domingo, 13 de noviembre de 2016

ESTO SÍ QUE ES UNA PROYECCIÓN DE FILMOTECA Y NO LAS DEL CGAI

Desde hace un tiempo, tras el burócrata acrónimo CGAI añaden la rimbombante coletilla de "Filmoteca de Galicia", tal vez para captar a algún espectador incauto que crea que allí se proyectan las obras tal y como fueron concebidas, y que, en su archivo, se almacenan en condiciones. El archivo, es una locura: ubicado en un sótano húmero, con valiosísimas películas acumuladas sobre el suelo (tengo fotografías). Y, en cuanto a las proyecciones, tras el despido del proyeccionista, Antonio, el grueso de la programación es ahora en vídeo (con ínfimas condiciones técnicas, además). Ver una obra audiovisual allí es, en la actualidad, un escupitajo a la retina. Curiosa "filmoteca", el CGAI, en la que se deshacen del eje fundamental, el cuidadoso proyeccionista de cine, pero, eso sí, mantienen ¡¡¡dos o tres programadores!!! y otro tipo de personal burocrático.

El CGAI hace justo todo lo contrario que instituciones similares en otros países. Por ejemplo, ayer, en Francia, se proyectó "El hombre que sabía demasiado", tal y como Hitchcock la concibiera: NO EN MISERABLE DCP, sino con un original en 35 mm en IB Technicolor, que hacía plena justicia al VistaVisión del que director inglés era un enamorado, y con sonido multinanal Perspecta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada