasta) o el de adhesión (laminas pegadas).


1) Procedimiento líquido (pasta); fue el favorito de la industria, pues: a) aguanta los químicos de revelado -se puede aplicar antes de la exposición, pues-;  b) no se despega con el tiempo; c) vale para películas de cualquier soporte -incluso poliéster-; d) es fácilmente reversible (se quita sumergiendo la película en una solución química) y e) su producción a gran escala es más económica.

A nivel de exhibición comercial, la última película distribuida  para cines con sonido magnético "líquido" fue la versión en 70 mm fue "Hamlet", de Kenneth Branagh, en 1996,  con material magnético fabricado por Zonal en Inglaterra. 

Derann, el famoso distribuidor inglés de Súper-8,  siguió aplicando el sonido magnético líquido (pasta) hasta su cierre en 2007. Las últimas pistas magnéticas de Derann, de altísima calidad, con una formulación nueva de Zonal (tanto en los adhesivos como en las partículas magnéticas), no venían con el tradicional color marrón de las cintas magnéticas, sino que eran grisáceas.
Tanto EVT Magnetics, en Inglaterra, como Fujifilm, en Tokyo, continuaron aplicando pasta magnética clásica, de color marrón, hasta el año 2013, que interrumpieron el servicio 

La pasta magnética, cuidadosamente preparada y en ebullición, se aplica a la película lentamente mientras un rodillo la "aplana" antes de su secado, en una procedimiento que conjuga lo industrial con lo artesano.

2) Procedimiento de adhesión o laminado (laminas pegadas): consiste en pegar unas tiras magnéticas sobre el soporte de la película. Las ventajas de las pistas magnéticas laminadas son: a) una calidad de sonido ligeramente superior; 2) un menor efecto abrasivo sobre los cabezales de lectura; y 3) facilidad para su aplicación en partidas muy pequeñas por el propio cineísta.
Pista laminada con su gran problema: tarde o temprano, se despegan
Su desventaja fundamental, y grave, es la conservación a largo plazo: como el soporte de la pista magnética y el de la película poseen diferente estabilidad dimensional, esto ocasiona que muchas pistas magnéticas adheridas, con los años, se despeguen. Además, las pistas laminadas son prácticamente imposibles de pegar sobre películas con soporte de poliéster. Por añadidura, si es mucho el metraje, resultan muy costosas que las líquidas.
Pistas magnéticas italianas: idéntica formulación a las últimas de Derann Films, de alto rendimiento.
 DESDE ITALIA PARA EL MUNDO:
EL NUEVO SERVICIO DE PISTA LÍQUIDA DE ALBERTO VANGELISTI
Desde el punto de vista del archivista, preocupado por la conservación a largo plazo, no hay mejor sistema de sonido magnético que el aplicado con pasta, líquido.
Gracias al emprendedor italiano Alberto Vangelisti, el sistema líquido se encuentra disponible de nuevo. De momento, para paso de 16 mm. Pero pronto seguirá también el Súper-8.
Además de aplicar la pista magnética, Alberto Vangelisti también puede repicar el sonido: esto es, sincronizar el audio en la banda magnética (para aquellos archivos que no lo puedan hacer por sí mismos).
Con el fin probar este innovador servicio, la Cinemateca de Galicia/ IB Cinema mandó a Alberto Vangelisti un positivo en 16 mm nuevo de laboratorio, en poliéster, de DUMBO. ¡¡¡El resultado es asombroso!!!
La película, que es devuelta con dos pistas magnéticas, es de altísima calidad, con la última tecnología, del mismo color que los últimos tirajes de Derann: es una pista, la italiana, capaz de reproducir el sonido con altísima riqueza y volumen potente.
La aplicación es, también, muy limpia, sin ninguna sección invadiendo el área reservada a la imagen, ni salpicaduras: un trabajo artesano de primera categoría tecnológica.
Así mismo, la superficie sorprende por ser muy plana, lo cual garantiza no sólo una excelente reproducción sonora, sino mas duración para los cabezales magnéticos.
Pistadora líquida de pasta magnética de Onda Radio, en Italia
Mi recomendación, pues, mas encarecida para la pista líquida de Alberto Vangelisti, tanto para películas de triacetato como de poliéster: un nuevo mundo se abre al sonido magnético cinematográfico, en pleno siglo XXI, gracias a Alberto Vangelisti, que responde, en inglés o italiano, en este correo: moviemagnetic@gmail.com
Alberto añadirá pronto nuevos servicios, como la limpieza química de los positivos cinematográficos.
Video con el ejemplo de la calidad de la pista aplicada por Alberto Vangelisti, en película proyectada con un Fumeo 9135 Xenón de 16 mm:




lunes, 7 de agosto de 2017

OPUS: ¡MIL GRACIAS!

¡¡¡MIL CIEN GRACIAS A LOS MIL CIEN ESPECTADORES!!! que en su primer fin de semana han visionado por completo (en pleno agosto) el Opus II de la serie de cortometrajes sobre la crisis española NO HAY FUTURO.
Gracias, también, a esos 800 espectadores que no lo llegaron a ver completo, probablemente por estar narrado en español.
Sí que llegaron al final, gracias a ese esperanto moderno que es el español, multitud de público en todo el mundo, pero esos son, probablemente,  superochistas o entusiastas del argéntico que, aun no entendiendo la narración, quieren comprobar los retos técnicos relatados el otro día, desde el uso de la emulsión Fujifilm Velvia 100, (con una partida experimental en Single-8 que, finalmente, no estró en producción, en favor de la Provia) hasta lo que se puede conseguir con una cámara de cuarenta años ¡que cuesta un euro!
Como es habitual en todos mis opus cinematográficos, el país tras España en numero de espectadores es esa gran nación hermana en cuyo buena parte de cuyo territorio se acomodaba el virreinato de la Nueva España: los Estados Unidos.
Sorprende sin embargo, en América, la ausencia de espectadores en países de los denominados "bolivarianos": Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Cuba. De momento, tampoco, ningún espectador en el continente negro, ni en la China roja (con la excepción de Hong-Kong), ni en la península arábiga.
SIN PROMOCIÓN
Lo curioso es que los espectadores han llegado con el boca-oreja ¡pues todavía no he empezado la promoción!, que, sin medios, consistirá nada más que en enlazarlo por aquí y por allá. Simplemente me he limitado a subirlo a esta bitácora y en mi página de Facebook personal.
Quien esté leyendo estas líneas y desee ver el Opus II de NO HAY FUTURO, aquí lo tiene (rodado con películas inversibles Kodak Plus X, Kodak Tri X y Fujichrome Velvia 100). 



NO HAY FUTURO (OPUS II) from IB CINEMA Motion Picture Films on Vimeo.
¿SUPERARÁ AL OPUS I?
El Opus I de NO HAY FUTURO registró un buen número de espectadores: ¡mas de treinta mil! Aun hoy sigue proporcionando alegrías: el otro día, un amigo virtual, coruñés exiliado económico en Canarias, dejó un comentario en mi Facebook diciendo que lo había vuelto a ver. También, hace una o dos semanas, una amiga con la que me encontré, abogada con bufete propio, ¡me confesó que se sentía como Onésimo!, el protagonista del Opus 1. Puede, ese opus, verse aquí:




NO HAY FUTURO (OPUS 1) from IB CINEMA Motion Picture Films on Vimeo.


¿CÓMO SE HIZO EL OPUS II?
Buena parte de la aceptación de esta tragedia narrada en clave de humor negro español es debido a la peculiar gestualidad del único e inimitable Fernando Pujalte, otro superochista consumado.
Quién quiera saber más detalles del Opus II, puede leerlos en el siguiente enlace:
http://mimundoensuper-8.blogspot.com.es/2017/08/super-8-fujichrome-velvia-no-hay-futuro.html

domingo, 6 de agosto de 2017

FUJICHROME VELVIA Y PROVIA PARA EL CAMINO DE SANTIAGO

A una persona sedentaria le supone un reto difícil pero, si un mucho mayor Amancio Ortega lo ha logrado, ¡seguro que no será una meta tan inalcanzable!: este otoño, durante septiembre u octubre, quiero hacer el Camino de Santiago partiendo desde la Cruz de Hierro, en la provincia de León.
Naturalmente, filmaré la aventura con película: tengo todavía tres rollos de la rarísima inversible Fujifilm Velvia 100, que me regaló Tak Kohyama, para experimentar con ella, pero no llegó a entrar en producción pues mi informe fue mas favorable paraa la Fujifilm Provia 100, que es la que finalmente se comercializa (tanto en cartuchos de Single-8 como Súper-8).
Filmaré estos 3 cartuchos de Velvia 100, otros 7 de Provia 100 y, tal vez, mientras no me adentro en Galicia, unos veinte metros con la AGFA Scala de blanco y negro. Es posible, también, que, una vez en el interior de la Catedral de Santiago, ruede algo con la AGFA Aviphot 200.
FUJICA PX300 CON ISCORAMA 36
Quiero filmar en formato anamórfico, no en académico, pero como el peso es un factor importante lo mas probable es que me decida por la diminuta Fujica PX300 que, pese a su reducido tamaño y peso (490 grados más el anamórfico),  posee un objetivo que no es malo y abre a f 1.2. La cámara, originalmente, traía obturador de 220 grados, pero lo reduje a 150 grados para la obtención de imágenes mas definidas.
Aunque la Fujica PX300 (¡diseñada también por el gran Shigeo Mizukawa!), cabe en la palma de la mano, dispone de servomotor para el diafragma, el imprescindible bloqueo de la abertura, toma para mando a distancia, empuñadura no sólo abatible sino también desmontable ¡y funciona con sólo dos pilas!, que duran tanto que uno se ve obligado a cambiarlas por vergüenza. ¡La PX300 permite incluso el rebobinado -manual- y los fundidos encadenados!



viernes, 4 de agosto de 2017

SÚPER-8 FUJICHROME VELVIA: NO HAY FUTURO (OPUS II)


ESTRENO DEL OPUS II DE “NO HAY FUTURO”

Bajo el título "No hay futuro" se agrupan una serie de cortometrajes filmados con el trasfondo de la crisis en España, una crisis que este mes de agosto cumple su IX año triunfal (de forma que supera con creces la de proporciones bíblicas).  

Cuando escribo "filmados", y no "grabados", es con toda la intención pues, en cada rodaje,  se ha empleado exclusivamente película de cine en un paso de culto, ¡¡¡el súper-8!!!: las características diferenciales de las distintas emulsiones de cada opus forman parte del, pudiéramos decir, "metalenguaje" de las historias.

Los cinco trabajos que componen “No hay futuro", en su momento, se podrán disfrutar formando un largometraje, que será una especie de cápsula del tiempo que refleje para el futuro este nefasto momento de la historia de España.

En cada cortometraje de la serie, uno de los personajes secundarios del trabajo precedente, es el protagonista del siguiente.

SINOPSIS DEL OPUS II

Yago Losina (interpretado por Fernando Pujalte) es un detective de mediana edad, invertido, al que la crisis ha dejado sin clientes y que decide cambiar un presente sin futuro por un porvenir de peregrino perpetuo libre de la esclavitud de un sistema elefansiático cuya finalidad es destruir la libertad del individuo.

El narrador,  heterónimo y omnisciente, concluye sobre el protagonista: “sólo aquel que a nada está ligado, a nada debe pleitesía”, en una narración que, como en todos los cortometrajes,  plasma la tragedia de la crisis en clave de humor negro español.

“NO HAY FUTURO (OPUS II)”, EN VIMEO.

Prefiero que mis trabajos se proyecteb con película de cine. Pero, empleando material inversible (que se transmuta en un positivo único tras el revelado), como con la proyección directa del  original sólo podría llegar, como mucho, a unos centenares de espectadores, opto por la difusión digital. Puede, NO HAY FUTURO (OPUS II), verse aquí (aunque bajo la pantalla se prosigue con el texto de esta entrada):
NO HAY FUTURO (OPUS II) from IB CINEMA Motion Picture Films on Vimeo.

 ¿YOUTUBE O VIMEO?

Son legión los internautas y expertillos que aconsejan You Tube para una máxima difusión de las obras audiovisuales, pues muchos televisores modernos incorporan su enlace de serie y, además, como pertenece a Google, los trabajos en esta plataforma se encuentran sobreposicionados sobre los que publican otras. No obstante, me mantengo fiel a Vimeo por una razón: su compresión prostituye menos el origen fotoquímico de la imagen y, aunque tampoco se puede comparar con una proyección mecanoquímica de un inversible, incluso una retina poco cultivada puede atisbar, en Vimeo, la peculiar textura argéntica.

Desde luego que el resultado hubiese quedado mejor digitalizado a 2 o, incluso, 4K, pero trabajando sin apoyos, en plan francotirador, la versión digital debe ceñirse a calidad HD, ciertamente miserable e incapaz de reproducir los ricos matices orgánicos de la película inversible.  

