jueves, 19 de abril de 2018

OPERACIÓN SVALBARD: ¿CÓMO EVITAR LA EXPOSICIÓN DE LA PELÍCULA A LOS RAYOS RÖNTGEN?

Los rayos Röntgen, que el vulgo conoce como "X", velan las películas de cine sin revelar, ya se encuentren sin exponer, ya hayan sido expuestas y contengan lo que se denomina imagen latente. Cuanto mayor sea la sensibilidad de la película, mas fuerte es la veladura (el efecto es, además, acumulativo; en el transcurso de mi traslado a Spitzbergen y regreso, la película podría ser escaneada al menos 6 veces). 
Debido a la amenaza del terrorismo internacional, los dispositivos de control que funcionan con rayos X se encuentran presentes en todos los aeropuertos y sistemas de control de aduana. 
¿Cómo evitar los rayos X?, en los seis vuelos que tendré que hacer, es una de mis mayores preocupaciones, para rodar el documental "Svalbard: el guardián del Ártico"
Este opus se digitalizará de Súper-8 a 4K por lo que necesito obtener un negativo impecable.
Llevaré absolutamente todo el portafolio de cine Kodak, en color y blanco y negro,  de 50, 200 y 500, incluso cinco cartuchos de preproducción de la totalmente nueva Ektachrome 100, que se comenzará a vender a principios de otoño.  La responsabilidad es tremenda en este trabajo. 
¿QUÉ DAÑO PRODUCEN LOS RAYOS X EN LA PELÍCULA SIN REVELAR?
El efecto de los rayos X es visible en emulsiones de 200 y, especialmente, de 500 ASA con un sólo escaneo: una densidad, una veladura, que nada tiene que ver con la propia de la imagen expuesta. 
Veladura debida a los rayos X (fuente Kodak)
La exposición a los rayos X es letal en emulsiones de sensibilidad alta. Por esta razón, la fotografía fija, que pensaba, en su mayor parte, dispararla con la nueva  Kodak T Max,  con sus asombrosos 3.200 ASA, me veo en la obligación de descartarla. Con una sensibilidad tan elevada, quedaría totalmente velada ¡en el primer aeropuerto! 
Las pruebas hechas por Kodak muestran películas de imagen en movimiento con niebla incluso después de una única exploración de rayos X. Ello aplana toda la región de la curva sensitométrica reduciendo el detalle de la sombra,  en una imagen ya sea para digitalizar en telecine como para proyectar. 
Kodak, desde su fábrica de Rochester, envía todo su material sensible profesional a través de una mensajería, DHL, con permiso especial para no pasar por rayos X.  Cada paquete con veinte películas, advierte en grande, en inglés: "no embarque si los rayos X son obligatorios. Contacte con el remitente de forma inmediata. No abra el contenedor de película. La película es sensible a la luz y se estropeará".
Además, los envaseses individuales reiteran la advertencia, en cinco idiomas:  "proteger de los rayos X".  Pero, ¿atenderán los guardias de seguridad españoles a estas explicaciones, en un país donde somos cuatro gatos los que filmamos con película de cine?
El grueso del documental se filmará con esta emulsión, la Vision 200: estas son las veladuras que generan los rayos X (fuente Kodak)
VOLANDO CON PELÍCULA CINEMATOGRÁFICA: KODAK ME ACONSEJA
Todo material fotosensible resulta afectado pero, según Kodak, los rollos de emulsiones cinematográficas lo son mucho mas que los de fotografía, ya sea inversible o negativa, por la formulación de la emulsión. 
Según Kodak, lo que debo hacer es lo siguiente: 
1) Como el equipo de rayos X utilizado para inspeccionar el equipaje de mano utiliza un nivel mas bajo de radiación Röntgen que el usado para revisar los equipajes que van en la bodega de carga, tendré que llevar los cartuchos ocupando toda mi maleta de equipaje de mano, con las cajas distribuidas en bolsas de plástico transparente (para que la maleta puede pasar por el escáner pero no las bolsas con las películas). Claro que si se extravía la maleta facturada, ¡ni dispondré de pijama para dormir! 
2) Una película de cine sin revelar,  bajo ningún concepto se tendría que pasar por un escáner de rayos X.  Por ello, de forma cortés,  debo solicitar la inspección visual del equipaje de mano con las cargas de película (alguna de cuyas cajas podrían solicitar abrir de forma aleatoria).
Esto es posible según las regulaciones en los Estados Unidos, pero en Rochester ignoran la normativa de España y Noruega. En cualquier caso, como ciertos guardias privados de los aeropuertos desconocen la legislación, me recomiendan hacer la petición ante un represente oficial de las fuerzas de seguridad que, obligatoriamente, tiene que estar de servicio en el aeropuerto.
3) Si el personal de seguridad me informa que mi equipaje de mano, por tamaño o peso,  debe ser facturado para la bodega, debo retirar antes la película no revelada.
6) En ningún caso, facturar las películas para que viajen con las maletas en la bodega de carga. El equipaje para bodega es sometido a una intensidad mas fuerte de rayos Röntgen, incluso con máquinas que tienen intensidad variable.
Cada caja de película advierte en cinco idiomas de que se proteja de los rayos X
4) Al llevar cámaras de cine, con engranajes y elementos poco habituales, es posible que me pidan que me haga a un lado para realizar un escaneo más minucioso de mi equipaje de mano; como la película se dañaría, debo sacar la película sin procesar del  equipaje e insistir en la inspección visual.
5) En Kodak, me recomiendan que sea cortés, servicial y paciente. 
Menos mal que uno no tiene cara de terrorista. 
LA CÁMARA QUE NO LLEVARÉ.
En evitación de problemas adicionales en los puestos de control, desisto de llevar mi microcámara fotográfica con película de 16 mm Doryu 2-16 de 1952. 
Usa ópticas con montura C. Su sistema de flash es alucinante: balas con polvo de magnesio que, al apretar el gatillo de accionamiento del obturador, a la vez el percutor golpea uno de los cartuchos cargados de magnesio que se prende y produce un fogonazo
Nota al pie de página: 
Un lector de esta bitácora, conocido director de cine, me escribe por mensaje privado lo siguiente: "Quería hacerte una consulta. ¿Sabes si acaso los escaner de los aeropuertos en Europa han cambiado? Ocurre que en mi último largometraje que, como sabes, rodé en Marruecos y en Argentina, tiene un 20% del material con una suerte de flickeos que no son en todas las tomas. No hemos podido identificar si es un problema de obturador de la cámara (aunque la gente de Arri dice que es imposible) o el escaner. Primero filmamos en Marruecos y el material fílmico fue despachado por bodega cuando embarcamos en Casablanca. El avión fue a Madrid e inmediatamente hicimos conexión para Buenos Aires. Pero, por error de Iberia, uno de los tres baúles que contenían 35mm expuesto (y algo virgen) quedó en el aeropuerto una semana y luego apareció. Esto fue el año pasado. Imagínate mi estado de nervios. Al revelar el material se ven unos flickeos en algunas tomas y no es el mismo. Por lo general es como una suerte de bombeo y otras es como un velo lateral que va de izquierda a derecha. Como he visto tu artículo sobre el tema de los rayos te quería preguntar. Las películas anteriores que filmé en África, fueron vuelos vía Rio de Janeiro, Brasil. Entonces tal vez ahora haya otro tipo de escaner, más fuertes, en Europa a raíz de los atentados y no les preocupe mucho el tema de la película pues no es algo que se consume a nivel masivo como era antes".
Mi respuesta: me han dicho que los escáneres tienen ahora mas potencia. El equipaje facturado, "de bodega", no se escanea al cien por ciento, pero al que le toca, si el inspector ve algo que no puede identificar, le da a la cinta marcha atrás y la detiene, bombardeándolo con rayos X hasta que consigue adivinar el contenido.
Equipaje de mano totalmente repleto con toda la gama Kodak



1 comentario: