jueves, 22 de diciembre de 2016

NECESITO UNA HEMBRA NIPONA DE 40 AÑOS

Todos en el mundo, en la redondez de la Tierra,  saben que filmo S8 con cartuchos de Single-8, en su mayor parte sirviéndome de la Fujica ZC1000 pero, ocasionalmente, no descartando cámaras tan sencillas como la Fujica P2. Cuando ruedo con cartuchos de Súper-8 podría usar alguna de las cámaras que suelen ser estimadas por otros cineístas --como las Canon de la serie XLS (que odio), la Nikon R10, la Leicina Special (¡que ruidosa maravilla!) o cualquiera de las Beaulieu (unas diosas del amor aunque ¡diablos!, que volubles)--, pero no, mi elección es teutónica, por tres modelos de Bauer. Hoy hablaré de uno de ellos, el Bauer A512.
 
Adoro está cámara pues, además de ser técnicamente muy fiable, me seduce con las siguientes características:
1) Una óptica con una definición tan cristalina que asombra, gracias al Schneider Variogon de 12 aumentos con un granangular ¡que parte desde los 6 mm!;
2) Obturador variable, que se puede bloquear en posiciones intermedias;
3) Sistema de exposición lenta con su propio exposímetro;
4) Intervalómetro incorporado;
5) Magnífica estabilidad de imagen;
6) Visor grande y preciso;
7) Fundido encadenado automático con cierre desde el obturador y no desde el diafragma; y
8) Diafragma de iris circular.
¿NO TIENE DEFECTOS LA A512?
Puedo citar varios pero el principal lo tengo solventado. Tal como viene de origen, la cámara acepta únicamente película de dos sensibilidades: 40 y 160 ASA. Sin embargo, mi unidad ha sido modificada por monsieur André Egido, un francés de orgullosa ascendencia española, de forma que ahora puedo programar todo tipo de sensibilidades entre 25 y 200 ASA.
 
LA ÚLTIMA MEJORA: SONIDO SINCRÓNICO.
La Bauer A512 viene de fábrica con un raro conector mini DIN (una clavija tan diabólicamente diminuta que sólo se le podría ocurrir a la perversa mente de un alemán), con un cable especial que, por el otro extremo lleva una DIN normal. Mis filmaciones con sonido sincrónico, estereofónico, las hago siempre usando el sistema FTS de Fujifilm (principalmente con la Fujica ZC1000, pero también con la ZXM500 o la ZX300).
El problema es que las cámaras de Fujifilm utilizan su propia terminal macho y hembra.
¡¡¡NECESITO UNA HEMBRA DE CUARENTA AÑOS!!!
De mi grabadora de cassette Sony, especialmente dedicada para este sistema, parte un cable para enchufar en la cámara que, en su extremo, tiene una de estas hembras de Fujifilm. ¿Cómo conectarla al cable de la Bauer A512? ¡Necesitaba una hembra de Fujifilm! pero ¿cómo conseguirla después de cuarenta años? Consultado mi amigo Tak Kohyama, de Tokio, no tenía ninguna a mano.
La solución: canibalizar una cámara Fuji que la incorporase y extirpársela.
 
MI HIJO DANIEL APORTA SU GRANO DE ARENA.
Cierto desertor del argéntico me regaló una vieja cámara Fujica P400 que, pese a ser un modelo económico en su día, el chasis incorporaba una de estas clavijas hembra. Mi hijo Daniel, capaz estudiante de ingeniería industrial y electromecánica, desmontó la P400 hasta tener acceso a la citada clavija por su parte interior. Pero, ¿cómo extraerla de ahí?
 
MCGUIVER JOSÉ MANUEL APORTA LA SOLUCIÓN.
Otro gran amigo,  José Manuel Pérez Romerosingleísta y zcmilero, con una larguísima experiencia en Rank Xerox, no sólo extrajo fácilmente la citada clavija hembra, ¡sino que la embutió en un conector DIN normal tan ajustadamente como el traje de Marilyn Monroe cuando le felicitó su cumpleaños al presidente Kennedy!
 
SONIDO SINCRONICO CONSEGUIDO.
El resultado es perfecto. Ahora, el disparador de la Bauer A512 pone en marcha, o para, simultáneamente el cassette grabador del sonido al tiempo que la imagen (otro día describiré el sistema Fujifilm FTS), como puede, felizmente, comprobarse en este vídeo:

 
 
video
t

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada