miércoles, 28 de julio de 2021

NON HAI FUTURO (OPUS V): VERSIÓN EN INGLÉS.

"Non hai futuro (Opus V)", a curtametraxe interpretada por Marcos J. Fernández Eimil,  que cerra o cinco que rodei sobre a crise económica española, a través da mirada de persoas vinculadas non só entre si senón ao mundo do cinema verdadeiro (ou sexa, do fotoquímico), é unha especie de documental disfrazado, pois explica o que foi a arte da exhibición en 35 mm en Galicia.   Neste traballo cinematográfico quedarán para a historia desde o último transportista cinematográfico ata o último derradeiro almacén de películas da Coruña, e tamén a última proxección con película no chorado MACUF, de Naturgy, e que foi o postremeiro acto de este museo antes do seu peche en 2018.

Escribín o guión en español, que é a miña lingua materna, pero está a traducilo ao galego o erudito Miguel Pérez Romero, nada menos que o tradutor de Shakespeare ao galego, e, ademais, persoa vinculada ao cinema grazas ao seu irmán José Manuel (amígo meu desde 1983 e a persoa que filmou a miña voda en Súper-8) e ao seu primo Ernesto, o dono do Cine de Leiro. 

O Opus V contará, tamén, con subtítulos en español, e, ademais, do mesmo xeito que o Opus IV, con subtítulos en inglés. 

Como fago a tradución inglesa persoalmente, certos termos técnicos, de argot, teño que consultalos en literatura especializada. Por exemplo, o que en España denomínase "topos",  en inglés é "cue dots" e non "moles".

Para iso, teño a man volumes especializados, editados polo Museo George Eastman (en memoria do fundador de Kodak) ou a biblia publicada por The British Kinematograph Society.  ¡Que mellor pracer que consultar esta bibliografía xunto a un proxector de 35 mm Pathé dos anos vinte!, estes días no meu escritorio, pois estivo a piques de saír para unha exhibición que se cancelou no último momento por mor do coronavirus.

NON HAI FUTURO

Durante estes anos rodei, en Súper-8, unha serie de curtametraxes baixo o título compartido "Non hai futuro", para reflectir a inmensa crise económica que viviu España a partir de 2007 a través duns protagonistas vinculados, dunha outra forma, ao mundo do fílmico.

O catro entregas xa publicadas rexistraron, en Vimeo, a sorprendente cifra de mais de 100.000 visualizacións desde diferentes computadores. O Opus I chamou moito a atención pois é aquel traballo famoso no que arroxei unha cámara de S8 filmando desde un sexto piso, para a filmación subxectiva dun suicidio, tomavistas que se estampou contra o pavimento ¡e seguiu filmando!, unha cámara Fujifilm feita en 1976.  Desde logo, ¡agora non se fabrica coa calidade de antes! De feito, está cámara usouse tamén no Opus II, onde foi "pisada" por un camión. Por incrible que pareza,  ¡¡¡aínda funciona!!!

Cartel provisional:




sábado, 24 de julio de 2021

FUJICASCOPE AUTOVISION

El Fujicascope Autovision es el retroproyector (proyector con pantalla incorporada) mas interesante para su uso profesional sobre un escritorio, debido a su peculiar diseño, bajo y plano, que es posible gracias a que la bobina de alimentación se coloca horizontalmente y carece de bobina receptora: la película se va alojando en un plato horizontal interior. El aparato es totalmente automático: basta con introducir la película en la ranura y ya la enhebra sola, enciende la lámpara automáticamente y se para al término de su visionado. ¡Hasta el formador de bucle, electrónico, es automático!


Su diseño plano, y con tapa, permite, cuando no se use, colocar sobre la misma papeles y otras cosas propias del trabajo de oficina. Su pantalla incorporada, de 20 x 15 centímetros, es ultra nítida y tan luminosa que se puede usar a plena luz del día: en IB Cinema, con el Fujicascope Autovisión,  ahora puedo ver películas recién reveladas en mi propio escritorio, sin necesidad de ir a la sala de proyección. 

Además, funciona con la económica y fácil de encontrar lámpara de 12 V 100 W.  A diferencia del Elmo SC30, que fusila en pocas horas la costosa lámpara de 15 V 150W, en el Fujicascope Autovision, para incrementar la duración de la lámpara, esta dispone de precalentamiento. 

Se trata de un aparato muy práctico y, al levantar la tapa superior, encontramos espacio para una lámpara de repuesto y un cepillo para la ventanilla. Todos los controles se encuentran en el frontal: empezando por la izquierda, 1) el conmutador de selección de velocidad; 2) conmutador de selección de sonido óptico o magnético; 3) respecto al tercer conmutador deslizante averigüé su función gracias a mi amigo Tak Kohyama,  que hizo la traducción, en inglés, sobre mi foto: los dos iconos japoneses de arriba, significan "grabación"; si el mando se coloca a la izquierda, es para activar la función de "sonido en superposición" (el registro sonoro sin borrar la grabación existente: por ejemplo, una locución sobre sonido directo); si se coloca a la derecha, es para grabación normal (esto es, borra cualquier sonido anterior).

Después, cuatro teclas tipo "sensor" para, por este orden, grabación de sonido, avance, paro y retroceso. Bajo estas, el mando en enfoque y regulación del tamaño del cuadro (la perilla para regular la altura del encuadre se encuentra al levantar la tapa).  Mas abajo, un mando deslizante de control de volumen, y abajo cuatro tomas de entrada y salida de sonido.

El Fujicascope Autovision es amable con las películas pues lleva el probado crono de todos los proyectores de la marca. Además de sonido magnético, ¡puede reproducir sonido óptico! Y, por supuesto, proyectar en un pantalla exterior, con sala obscura, si fuera necesario. 


El único problema del Fujicascope Autovision es que al ser concebido exclusivamente para el mercado nipón no sólo todas las indicaciones en los botones se encuentren exclusivamente en ese idioma, sino que funciona exclusivamente a 100 V, de forma que es necesario pedir también el trasformador a Japón pues en España sólo se encuentras de 230 V a 125 V, pero no a 100 V.


Un pequeño inconveniente, según el experto técnico José Manuel Mr Xerox Fuji, es que, el Autovision, se trata de un aparato cuyo servicio es muy dificil: posiblemente fue diseñado para no ser reparado. 

sábado, 17 de julio de 2021

COPIAS FRANKENSTEIN: AQUELLAS FORMADAS CON ROLLOS DE DISTINTAS EMULSIONES

En los años setenta, había multitud de laboratorios cinematográficos, en cada país, y los directores de fotografía, directores, productores o distribuidores podían elegir positivados con varios sistemas de color: Technicolor de imbibición, Eastman, Gevacolor, Agfacolor, Fujicolor y 3M (el antiguo Ferraniacolor).

En mi colección, hace unos lustros conseguí un positivo de aquella época de "Próxima parada: Greenwich Village". Actualmente, los derechos digitales de esta película son de Century (la antigua Fox a la que Disney, tras adquirirla, cambió de nombre), pero en fílmico los derechos, para España, fueron adquiridos por un ourenseno, Arturo González, de Regia Films, que a su vez cedió participaciones a distribuidores regionales, como Profilmar o Baños Films.

Siempre me gustó "Próxima parada: Greenwich Village", de Paul Mazursky, polémica en su día, y nominada a la Concha de Oro en Cannes, entre otras distinciones. Pero mi positivo es lo que se llama una copia Frankenstein, con rollos de distintas marcas. Esto obedece a varias causas: por ejemplo, un deterioro, en un cine, de uno de los rollos, obligaba a pedir al laboratorio otro nuevo, que podía mandarlo en otro tipo de emulsión. O bien, ya terminada su vida comercial, se guardaban copias completas formándolas con los rollos en mejor estado de varias copias.

En mi positivo, los rollos en Agfa están perfectos pero el rollo en Fuji tiene el color desvanecido a marrón. Como la capa cyan aun se encuentra visible, este rollo recibirá pronto el tratamiento químico substractivo ORS. Naturalmente, solventar esto en digital está al alcance de cualquier bedela de colegio mayor: lo difícil es solucionarlo en un positivo de época, para seguir disfrutando de la proyección real de un positivo original unas décadas mas.

Para los que desconozcan este problema, el desvanecimiento es algo que afecta a todos los positivos Eastman anteriores a 1983 y Fuji anteriores a 1984, entre otras marcas, fecha a partir de la cual, y tras las presiones, entre otros, de Martin Scorsese, se generalizó la tecnología low fade. Los positivos Technicolor de imbibición son inmunes al desvanecimiento ¡aunque sean de los años treinta!

Sobre Arturo González: hermano de ese gran nombre del cine que fue Cesáreo González. Su sello Suevia Film fue uno de los mas importantes del cine español.

viernes, 16 de julio de 2021

NON HAY FUTURO (OPUS V): OS SEGREDOS DA ELABORACIÓN DO AFFICHE

 O Opus V cerra a serie de curtametraxes en Súper-8 "Non hai futuro" sobre a crise económica española, con personaxes vinculados a un mundo que languidece, cos seus últimos estertores: a exhibición cinematográfica en 35 mm. 

Cartel definitivo

No Opus V, o protagonista, interpretado por Marcos J. Fernández Eimil, é o operador responsable non só da proxección da última película da Disney en 35 mm, senón tamén da última proxección en 35 mm no Museo de Arte Contemporánea de Naturgy (MACUF) e que significou o último acto desta institución, de gloriosa historia en Galicia, antes de que fose pechada.

Primeira versión

Para debuxar o cartel, recorrín a un artista que admiro moito, Juan Carlos Abraldes, formado como un en Barcelona. Gústame de Abraldes que, ademais de dominar as técnicas dixitais, tamén sabe debuxar de verdade, con lapis e pincel.  Fai lustros, traballou en IB Cinema. Actualmente, é un autónomo, ben coñecido internacionalmente en medios profesionais do audiovisual e os videoxogos; o seu nome non pasa desapercibido tampouco para o público en xeral, pois leva moitos anos publicando as súas caricaturas en LA VOZ DE GALICIA para ilustrar toda clase de publicacións, desde sisudos artigos de políticas ata as lembradas novelas por entregas. 

A Juan Carlos expliqueille a trama do OPUS V e díxenlle o que imaxinaba no cartel: o edificio do MACUF abandonado, coa cristaleira rota na primeira planta, un proxectorde 35 mm e o seu último operador, e en primeiro termo unha saca de películas, un par de latas de cinema e unha bobina con película saíndo con fotogramas do Opus V.  Juan Carlos suxeriu que o operador non aparecese, para acentuar a sensación de final dunha era. Pareceume moi acertado.

Na primeira versión do cartel, o edificio do MACUF estaba moi afastado, e o proxector de cinema apenas se distinguía. Ademais, Juan Carlos, influído pola estética dos videoxogos que realiza, marcara demasiado a sensación de decadencia ata parecer postapocalipitica, cun televisor esnaquizado e ata un automóbil. A verdade, é que quedou moi bonito, pero escapábase un pouco do que quería transmitir: crise económica, peche do MACUF e abandono do 35 mm; demasiado postapocalíptico.



Decidimos situar o Museo non tan lonxe, de forma que o proxector funcionando distínguese perfectamente, e, en primeiro termo, como elementos abandonados, un par de bobinas e latas de película, con o filme espallándose, así como unha saca de transporte das que en España se usaron tradicionalmente para as longametraxes en 35 mm.


O protagonista: Marcos

O debuxo de Abraldes é tan minucioso que, aínda que a xente non o aprecie, si mira o cartel cunha lupa, distingue detalles como o crono do proxector ou as fotogramas da película no chan, fotogramas que realmente corresponden ao Opus V. As latas levan o selo Kodak, marca no pasado gloriosa, pero que hoxe evoca unha decadencia dunha forma de arte que é, precisamente, o que quere reflectir esta curtametraxe que, en realidade, é, case, un documental disfrazado .

Escribindo o guión

martes, 13 de julio de 2021

NON HAI FUTURO (OPUS V)


Antonio Bermúdez fai a última proxección fílmica no MACUF, da Coruña, acto co que pecha para sempre o museo, mentras lembra o mundo da exhibición cinematográfica en 35 mm, que se desvanece, nunha historia que é unha especie de documental dramatizado.

Intérprete: Marcos J. Fernández Eimil, como Antonio Bermúdez.

Unha película concibida, filmada e escrita por Ignacio Benedeti Corzo.

Montaxe de Alex López.

Produción executiva: Encarnación "Nena" Pulido.

Affiche: Juan Carlos Abraldes.

Filmada en Súper-8 con película Kodak.

Revelada por Juan Carlos Olivo en Retrolab Cinema.

Positivos de 16 mm: Onda Radio Service.

Música: Arteixo Big Band.

Mestura de son fotográfico: Alberto Vangelisti.

Dixitalización: José Luis Sanz.

Unha produción cinematográfica acollida ao Fondo de Proxectos Culturais en Lingua Galega Xacobeo 2021, da Secretaría Xeral de Política Lingüistica. Consellería de Cultura, Educación e Universidade. Xunta de Galicia.

Metraxe: 25 minutos (16 mm Kodak Vision) 

Son óptico



Non hai futuro (Opus V)” é unha mediametraxe de 25 minutos onde o último operador de cabina en activo de 35 mm pasa revista aos cambios vividos en Galicia no sector da distribución e a exhibición cinematográfica: as cabinas con dobre sistema de proxectores que deron paso aos proxectores con torre de longametraxe, a chegada dos complexos de multicines con sistema de prato, ata a práctica desaparición do 35 mm cunha proxección que, en decembro de 2018, supuxo tamén o último acto do defunto Museo de Arte Contemporánea Unión Fenosa (MACUF).



Ao longo da mediometraxe móstranse os distintos equipamentos cinematográficos que non fai tanto eran fábricas de soños, as instalacións de distribuidoras de cinema ou o único almacén de 35 mm dunha multinacional en Galicia, así como o último transportista especializado en 35 mm.

Narrado en clave de entretemento, a tres voces, as imaxes fílmicas son de gran interese histórico para a memoria de Galicia. A trama, dramatizada, entretén ao público xeral.

"Non hai futuro (OPUS V)" é unha mediametraxe  integramente filmada con película de Súper-8. A montaxe é tradicional, cortando e pegando a película. 

O son é tamén fotográfico, pois nada hai na realización desta obra alleo á tecnoloxía fotoquímica.


 "Non hai futuro (Opus V)" pecha a serie sobre a crise económica española. As catro entregas anteriores superaron os 100.000 espectadores.


Información sobre o deseño do cartel:

lunes, 12 de julio de 2021

ELMO GS 1200 PCOM


Cuando no tienes el sonido en tu idioma de uno de tus cartoons favoritos de Walt Disney, para sincronizar en las bandas magnéticas, no queda otra que traducir el texto y grabar todas las voces con la técnica de "voice-over" en la pista de compensación, labor para que en este caso me serví de un proyecto al que amo tanto como odio, la versión PCom del Elmo GS1200, con el famoso objetivo f 1.0

Mas información en el grupo de Facebook para usuarios españoles de Súper-8 SUPEROCHISTA

viernes, 9 de julio de 2021

AP: LAS MAGNÍFICAS

La marca catalana AP es una de las pocas firmas mundiales que sigue fabricando bobinas y cajas para pasos de 8 mm (el "normal" y los tipo S), amén de otro tipo de material fotográfico tradicional, como marquitos para diapositivas.  AP exporta sus productos no sólo en todos los países de la Cristiandad, sino a lejanos, y difíciles de entrar, confines, como el Japón, donde su distribuidor es LPL (la que fabrica la cinta de empalmar Fujifilm).

AP: un gran nombre

En  IB Cinema  estamos siempre surtidos con bobinas y cajas AP pues, cuando nos llegan colecciones para digitalizar, antes de la labor de restauración química y física, pasarlas de las pequeñas bobinas en las que suelen venir a bobinas nuevas AP de 120 o 180 metros no sólo para uso durante las décadas siguientes, sino para archivo
.
Las perforaciones del 8 mm (normal) ocupan casi lo mismo que el fotograma

Tocó, estos días, trabajar con material de mi amigo José Manuel. Por una parte, películas de 8 mm filmadas, en blanco y negro,  durante la II República: reparación de piquetes y rehacer empalmes, con cinta especial de archivo CIR de poliéster (que no amarillea y cuyo adhesivo se sale con los años), naturalmente con una empalmadora CIR, diseñada por el Dr. Leo Catozzo, el montador de Fellini. 

Por otro lado, películas en Single-8 Fujicolor filmadas por el propio José Manuel, con una  Fuji Z800 y una Fujica ZC1000, en los años sesenta y setenta.