En Vimeo, y sin mas promoción que el boca-oreja, el Opus I ha superado, como cualquiera puede comprobar en el contador público, la barrera de los treinta mil espectadores: nunca el Súper-8 pudo llegar a tantos espectadores como ahora, gracias a la difusión digital, en lo que es una auténtica paradoja (ver aquí el Opus 1:

NO HAY FUTURO (OPUS 1) from IB CINEMA Motion Picture Films on Vimeo.
En su momento, cuando se terminen los cinco trabajos, y se agrupen como largometraje, si se consigue algún apoyo, todo el material filmado, auténticos incunables, montados a mano (cortando y pegando fragmentos de película con moviola y empalmadora), se volverá a digitalizar en calidad 4K, se etalonará profesionalmente en un laboratorio (proceso que consiste en mejorar el rendimiento de color, limpiar los arañazos sufridos durante el montaje y la sonorización, conseguir una exposición similar en cada toma, etc.), se encargará una partitura compuesta ex profeso por un profesional gallego (tengo uno en mente) y contará con voces profesionales, en estudio de grabación certificado.

Está por ver, sin embargo, si con la temática de una crisis que es negada por todos los políticos desde que se inició hasta ahora (¡salvo por Pizarro!, en su día: claro que no era un político profesional y por eso, sin duda, le hicieron la vida imposible, hasta obligarle a tirar la toalla), está por ver, decía, si algún chiringuito del audiovisual, dirigidos por pretores designados por el poder con palmeros varios como asesores, se dignarán si quiera a considerar el proyecto: el oro y el moro para recordar hechos de los años treinta del pasado siglo pero ¡nada para plasmar la triste realidad que vivimos, buena parte de los españoles, desde hace casi diez años!
CRÉDITOS ARTÍSTICOS.

Impresionante mi buen amigo superochista Fernando Pujalte, como el detective Yago Losina, último personaje que aparece en el Opus I, tras el suicidio del falso autónomo Onésimo Iribarne en la famosa escena ¡en la que tiramos una cámara de cine filmando desde un sexto piso!, cámara que no sólo sobrevivió sino que, como describiremos, también se usó en una toma del Opus II.

Maravilloso también el gran Xosé Castro Roig en su papel de un arquitecto con tres hijas que se ve obligado a cerrar su estudio, por mor de la crisis. Como curiosidad, decir que Xosé Castro podría haber sido el jefe de Amancio Ortega y Rosalía Mera, de haber continuado con el comercio familiar, pues sus abuelos eran los propietarios de Lanas Maruja. 

El polifacético Marcos Javier Fernández Eimil, actor de reparto en multitud de series de la telegaita (y que protagoniza el opus V, y final, de “No hay futuro”), es el conductor de la furgoneta que pasa por encima del cuerpo de Yago Losina en su vano intento por suicidarse. Finalmente, moi, como Clemente de Rojas (protagonista del Opus III).
Merece la pena reseñar que el rodaje fue ¡a toma única!, sin desperdicio más que de unos pocos fotogramas, y con sólo un ensayo previo, justo antes de cada filmación.    

Buena parte de la música es interpretada por los amigos de Arteixo Big Band.

CRÉDITOS TÉCNICOS.

En primer lugar, mi amigo personal Víctor Galdón, responsable de la experta postproducción de la imagen y el sonido: a Víctor, aunque vive del audiovisual numérico, le encanta tanto el súper-8 como la fotografía argéntica: por ello, puedo abusar de su amistad algún domingo por la mañana ¡pese a que cada vez el rumbo de la vida le lleva a vivir más lejos de mi ciudad!

Hay que añadir el magistral manejo del telecine de J.L. Speed, luchando hasta con películas  cortadas longitudinalmente a mano (con anchura variable)  y reperforada.

Mi buen amigo E. Pflügger recargó los cartuchos de single-8 con películas de Súper-8 Kodak Plus X y Tri-X, en tanto que otro buen amigo, Tak Kohyama, hizo una virguería mundial: cortar película Fujifilm Velvia de diapositivas, reperforarla a S8 y cargarla en single-8. Luego explicaré por qué.

La pista magnética, en la que grabé el sonido, ha sido adherida artesalmente en IB Cinema; prácticamente todo, en el Opus II es artesanía cinematográfica, incluso el revelado del segmento con la Plus X; sí que se usó un laboratorio industrial para el revelado tanto de la Kodak Tri X como de la ultra rara (en cine) Fujichrome Velvia 100, encomendado a Retrolab Cinema de Málaga (el Opus I, en AGFA Scala, fue, sin embargo,  extraordinariamente revelado por el maestro Marc Martí en su laboratorio Filmina)

 

HITOS TÉCNICOS DE “NO HAY FUTURO (OPUS II).

Cada opus de la serie “No hay futuro” ofrece una serie de hitos cinematográficos de tipo técnico. En el Opus II, son los siguientes:

  1. Toma en que luna furgoneta pasa por encima de la cámara, en el plano subjetivo de lo que ve el detective Yago Losina en su frustrado suicidio. Es algo muy sencillo de hacer con una diminuta cámara digital, pero nada fácil con una cámara de cine. La toma se hizo con la misma Fujica AXM 300 que sobrevivió, en el Opus I,  tras ser arrojada filmando desde un sexto piso. Esta filmadora, que llegó a nuestras manos regalada, había permanecido olvidada durante décadas en un trastero húmedo. Se trata de una “cámara viviente”, un auténtico ecosistema, un biotopo donde coexisten hongos con minúsculos bichitos de toda clase. Esta toma en la que la furgoneta pasa por encima de la furgoneta, en el guión estaba previsto filmarla en una vía del tren, en una estación secundaria de mercancías y sin apenas tráfico, pero RENFE/ADIF pidió la friolera de ¡¡¡mil pavos!!! por un permiso de una hora.
  2. Grueso del rodaje en color realizado con una cámara de 1 euro: la diminuta Fujica P2, a la cual Microdelta Balears redujo su obturador de 220 grados a 150 grados, y añadí un conversor  ultragranangular Voigtländer adaptado por mi amigo José Manuel Rodríguez Romero ¡que originalmente era un visor para una de 35 mm! Resulta muy gracioso pues ¡la P2 cuesta un euro pero las lentes Voigtlander las pagan a mas de mil!, por lo que ví en Ebay. Las escenas de blanco y negro en interiores se rodaron con otra Fujica P2,  ¡también de un euro!, con su obturador original de 220 grados para aprovechar la luz ambiente.
  3. Emulsión cinematográfica especial: la Fujichrome Velvia. La parte en blanco y negro, mientras el detective se encuentra deprimido, se rodó con película inversible de blanco y negro Kodak Tri X pues quería un aspecto que, siendo fiel al cine “negro”, reflejase el estado anímico del personaje. Cuando Yago Losina decide cambiar de vida, con la esperanza de un mundo mejor, la elección fue de una emulsión con los colores mas bonitos que la realidad: la Fujichrome Velvia.  Mi amigo Tak me la cortó a S8 a partir de película de diapositivas. Es difícil rodar con la Velvia 50 pues, como es tan gruesa, se atasca incluso en cargadores Single-8 (como tuve ocasión de experimentar en mi “Tetralogía Ártica). La sobre-expuse un diafragma y medio,  a) por una parte, para obtener tonos de piel naturales, y b) para lograr un cierto aire místico (emulando a Tarantino con la secuencias en Kodak Ektachrome de la magistral "Django desencadenado") . Sólo un puñado de personas, en todo el mundo, hemos lo suficientemente afortunados para rodar con la Velvia 50 en cine (Tak suministra de formar regular para su uso en cine, tanto en Single-8 como en Súper-8, la magnífica Fujifilm Provia 100, película de menos grosor y con una reproducción de color mas natural, además de que su menor contraste facilita el telecine) 
    Como la P2 es una cámara tan sencilla, que no permite el ajuste del fotómetro, no me quedó mas remedio que abrirla y cambiar los parámetros internos, según se describe, de forma pormenorizada e ilustrada, en esta entrada: https://mimundoensuper-8.blogspot.com.es/2017/07/fujica-p2-como-ajustar-su-fotometro.html LA RAZÓN DE LA LENTITUD EN EL TRABAJO.
Actualmente, tengo filmados todos los opus de la serie “No hay futuro”, del I al V, como ya se ha explicado, con distintas emulsiones, incluso variándolas en cada corto pues, reiteramos, la película forma parte del relato.

Este reflejo encapsulado de la crisis que asola nuestro país, en clave de comedia negra española, y con un hito cinematográfico destacable en cada entrega, no queda otra que ir terminando y estrenándolos a ritmo pausado, pues los procesos cinematográficos no son como los digitales: son ya lentos de por sí, especialmente trabajando sin apoyo y artesanalmente, con moi haciendo casi de todo: guionista, director, camarógrafo, montador, auxiliar de producción, "chofereso"... ¡hasta locutor, sin serlo!
Al menos, con todo el material ya revelado ¡y siempre con toma única!, tiene uno la tranquilidad de que la totalidad del metraje ha quedado de maravilla, sin mas desperdicio que unos pocos fotogramas. Si hubiese grabado con tecnología numérica, en lugar de filmado con argéntica, ahora estaría desbordado por decenas, sino cientos, de horas: este es otro consuelo, siendo el mas grande, sin embargo, la perdurabilidad (el fotoquímico, ya en su tercer siglo de vida, ha demostrado que puede resistir el paso de tiempo).