viernes, 30 de diciembre de 2016

DEBBIE REYNOLDS: MAS QUE UNA ACTRIZ

Con Debbie Reynolds no sólo desaparece otro de los grandes nombres del Hollywood clásico, aquel que nos sorprendía con hazañas como el Cinerama (Debbie rodó en Cinerama "La conquista del Oeste") --un día después que su hija Carrie Fisher (que menos mal que dejó filmada, con película Kodak Vision, su actuación en la próxima entrega de la saga "Star Wars", el episodio VIII)--; sino que con Debbie Reynolds desaparece también una de las pocas voces de Hollywood que estaban detrás de los mercachifles de la industria para la correcta conservación de los negativos.


DEBBIE, COLECCIONISTA CINEMATOGRÁFICA.
Y es que Debbie era una de las pocas mujeres coleccionistas de películas en 16 y 35 mm. Su interés por el cine no se limitaba a coleccionar películas, sino también  parafernalia sobrante de los rodajes y, lo que es más interesante, aparatos de índole técnico: Debbie era poseedora de dos cámaras de cine para VistaVision (el sistema de registro de imágenes cinematográficas favorito de Alfred Hitchcock).


TRAS LAS BAMBALINAS.
Sensación ha causado la fotografía que publiqué ayer en mi Facebook de una Carrie Fisher de pocos años admirando tras las bambalinas de un teatro la actuación de su madre.


DEBBIE, TRAS LOS PASOS DE CARRIE, es el título del bonito artículo de Luís Pousa hoy viernes en LA VOZ DE GALICIA, quien, con su peculiar estilo británico, teclea: "Para saber quién fue Debbie Reynolds lo mejor es leer a Terenci Moix, que trece años después de muerto sigue siendo el español que mas sabe de cine".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada