lunes, 5 de diciembre de 2022

FILTERS GLASS: THE IMPORTANCE OF THE COATING

The optical coating is very important when it comes to achieving well-contrasted images, in difficult situations (for example, a white iceberg with a dark seabed) or when the use of a lens hood is not possible. 

There are different types of coatings, depending on the manufacturer. My favorites are Fujifilm's EBC, which is applied with electron radiation and makes it stick for life, or Schott's T (developed by Zeiss) that can be found in some European brands.

The Achilles heel of good optics are the filters: many filters lack optical coating or this is of much lower quality than prime optics, especially when it comes to highly specialized filters, either in their purpose, or in their diameter (or both characteristics at the same time). 

85 filter of same brand, on the left with better coating (HMC): difference is hard to believe!

For example, to shoot Kodak Vision 200 and 500 tungsten balanced film in daylight, which I will use for part of the filming of my documentary in Antarctica "Alén da Fin do Mundo" (Beyond the End of the World), one of the lenses I will be doing cinematography, are the Leitz Cinegon 10mm with Iscorama-36 anamorphic, both T-coated.

My Hoya 85 filter to use, with this setup, to shot tungsten film in daylight,  is a few years old now, but I never bothered to replace it because I always used to shoot with daylight film when shooting in Iscorama. But since I'll be shooting a lot of the Iscorama footage this time with the Tunsgten Vision 200 outdoors, I'll need an 85 filter with a good optical multi coating.

HOUSTON, WE HAVE A PROBLEM!!!

The problem I have is that because so few of us shoot this way these days, the big filter brands,  except Tiffen,  no longer make the 85 (as for Tiffen, they don´t sell its filters here).

I contacted photographic shops all around European Union to find a quality multi coated 85 filter with a diameter of 72 mm. without success, until my son Daniel found it in Graz, the Austrian city where he studies his postgraduate degree in engineering !!!

The super nice people at Foto Köberl sent me a pair of Hoya 85 filters with HMC coating, which arrived to Spain in just three days. Coincidentally, I have a Hoya 85 filter without being multi-coated: the difference, comparing both, with the light reflected in my office skylight is incredible, and you can see it in the first photograph.

Thank you good people of Foto Köberl!!!



viernes, 2 de diciembre de 2022

PROYECTOR LEITZ DE CRISTALES PARA CINES

Antes de la debacle del digital, antes incluso de que se generalizaran los infames complejos de multipantallas,  la publicidad en las salas de cine se hacía de dos formas: las firmas potentes, exhibían sus anuncios en 35 mm.; las firmas locales, con diapositivas de cristal, en algunos casos dibujadas por artistas locales ¡o incluso por el propio proyeccionista!, como es el caso del amigo José Luis Moar.

Uno de los proyectos para 2023, para después de mi rodaje en la Antártida (si es que regreso con vida), es adaptar este viejo proyector de cristales Leitz a una fuente de luz mas moderna, de forma que nuestra sala de proyección Klan-des-Tyne Theater pueda proyectar cristales de época antes de las sesiones, una experiencia que se añade a sus cortinas eléctricas, el timbrazo antes de proyección o la iluminación coloreada de pantalla mientra en la sala la luz se apaga gradualmente.



jueves, 1 de diciembre de 2022

RARA AVIS: BEAULIEU 9.5 MM REFLEX, LA FRANCESA EXQUISITA

Este 2022 es el Centenario del 9.5 mm, el paso cinematográfico mas inteligente, pues aprovecha el ancho de la película al máximo debido a la ingeniosa colocación de las perforaciones: ¡¡¡en el centro, entre los fotogramas!!!, y no en los laterales. Gracias a este diseño el 9.5 mm, con un gasto de película en anchura de sólo un milímetro y medio mas que el Súper-8,  consigue un tamaño de fotograma prácticamente igual que el 16 mm. El Centenario, en la Cinemateca de Galicia-Museo Sellier, fuimos los primeros del mundo en conmemorarlo, la pasada Semana Santa, en la VI Edición del Sellier Film Festival.

La mejor cámara, y mas fiable, para 9.5 mm es la Beaulieu Reflex, idéntica a la de 16 mm: ¡qué atractivas son estas curvilíneas cámaras! Son una auténtica exquisitez francesa. Sólidamente construida, su visor es extremadamente luminoso gracias a su obturador de espejo en guillotina que, al filmar, con su parpadeo, produce una sensación mesmerizante en el operador: ¡esto es cine, señores! Cada dos segundos de película, la cámara emite un mecanismo audible para saber, sin mirar el contador, cuanta película se consume,  en tomas largas, a fin de no quedarnos "sin cuerda" en el mejor momento (el resorte puede filmar 30 segundos a 24 f.p.s.)

La Beaulieu de 9.5 filma entre 8 y 64 fotogramas por segundo, además de fotograma a fotograma, ¡¡¡sin necesidad de baterías!!!, pues tiene un mecanismo a cuerda. 

A diferencia de sus hermanas de 16 mm, la de 9.5 mm es una rara avis muy difícil de encontrar pues se fabricaron poquísimas unidades: que uno sepa, sólo hay dos en España. Esta de IB Cinema está en inmaculado estado cosmético y mecánico.




miércoles, 30 de noviembre de 2022

STEPHEN BONNELL´S MECHANICAL-ELECTRONIC INTERVALOMETER FOR THE BOLEX ULTRAPAN 3.1 CAMERA

My 16mm tipe S perforation Bolex Ultrapan camera for 3.1 format, built in Canada by Jean Louis Seguin, is one of only three for this widescreen format in the world and the only one in Europe (another is owned by Phil Vigeant, the well respected member of the ASC in Hollywood and owner of famous Pro 8mm company,  and the other one by format inventor Nick Kovats)

Using the 16mm with S-perforation film,  kindly provided by the director of Kodak's film division, I intended to shoot my third feature film on global warming, ALÉN DA FIN DO MUNDO, in this rare format. 

As we expected to have support of AGADIC, in Galicia,  and I had ordered an accessory for this camera, which arrived today from Canada: the mechanical-electronic intervalometer built by Stephen Bonnell. Unfortunately, AGADIC's support did not come true, so, with less budget, I have to travel alone and I cannot carry the enormous weight of the Ultrapan devices. It will remain in IB Cinema to be used in some other future project, perhaps one of those of "communist" ideology that the AGADIC mob likes. "Alén da Fin do Mundo" will be shot in S8 with Iscorama anamorphics.



martes, 29 de noviembre de 2022

ALÉN DA FIN DO MUNDO (Más allá del fin del mundo). Capítulo 12: "Artesanía fílmica"

Lo que estoy preparando, cinematográficamente,  para rodar "Alén da fin do mundo", es algo inaudito a nivel mundial: voy a filmar usando cartuchos exclusivos de IB Cinema (de origen, japoneses de Fujifilm, que se fabricaron entre 1965 y 2012), recargándolos en cuarto obscuro con película principalmente de Kodak, todo ello para poder filmar con la "mejor cámara para cine de 8 mm jamás fabricada, y que retendrá este honor para siempre" (Ivan Watson dixit en Movie Maker), la FUJI ZC1000, un modelo con el que soñé desde niño, que conseguí adquirir a plazos justo antes de entrar en la universidad, en mayo de 1978, pero cuya unidad actual (la primera del tipo New llegada a España), fue un regalo  del señor Mampel (el importador de Fujifilm para España), en agradecimiento por las ventas masivas que generaron a dicho modelo mis artículos publicados en Cinema 2002 y Nueva Lente. Desde entonces, procuro filmar siempre que puedo con esta ZC1000N, que me ha acompañado desde los infernales desiertos africanos hasta tempestuosos confines hiperbóreos, siempre sin desfallecimiento: ¡¡¡mas de 40 años de fiabilidad!!!, sin límites técnicos a la imaginación, en lo que pretendo, además, sea un homenaje personal a su diseñador Shigheo Mizukawa, ¡todavía vivo!, con quien tuve el honor de comer en Tokio hace unos años, gracias a nuestro común amigo Tak Kohyama.

Mi encuentra con Shigeo fue publicado por una revista especializada alemana y otra inglesa.

CARTUCHOS FUJIFILM ¡CON PELÍCULA KODAK!

El lado extremadamente bueno, y sostenible, de los cartuchos personalizados IB Cinema, fabricados por Fujifilm, es que fueron pensados para ser reutilizados: ¡mentalidad ecológica en 1965! Con este tipo de cartuchos, tras el revelado, los residuos son cero, pues se pueden volver a recargar una y otra vez. 

El lado no tan bueno es que han sido originalmente concebidos para usar con película de poliéster, aquella ultrafina de Fujifilm, que ya no se fabrica. Con ese tipo de película cabían 15.25 metros de película, suficientes, a 24 f.p.s., para dos minutos con veintisiete segundo de filmación por cartucho, pero con el mas grueso soporte de triacetato de celulosa, que usa Kodak para casi todo su material de cámara, como sólo entran 10.25 metros, tendré que cambiar de cartucho cada minuto con treinta y ocho segundos. En su día, AGFA también comercializó  este tipo de cartuchos con película de triacetato, es por ello que ciertas cámaras Fuji llevan un punto rojo en el contador entre los diez y los once metros. 

Cartuchos especiales IB Cinema

EL CAMINO MÁS DIFÍCIL.

Cuando terminé el primer largometraje de la serie Stop Quecemento Global, "Spitsbergen, o Gardián do Ártico", en Televisión de Galicia me preguntaron por qué no lo había grabado en digital. ¡Jolines, no enteran de nada! Lo que hago no es mercancía, no es un producto, es arte.  Elijo cada emulsión dependiendo de la situación que estoy viviendo o de lo que quiero transmitir. Por ejemplo, sólo la película de blanco y negro Kodak Tri X podía reflejar la sensación de impotencia, de desamparo, cuando el rompehielos quedó atrapado en la banquisa en la inmensidad de la nada (como los programadores televisivos huyen del blanco y negro, accedí a virar esta parte del metraje en tonos azulados, pero lo hice no pulsando un botón, como harían los de la brigada del digital, sino químicamente con una inmersión de esa secuencia en una solución de tintado de Tetenal, exactamente con el mismo producto que esta firma teutona, la mas antigua del sector fotográfico, fabricaba en el siglo XIX). Otro ejemplo: sólo con los característicos colores de una emulsión inversible como la Kodak Ektachrome 7294 pude evocar en los espectadores mi estado de ánimo cuando,  tras una jornada gris de nieblas aceradas, surge, esplendoroso, el sol de medianoche. 

En mis trabajos, las emulsiones son una parte mas del relato, de la creación fílmica. Ello conlleva dominar las técnicas y métodos tradicionales (hasta el diafragmado es manual, no hay autofoco, nada de estabilizadores, fuerzo o sub-revelo... y, por supuesto, no veo los resultados hasta después del revelado:  para grabar durante horas y horas en digital ya está casi todo el resto del sector audiovisual en la región). 

"Alén da Fin do Mundo" estaba concebido para ser realizado en Ultrapan de formato 3.1 con película de 16 mm ¡de perforación tipo S!, una presentación que Kodak me regaló y fabricó exclusivamente para mi, pero, como AGADIC (organismo que, en teoría, apoya el audiovisual gallego), no se dignó, una vez mas, a considerar mi propuesta, tuve que prescindir de los servicios de Álex, que me iba a ayudar con todo el equipo (la cámara Bolex Ultrapan pesa 5 kilos, las ópticas son muy pesadas, como lo son también las bobinas de 16 mm). Adiós Ultrapan 3.1 para este proyecto, ¡es una pena!,  pero aprovecharé este material donado por Kodak para filmar de otra forma (que describiré otro día).

Película 16 mm ¡con perforación tipo S!, para Ultrapan 3.1 ¡Gracias, Kodak!

Sin el apoyo de AGADIC (tan generoso con otros, empero), el proyecto ¿habría que abortarlo? ¡No! Ante las adversidades causadas por los burócratas, uno, que siempre vivió con mentalidad de autónomo, se crece, y decidió seguir adelante, rizando el rizo de lo imposible, con titánica tenacidad.  Al tener que volver a viajar sólo, he vuelto al Súper 8 (mucho mas liviano, en todos los sentidos, que el 16 mm Ultrapan),  pero con un más difícil todavía: filmar con la Fuji ZC1000N pues pretendo, como adelanté líneas arriba,  que "Alen da Fin do Mundo" sea un homenaje al amigo Shigheo Mizukawa, al que tanto admiro, como creador de alguna de mis cámaras favoritas. Quiero que la película esté lista a finales del verano para que su estreno, en el Japón,  pueda hacerse este mismo año pues me gustaría asistiese Shigeo (ojalá viviese muchos años mas pero hay que ser realista y ser consciente de su edad). 

El problema estriba en que la ZC1000 usa película de Súper 8 en un cartucho especial, ahora personalizado como IB Cinema, pero que en el pasado fue el que empleó Fujifilm para el denominado Single 8. 

Como adelanté, otro día narraré la historia de como he conseguido adaptar la película Ultrapan de 16 mm tipo S que me regaló el director de la división cinematográfica de Kodak para este tipo de cartuchos IB Cinema (¡¡¡no son para venta!!!, sino para mi uso personal), pero, en esta entrada, explicaré como estoy cargando con película procedentes de cartuchos de Súper 8 los especiales de IB Cinema.

Para llevar este loco proyecto de la imaginación a la realidad partimos de una máquina originalmente concebida por César Ballesteros para cargar a partir de Doble Súper-8 ,  a la que mi amigo José Manuel modificó con un rediseño que permite pasar la película directamente del cartucho de Súper 8 al de IB Cinema en cuarto obscuro. La máquina de recarga, que usaba originalmente una P2 a pilas,  emplea ahora un cuerpo de AX100 con mando a distancia y accionamiento no por pilas, sino por la red eléctrica. 

Tres cartuchos de Súper-8 ya listos para su extracción

MÉTODO. 

1) Previamente a la recarga, la película del cartucho de Súper 8 es menester pasarla a su otro compartimento coaxial, como si hubiese sido expuesta. La tarea en teoría mas fácil es la que mas pavor nos genera: si los pimientos de Padrón, en gallego, "unhos pican e outros non", con los cartuchos de Súper-8 ocurre que unos avanzan y otros se atascan. La mala suerte quiso que, en esta ocasión, se atascase ya el primer cartucho probado, un Vision 500 recién llegado de Rochester. La solución de emergencia casi siempre funciona: hacer uso de una de las dos cámaras de Súper-8 a cuerda, de origen soviético,  que rara es la vez que, por muy atascada que esté la película, no consiga vencer su resistencia.

¡El cartucho atascado!, junto a la máquina milagrosa
2) Una vez la película en el compartimente receptor, con una herramienta especial, el ventanuco del cartucho se agranda y la película se troquela (labor que exige una cierta pericia, para no romper ni de mas ni de menos, algo que Álex López, habituado a la meticulosidad que exige animar en stop motion, consigue a la perfección).  

3) A continuación, se troquela la película, para que al final de la misma, en el cartucho de IB Cinema, no sea dañada por el garfio de arrastre. 

4) Acto seguido, en cuarto obscuro con gafas de visión nocturna, se engancha la película en el cartucho de IB Cinema.  Tenemos un par de gafas de visión nocturna, una marcada como Harryhausen y la otra como Henry Selick. Cuál es la de Álex y cuál la mía. Eso queda para la sagacidad del lector. A fin de trabajar con la mínima cantidad de infrarrojos posible, solo dejamos operativos 3 de las diez emisores de una de las gafas, hay una que vampiriza la luz de la otra (ver aquí).

5) Finalmente, se bobinan 10.5 metros y se cierra el cartucho, preparado para filmación.

6) Por último, cada cartucho recargado de IB Cinema se comprueba, individualmente,  con una de las cámaras de Shigeo, que permite ver ¡¡¡los dos ejes simultáneamente!!!  


PRIMER EXPERIMENTO.

Tras llevar a cargo diversas pruebas con cartuchos caducados, el pasado viernes hicimos el ensayo con dos cartuchos de Vision 500 y uno de Visión 50. La idea era filmarlos durante el fin de semana pero el diluvio que arreció sobre mi ciudad lo volvió imposible. Antes de seguir cargando, hay que revelar las pruebas, para ver si la película se mantiene indemne, sin arañazos, tras tanta manipulación, y si efectivamente la luz infrarroja con emisión reducida no afecta a la película. 

Dando cuerda a la gatita soviética
Un gran susto nos llevamos con el primer cartucho de Súper-8 Vision 500, recién llegado de Kodak: ¡se atascó en una cámara electrónica de Canon! Tuvimos que recurrir a una cámara ¡¡¡a cuerda!!!, de la era soviética, cuyo mecanismo, potente como un tanque ruso, fue capaz de vencer la resistencia sin que rompiese la película. Con los otros dos, otro Vision 500 de la misma partida, y un Vision 50, no hubo la menor incidencia.


(Continuará)

lunes, 28 de noviembre de 2022

NIGHT VISION GOGGLES IN CFI LAB, IN IB CINEMA

Harryhausen and Selick are the names choosen for the two night vision goggles from the IB Cinema film laboratory, CFI (in memory of the Consolidated Film Industries laboratory, in Hollywood, which won so many technical Oscars). The glasses, when not in use, are kept in custody in the Nelson Institute room, here in IB Cinema.

Using this type of glasses to manipulate raw film stock  is somewhat experimental... but it works! The 7 infrared light emitters on the front of each google are not used, and on the rear ones, which are smaller, we only use two and, normally, only in one of the two goggles, whose light "enslaves" the other.

Until now we have only tested with 100 ASA film, with complete satisfaction. Now, we have given another twist, and we have used 200 and 500 ASA speed film (one of the tests with lights from both gogles).

But today's question is: who wears the Harryhausen glasses and who the Selick glasses? 


miércoles, 23 de noviembre de 2022

DIRECT FROM ROCHESTER, FRESH KODAK FILM.

I am very happy as I have just received two packages fully filled with recently produced Kodak Super-8 Vision film, for my next project BEYOND OF THE END OF THE WORLD, during more than one month in the Antarctic. This documentary will be my third feature about Global Warming, for theaters and television. 

With negative colour film, especially if it is 200 or 500 ASA, my experience is that you have to shoot with the freshest material possible coming from the factory (and keep it cool meanwhile you can not use it).

For projects large, small, or simply for family movies, it is very important that film enthusiasts buy Kodak material: only buying film regularly can guaranteed that the factory that makes our dreams possible can survive.