domingo, 18 de diciembre de 2016

FUJI FILM: SUS TRES LOGOTIPOS A TRAVÉS DEL S8

Fujifilm fue, en su momento, la primera empresa fotográfica de Japón. Su política empresarial es digna de estudio pues, a diferencia de otras empresas del sector foto y cinematográfico, incluyendo al otrora gigante amarillo Kodak, ha sabido hacer el tránsito al siglo XXI sin entrar en ningún ejercicio en números rojos.
A finales de los setenta, cuando el vídeo estaba a la vuelta de la esquina, Fuji Film comenzó con una diversificación en su portafolio productivo, incluyendo joint ventures con otras compañías, que se ha demostrado muy acertada.

Por ejemplo, en los setenta, se asoció con Xerox para la producción de copiadoras, impresoras y escáneres. Su línea de fabricación de objetivos, con el revolucionario e inimitable procedimiento de revestimiento óptico EBC (Electronic Beam Coated), saltó del mercado fotográfico tradicional (donde aún prosigue) al especializado, como el cinematográfico o el militar.
Décadas de sabiduría en el mundo de las emulsiones foto y cinematográficas los supo trasladar a otros ámbitos, ¡como el de la cosmética!, con su gama Astalift, o de la medicina, con, entre otros logros, su vacuna contra el Ébola.

En estos cartuchos de película Fujichrome R25N de Single-8 se puede apreciar varios tipos de logotipos de la compañía nipona. Mi amigo el cineísta Alex López, de El Ferrol, me pasó dos envases fabricados en 1965 (con fecha de caducidad para 1967),  para el mercado norteamericano. Llevan impresa la marca Fuji Film con el logo de la elipse que se mantuvo durante los años sesenta y setenta.
Resulta gracioso comprobar como, en los Estados Unidos, las propias cajas de cartón eran las que se usaban para enviar la película al laboratorio de revelado. Pero mas sorprendente es comprobar que, de entre todas las ciudades a lo largo y ancho de Estados Unidos, Fuji Film estableció su revelado nada menos que ¡¡¡en Rochester!!!, la sede de la entonces poderosísima Kodak.
Durante los años ochenta y hasta principios de este siglo, llegó el nuevo logo, que eliminaba la palabra "film", y con una tipografía que, personalmente, me recordaba la grafía nipona.

El viejo presidente, antes de jubilarse, aprobó no hace muchos años, el nuevo logotipo con el retorno de la palabra "film": ¡la compañía volvía a denominarse Fuji Film! en pleno siglo XXI, pese a que las ventas de película no suponen actualmente más que el dos por ciento de la facturación de la compañía.
Aunque Fuji Film tiró la toalla de la fabricación de película cinematográfica negativa, sigue manteniendo la venta de película fotográfica, con alguna de las mejores emulsiones negativas e inversibles jamás desarrolladas (de hecho, Fuji Film es el único fabricante de película inversible de color, nada menos que con dos gamas, la Provia y la Velvia).
Hace unos años, cuando la producción descendió a 400.000 unidades anuales, Fuji Film estuvo a punto de dejar de fabricar la película instantánea tipo Polaroid. Actualmente, como este tipo de fotografía se ha puesto de moda, el año pasado han fabricado seis millones de cámaras Instax; este ejercicio van camino de vender los diez millones de unidades. En el terreno digital, las cámaras X Fujifilm están consideradas como de lo mejor del mercado.
Finalizo esta entrada con una curiosa fotografía que  muestra los tres logotipos de Fuji Film, desde 1965 hasta el momento presente, a través de los envases para película inversible Fujichrome R25 de Single-8:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada