domingo, 19 de marzo de 2017

ECCE HOMO EQUINOCCIAL, en Súper-8 anamórfico AGFA Aviphot.

Por fin ya está subido al canal IB Cinema, en Vimeo, otro más de mis documentales penitenciales sobre la Semana Santa coruñesa: "ECCE HOMO EQUINOCCIAL", rodado con película en Súper-8 inversible AGFA Aviphot, formato anamórfico Iscorama y sonido directo estereofónico Dolby.

Con Salvador Peña, ministro presidente de la Orden tercera: con el telecine conoectado al monitor Mac, identificando a algunos de los participantes en la Procesión
¿QUÉ PLASMA LA PELÍCULA?
"Ecce Homo Equinoccial" registra un hecho coruñés histórico: el estreno de la nueva imagen procesional de la Virgen de la Amargura en una procesión del Ecce Homo Cautivo, celebrada en el anochecer del equinoccio de primeravera, con tres hechos novedosos debidos a la iniciativa de Salvador Peña. 
Salvador,  ministro presidente de la Orden Tercera, es la persona que, al frente de un grupo de colaboradores, ha conseguido convertir la semana santa coruñesa no sólo en una demostración de fe, sino también en un evento relevante tanto cultural como turísticamente.
Película AGFA Aviphot, caducadada hace casi tres lustros, revelada por RetroLab, en Málaga.
¿POR QUÉ SE FILMÓ CON LA AGFA AVIPHOT?
Esta emulsión inversible (término a veces mal traducido como reversible, del inglés reversal, y que se refieren a un tipo de película que, tras su revelado,  se transforma en un positivo que se puede montar directamente en una moviola y proyectar), ha sido calificada como la peor emulsión en color jamás fabricada. ¿Es esto verdad?
Fotograma de la película: la nueva Imagen.
La formulación de la Aviphot fue desarrollada en la antigua filial de AGFA en Bélgica, Gevaert (que, paradójicamente, sobrevivió a la quiebra de la matriz), para su uso militar, con la emulsión revestida en un soporte de poliéster. De repente, hace unos quince años, los aviones de la OTAN sustituyeron sus máquinas fotográficas mecánicas por otras digitales. Gevaert, aunque interrumpió la fabricación inmediatamente de la Aviphot, se encontró con miles de metros en su almacén. Durante años, los conservó refrigerados (pues las emulsiones son compuestos orgánicos perecederos), vendiendo pequeñas partidas como película de diapositivas, hasta que, hace unos cuatro o cinco años, la firma teutona Wittner compró la práctica totalidad de los metros fabricados para, una vez cortados y reperforados, venderlos principalmente en Súper-8 y 16 mm, para un mercado que, con la desaparición de la Kodak Ektachrome, se había quedado huérfano de una película inversible de color.


Fujica ZC1000 con Iscorama 42 y Pentax 1.0


PRIMERAS DECEPCIONES CON LA AVIPHOT.
Como ventaja, la AGFA Aviphot cuenta con su soporte de poliéster, capaz de mantenerse inalterable a través de las centurias. Su desventaja: el grano desmesurado de esta emulsión (especialmente inadecuado para pequeños formatos), su elevada sensibilidad para luz de día (de 200 ASA) y sus colores apagados tirando a ocre, tan distintos de las maravillosas saturaciones de la Velvia, la Ektachrome o la llorada Kodachrome.
Fotograma de la película: Salvador Peña cumplimenta a los políticos
En una primera prueba, a escala mundial, descubrí que el rendimiento de la Aviphot mejoraba (con menos grano) si se exponía a 100 ASA y se sub-revelaba. Dicho experimento quedó registrado en el cortometraje "Aquel miércoles, poco antes de las nueve", parcialmente expuesto a 100 ASA y sub-revelado, y la otra mitad a 200 ASA con revelado normal. A quién le interese lo puede ver aquí: https://vimeo.com/79051038
En la mesa de trabajo, para ver en 3D: con gafas rojo y verde.
NO HAY EMULSIÓN MALA.
Algún director de fotografía va pontificando por ahí diciendo que, dado el grano de la AGFA Aviphot, es imposible filmar con esta emulsión en Súper-8 anamórfico (esto es, con lentes en Scope, para formato panorámico): ¡desde La Coruña demostramos lo contrario!
También desmerecen, a la Aviphot, con injurias como  que es la película inversible en color de peor calidad jamás fabricada, por su falta de definición y, sobre todo,  la tristeza de sus colores. Quien eso afirma, está equivocado. No existe emulsión mala: lo importante es que los cineístas dispongamos de variedad de material sensible, con sus distintas propiedades y rendimientos,  para elegir lo mas acorde con el relato. ¡Qué mejor que esta textura, que este color de la película Aviphot, que retrotrae a tiempos de veneración!, para plasmar una tradición que se remonta al siglo XVI.
Fotograma del paso infantil
Para otras ocasiones más alegres, dentro de la Semana Santa, he elegido, por ejemplo, la gama Vision de Kodak, como es el caso de "Vigilia Pascual en La Coruña", que puede verse aquí: https://vimeo.com/42066089
Un rodade "penitencial" significa que el trabajo de todo un equipo lo hace una persona: cámara de cine Fujica ZC1000 con Pentax 1.0 anamórfico Iscorama, grabadora de sonido sincrónico esteereofónico Dolby: ¡hasta la foto es un s
UN DOCUMENTAL  PENITENCIAL.
Cuando digo que "Ecce Homo equinoccial" forma parte de la serie de trabajos "penitenciales" no me refiero con ello a su significado religioso, sino a la penitencia que significa rodar con película de cine en solitario, sin ayuda. Como, además, filmo en súper-8 en cargadores Fujifilm de Single-8, esto significa recargar cada cartucho con dos minutos de película en cuarto obscuro.


Fotograma de la película: la banda de la OJE de El Ferrol, Nuestra Señora del Nordés.
FUJICA ZC 1000
Este cortometraje documental, como casi todos los míos personales, se encuentra filmado con la Fujica ZC1000. Para esta ocasión, con su comienzo en un interior con poca luz y el resto rodado en exteriores  al anochecer, decidí exponer la Aviphot a 200 ASA. Como óptica primaria, el Pentax 8-48 mm que, en granangular, que abre a f 1.0, mientras que como anamórfico elegí el Iscorama 42.

¿Todo ello,  qué significa, sin ayuda?
1) Cargar de película la cámara cada dos minutos y algo de filmación;
2) enfoque a "ojímetro";
3) exposición con diafragma manual.
Como, además, grabé sonido directo estereofónico, esto conlleva llevar conectado el magnetófono a la cámara para que arranque y pare la cinta de forma sincrónica. Al acometer sin ayuda este rodaje penitencial uno se ve obligado a ser director, director de fotografía, sonidista, camarógrafo, foquista, ayudante de todos ellos, guionista ¡y hasta locutor!
REVELADO DE LA PELÍCULA.
Para una película tan añeja, con unos quince años desde que saliera de fábrica, y trece caducada, encomendé la labor a Retro Lab Cinema, de Málaga. Su director, mi amigo Juan Carlos Olivo, con una experiencia de un cuarto de siglo revelando película de cine para la BBC y poseedor de arcanas fórmulas, casi alquímicas, que son capaces de brotar imagen casi de cualquier emulsión caducada. Hizo un trabajo de primera.
PISTADO MAGNÉTICO Y MONTAJE.
Tras la aplicación, en los bordes, de la pista magnética para grabar la película, el montaje de los distintos planos lo hicimos, algún domingo por la mañana, entre mi amigo Víctor Galdón et moi.

Sonorizando, como de costumbre, con el Fujicascope SD25 Quartz Stereo
GUIÓN Y SONORIZACIÓN.
Una vez montada la película, hay que grabar el sonido directo en las pistas, de forma sincronizada, así como la música y algún que otro efecto de librería.
Después, tocó la hora de ponerme a escribir el guión. Tuve, para ello,  que recabar la ayuda de Salvador Peña, el ministro presidente de la Orden Tercera, con el fin de que me aportase algunos datos, como los nombres y apellidos de ciertas personas que aparecen. También Margarita Osende (aunque es de otra cofradía), me facilitó algún apellido olvidado en el fondo de mis neuronas.
Una vez escrito el guión, en una vetusta tableta, llega la hora de proceder a la locución, que llevo a cabo con un proyector Fujicascope SD25 Computer Quartz Stereo.
Antes de nada, quiero aclarar,  que uno no es locutor, y hace lo que puede. Además, estos temporada me estoy arreglando la boca, de forma que tuve que pronunciar la locución ¡con un caramelo permanentemente bajo mi lengua!

Como, en cine de Súper-8, el sonido de la locución se graba en sobreimpresión (no en pista separada) sobre el directo, música y efectos ya grabados previamente, ello significa que, cuando cometía cualquier error, ¡fue necesario volver a sincronizar y regrabar todos los sonidos que se escuchan bajo mi voz!
Una vez sonorizada la película, José Luís Speed, que puede digitalizarla a 2K, la transfirió a digital, tras lo cual, de nuevo Víctor Galdon también se encargó de ciertos trabajos de postproducción digital, tanto en relación a la imagen como al sonido, además de rebajar la calidad de 2K a HD, del telecine hecho por José Luís Speed.
¡Con lo fácil que resultaría hacerlo todo en digital!, que ganas tiene uno de complicarse la vida con semejante esfuerzo mezclando tecnologías del siglo XIX con otras del XX y del XXI. El esfuerzo, sin embargo, merece la pena, para los puristas del cine.
MAREMAGNUM DIGITAL.
En este época, debido al inframundo digimerde, con sus facilidades, el audiovisual está al alcance de cualquiera, de forma que las redes se encuentran colapsadas con obras que apenas se verán. Toda una paradoja: películas a disposición de todo el universo mundo, en su redondez, pero nadie pincha en ellas. En cambio, la textura orgánica, tan especial que aporta a cada opus el uso de la tecnología mecánico-química, les proporciona un plus especial que, automáticamente, garantiza miles de visionados, de gente que, además, valora lo difícil que es trabajar en químico y sin presupuesto (a menudo con emulsiones caducadas que es lo mas parecido que hay a jugar a la ruleta rusa). El súper-8, a diferencia del 16 mm y ya no digamos el 35 mm, permite tener textura de cine trabajando con equipos de tamaño reducido.

ECCE HOMO EQUINOCCIAL puede ser vista en el siguiente enlace:
ECCE HOMO EQUINOCCIAL from IB CINEMA Motion Picture Films on Vimeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada