miércoles, 19 de octubre de 2016

AGADIC, CGAI, "ESTAMBUL 65" Y LOS FESTIVALES

Anoche la 2, de TVE, emitió "ESTAMBUL 65", una obra maestra del cine español, currada hasta en sus  créditos (como a mí me gusta), del genial Antonio Isasi-Isasmendi.
Lástima que la transmisión se haya visto un poco borrosilla, como si fuese un viejo telecinado de un dupe positivo a una Betacam SP.

Este verano, en una liquidación, adquirí ¡¡¡por sólo 5 euros!!! "Memorias tras la cámara", el libro en que su autor, Isasi-Isasmendi, resume su medio siglo de trayectoria en el cine español. Fue la mejor compra de la década: tras la lectura del contenido, puedo afirmar que ¡habría pagado cinco euros por cada capítulo! y, aun así, sería una ganga.
Respecto a la presencia de jerarcas oficiales en los festivales, el gran Isasi-Isasmendi escribe: "Con gran entusiasmo accedí a que Estambul 65 fuese en representación de España al festival de festivales de Cine de Acapulco, en México. Salimos una pequeña expedición a cuyo frente iba Florentino Soria, entonces subdirector general de cinematografía. Desde el tiempo en que se creó el mundo oficial del cine, era curioso ver cómo a ese tipo de cosas, festivales, viajes, estancias en lujosos hoteles, ágapes, juergas, etc. se apuntaban con facilidad extraordinaria los cargos de la administración (...). Aprovechaban esas ocasiones para atribuirse sin pudor alguno la representación artística de algo que no les correspondía y más bien al contrario, con su actitud y los trapicheos de la burocracia que manejaban, en muchos casos sembraban de injustas y arbitrarias interferencias nuestra propia presencia".

En medio siglo, las cosas han cambiado para peor  pues, ahora, las legaciones que acuden a festivales están compuestas por toda clase de oscuros responsables de chiringuitos regionales,  o de lacayos de unas mal llamadas filmotecas (que no pasan, muchas,  de salas de vídeo de tres al cuarto),  y que uno no alcanza a comprender para que van (a costa del contribuyente).
Un buen ejemplo lo podemos encontrar en Galicia:  hay dos entidades sobredimensionadas, heredadas del bipartito o el tripartito, como el CGAI (en el que, sin embargo, en lugar de eliminar a aquellos que poco aportan a la entidad,  se cercena la cabeza de la persona más fundamental, el proyeccionista), o lo que el popular López Chaves denominaba, con acierto, el chiringuito AGADIC, que no tienen rubor en subir en las redes sociales el disfrute en festivales de sus embajadores ¡en creaciones de otros!,  mientras que actividades que tendrían que estar atendiendo, como la coordinación de festivales en su propio territorio, pasan los años, y siguen organizándose y subvencionándose a la buena de Dios, como uno lleva clamando en el desierto desde hace años.
Estos días, por ejemplo, en Galicia, cuando aun no hace ni unas jornadas que finalizó el Curtocircuito y está a punto de comenzar el Cineuropa, coinciden a la vez ¡¡¡nada menos que cinco festivales!!!: el magnífico internacional de Ourense, el de Noia, el tradicional y meritorio de Vilagarcía, la frikada de La Coruña y el mas incomprensible: el Amal de Santiago ¡un festival de cine árabe en una de las tres capitales de la Cristiandad!, al parecer este año dedicado a las mujeres: ¿exhibirán, tal vez,  vídeos de como pegan a las suyas o como les prohíben que, por ejemplo, estudien?


Otro tanto acontece en mayo y junio, cuando se suceden varios festivales en unos pocos días, desde Vigo a La Coruña, alguno de ellos, como el Ese8, regado con el oro y el moro (mas oro que moro).
Lo de coordinar parece que no va con ellos. Los viajes y saraos, sí.


Procedencia de las fotografías: excepto la tomada del televisor, el resto están publicadas en las redes sociales y son de libre acceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada