sábado, 18 de marzo de 2017

MAKING KODAK FILM: EL LIBRO QUE TENDRÍAN QUE COMPRAR LOS DE FERRANIA

Medio mundo del cine se encuentra muy enfadado pues, en su día, colaboraron en la campaña para recabar fondos, cada uno según sus posibilidades, pues en Italia un grupo de técnicos se hizo cargo de la fábrica de la mítica productora de película Ferrania, que fue abandonada hace unos años, cuando la eclosión del digital, por los norteamericanos de 3M.
Como todo, en la factoría, se conservaba en condiciones inmaculadas pues, al estar en un rincón inaccesible de los Alpes no sufrió ni de robos ni de vandalismo, y el proyecto contaba con el apoyo del gobierno regional, la empresa parecía viable... hasta que ví la cantidad de emulsiones que pretendían lanzar, desde inversibles de color a negativas.
Ahí fue cuando comencé a sospechar que el "proyecto Ferrania" estaba en manos de unos ilusos.
Si bien fabricar película de blanco y negro, de calidad regular,  es relativamente fácil, logra una emulsión en color de calidad es una tarea complicadísima, en lo que es una especie de mezcla de tecnología con arte y casi alquimia. Por ello, incluso cuando la fabricación de película producía grandes beneficios, tan sólo un puñado de firmas podían ofrecer películas de color de alta calidad: Kodak, Fujifilm, Agfa y Sakura.
Una película en blanco y negro de calidad regular lleva sólo una capa sobre el soporte pero, por ejemplo, en el caso de una de alta calidad, como la Kodak Tri X, ¡se necesitan hasta tres capas! Contando con la maquinaria adecuada y gente con experiencia, los de Ferrania sí que pueden fabricar película en blanco y negro.
Pero producir una película en color, de calidad, es otra historia. La Kodak Vision 3 ¡tiene nada menos que 14 capas sobre el soporte!, y ello, sin contar con la anti-halo (rem jet).
Los secretos, nunca antes revelados, para la fabricación de las películas de cine se encuentran en el volumen "FABRICACION DE PELÍCULA KODAK. HISTORIA ILUSTRADA DE LA FABRICACIÓN DE PELÍCULA DE ALTA TECNOLOGÍA", escrito por Robert L. Shanebrook, antiguo responsable técnico de Kodak.
Resulta muy curioso leer que, en Kodak, existe  todo un protoco y sistemas cifrados que garantiza que ninguna persona de la propia compañía, ¡ni siquiera su presidente!, conozca todas las fases y químicos necesarios para el proceso de fabricación de una película en color.
La gente de Ferrania, de la que quiero creer que es "bien intencionada" y han pecado de atrevimiento, harían bien en leer libros como este antes de aventurarse a prometer que iban a fabricar "tropezientas" emulsiones en color y blanco y negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada