lunes, 8 de agosto de 2016

CIUDADANO KANE A LAS OCHO DE LA MAÑANA

En mi sector ocurre que, muchas veces, el trabajo es un disfrute. Como hoy cuando, a las ocho de la mañana, comencé el visionado de "Ciudadano Kane" para un ciclo que estoy pergeñando para el ayuntamiento de Berga,  con un concepto muy novedoso: dedicado no a un director, un actor o un estudio, ¡sino a una distribuidora! que lo fue todo en ambientes universitarios catalanes desde finales de los sesenta hasta mediados de los ochenta: San Pablo Films. 

"Ciudadano Kane" es un título que, por azares divinos, que sólo revelaré al mismísimo San Pedro cuando tenga que rendirle cuentas para que me permita su entrada al Cielo,  acabó en mis manos tras una serie de peripecias dignas de una película. Se trata del mismo  positivo que uno había proyectado, en sus tiempos de estudiante,  en el Colegio Mayor Sant Jordi, de Barcelona.

La obra maestra de Orson Welles  es de esa clase de títulos que, para saborearlos, hay que disfrutarlo en película, con el característico sonido óptico de la época, rayitas, etc. ¡Cómo odio los asquerosos Blu Ray "remasterizados", con su imagen fija tan alejada del alma, ausencia de grano y ese sonido de parque de atracciones, incluso en material antiguo!

A diferencia del Blu Ray, mi positivo cinematográfico tiene los títulos cinematográficos en español, indicando incluso quien es el autor de la versión española y su director de doblaje.

Proyecto la película con el Fumeo de xenón 9135, el  mismo modelo que tienen en la Filmoteca de Galicia-CGAI, pero en su versión non plus ultra, con:

presor de fuerza variable, formato variable en altura y anchura (hasta súper-16), presores en los rodillos dentados, doble formador de bucle, entre otras golosinas técnicas, que, por sorprendente que parezca, no me pidieron en su día desde ninguna institución, cuando en IB Cinema vendíamos los Fumeo en este territorio (sólo en mi ciudad hay unos 9 Fumeo de xenón, casi todos ellos infrautilizados)



2 comentarios:

  1. Excelente Sr Ignacio,bravo!
    No hay nada como disfrutar en fotoquimico de los gandes clásicos del cine. A mi,al igual que a usted, me emociona que mis positivos 16mm tengan en su gran mayoría los créditos y carteles intermedios en castellano lo cual hace qe su valor sea infinito.Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, amigo Elvis. Gracias por leerme.

      Eliminar