viernes, 28 de abril de 2017

VAL DEL OMAR: SU OBRA GALLEGA ¡¡¡RECUPERADA EN CINE!!!

Siempre uno se refieren a sí mismo como "cineísta", en lugar del pedante cineasta, pues, aunque "cineísta" no está reconocido por la R.A.E., sirve para diferenciar a una persona que ama el cine con su tecnología mecánico-química, y lo practica personalmente en todas sus facetas (filmación, revelado, montaje, exhibición, restauración), del prostituido "cineasta" con el que hoy se engloba a toda clase de gente, procedente en general del inframundo del digimerde,  que no distingue una emulsión de otra ni tiene ni idea de cosas tan simples como usar un fotómetro.
Existió, en España, una figura emblemática del cine que tampoco se refería a sí mismo con "cineasta", sino como "cinemista", un neologismo con el que quería aunar la actividad del alquimista e inventor junto al de creador cinematográfico: es el surrealista olvidado, José Val del Omar.
VAL DEL OMAR: UN PRECURSOR.
José Val del Omar construyó artesanalmente un objetivo de focal variable (lo que el vulgo denomina, de forma bárbara, como zoom) ¡antes de que las fábricas de ópticas cinematográficas los inventasen!  En 16 mm, aprovechó para la imagen el espacio reservado para el sonido cuando el Súper-16 no podía ni soñarse. Experimentó con el sonido multicanal y las pantallas cóncavas, inmersivas, así como con el cine con tacto y con olor, mucho antes que nadie en España. Pese a todo, murió olvidado en Madrid.
Como dice Bego M. Santiago, que lleva años trabajando para instituciones museísticas alemanas, Val del Omar fue un visionario con su teoría del desbordamiento más allá de la pantalla. Los intelectualillos dan rienda suelta a su pedantería hablando de Peter Greenaway y su teoría del "live cinema", pero, recalca Bego, "se olvidan de este granadino que sintió el cine como lo que es: mística de la luz".
En los últimos años la figura de Val del Omar ha sido objeto de una cierta puesta en valor por parte de ciertos museos, como el Reina Sofía, por citar alguno importante. Sin embargo, aquella parte de su obra que se proyectó, desafortunadamente fue en vídeo, y no con película, como el genio andaluz la concibiera.
LA FILMACIÓN GALLEGA DE VAL DEL OMAR: UN ENCARGO DE D. MANUEL FRAGA.
El próximo sábado 9 de diciembre se celebrará en La Coruña la III Edición de LC Súper-8 Global Day. Como en este festival, de gran éxito mediático y de público, tengo que hacer todas las labores en solitario (soy desde el director hasta el proyeccionista o el programador y ¡hasta el auxiliar de producción!), no queda otra que empezar a trabajar desde mucho meses antes.
En sus tres secciones, "Animatoon" (dedicada a la animación), "Memoria del S. XX: cinema recuperado; los Tesoros de AGHADIC" y "Avant Garde: Súper-8 en la era digital", cada nueva edición el festival se supera a sí mismo, pese a que no sólo no nos apoya ningún organismo oficial, sino que, además, actúan en la sombra para impedirnos el acceso a sala de exhibición públicas.
Si el año pasado (ver aquí: http://mimundoensuper-8.blogspot.com.es/2016/11/ii-edicion-lc-super8-global-day.HTML ), recuperamos, entre otras cosas,  la figura del cineísta gallego Antonio Docampo, providencialmente, poco antes de su muerte, en lo que fue la última alegría que se llevó de este mundo, en palabras de su hija Marta, este año, la sección  Cinema Recuperado proyectará POR PRIMERA VEZ EN ESPAÑA EN SOPORTE CINEMATOGRÁFICO uno de los dos únicos positivos que existen en el mundo en formato Súper-8 de "Acariño galaico del barro", rodado en 1961 por encargo directo de D. Manuel Fraga Iribarne, obra en la que Val del Omar emplea el negativo como proyección directa en positivo, con una imagen espectral de la Catedral de Santiago y de sus Imágenes Religiosas, en una inversión que nos lleva a un mundo detrás del espejo y que prepara al espectador para lo que el historiador Adams Sitney definió como "película de trance", en la que el uso del negativo como positivo tiene un efecto compositivo y narrativo.
DIFICIL LOCALIZACIÓN.
Hoy en día es fácil visionar casi cualquier cosa en Internet, aunque sea con calidad miserable. Obtener copias digitales también está al alcance de cualquier bedel de colegio mayor. Lo verdaderamente difícil, para un programador,  es obtener el material cinematográfico, especialmente de algo tan raro como "Acariño galaico del barro", del cual un laboratorio italiano sólo hizo un par de copias en 35 mm, otras dos en súper-8, una en 16 mm, así como una pequeña edición de 50 cintas VHS.
El positivo de "Acariño galaico del barro" que se proyectará en la III Edición de LC Súper-8 Global Day, aunque procede originalmente de Italia, acabó en manos de la Cinemateca de Galicia-IB Cinema gracias a una familia argentina de ascendencia galaico-piamontesa.
La calidad es extraordinaria: una definición cristalina, con un blanco y negro riquísimo, de negros potentes, en lo que es una auténtica golosina para las retinas.
Sin embargo, fruto de su conservación inadecuada, la pista magnética del sonido se ha desprendido.
En estos meses que quedan hasta diciembre, trabajosamente, en los laboratorios de la Cinemateca de Galicia-IB Cinema, tenemos que limpiar la película de los restos de pista todavía presentes, adherir pistas magnéticas en condiciones y sincronizar el audio, en una labor de cineísta, artesanal,  que sigue la línea alquímica del "cinemismo" de Val del Omar.
Menos mal que contamos con la ayuda de AGHADIC, pero ¡ojo!, no confundir este departamento de la Cinemateca de Galicia-IB Cinema,  acrónimo de "Archivo Gallego Histórico Analítico De Imágenes Cinematográficas", con el muy similar nombre de algo que López Chaves, en sede parlamentaria, bautizara como "chiringuito" ¡cuyo pretor nos niega hasta un lugar de proyección público!
TRISTEZA
Finalizo este texto un poco triste pues hoy comienza, en Los Ángeles (con ausencia gallega pues, por lo que se ve, en la Consejería de Kulturismo tienen cosas mas importantes que hacer), la reunión FIAF 17, de la Federación Internacional de Archivos Fílmicos, a la que, en estos tiempos de penurias, no puedo asistir, en nombre de la Cinemateca de Galicia-IB Cinema.
Una ocasión perdida de volver a ver buenos amigos, aprender nuevas técnicas y saber más de algo en lo que estoy muy interesado, y de lo que ya hablaré cuando me envíen las fotografías de la conferencia: el recientemente inaugurado archivo fílmico mundial que se ha habilitado en el Círculo Polar Ártico.
Mientras tanto, aquí sigo, al pie del cañón, en solitario y sin ayuda, recuperando y restaurando material cinematográfico en todos los pasos, pero principalmente en 35 mm, 16 mm, 9.5 mm 8 y Súper-8.
Fragmentos de Acariño Galaico, proyectado en Súper-8, y grabado con el móvil:  













2 comentarios:

  1. Creo que eres el hombre (el personaje) más interesado en defender lo exencial del cinematógrafo, la técnica, sin la cual es imposible llegar a crear poesía con las imagenes como lo hacía Val de Omar. Usaba la técnica que él mismo experimentaba inventando mil formas de aprovechar lo que, un producto tangible como el celuloide o el acetato, pasaba por sus manos movidos por su gran imaginación. Que ilusión tenía que sentir al comprobar que sus emociones artísticas realizadas artesanalmente, con "cacharros" y película, daban unos resultados que hoy son historia. Sé que estas en el camino, SUERTE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que, desde el País Vasco, se valore esta recuperación y todo lo que conlleva desde el punto de vista cineístico y cinemístico: aquí en Galicia, pese a tratarse de imágenes rodadas en Galicia, y que tuve la fortuna de conseguir en soporte argéntico, ¡no nos dejan ni una sala pública para exhibir la pieza y hablar de Val del Omar! Allá con estos patanes: conseguiré una privada.

      Eliminar