martes, 27 de diciembre de 2016

SI HAY FUTURO PARA "NO HAY FUTURO"

Con el premontaje en cine ya finiquitado, y estando la película ya digitalizada, ayer por la tarde el gran Fernando Pujalte et moi iniciamos el registro del sonido sincrónico de los diálogos para el Opus 2 de la serie de cortometrajes "No hay futuro":  sin ser actores, ¡logramos los labiales de nuestros diálogos al segundo o tercer intento! Ahora sólo nos quedan las frases del no menos grande Xosé Castro Roig, que llegará de Madrid durante la semana que viene.



¿QUÉ ES "NO HAY FUTURO"?
"No hay futuro" es una serie de cortometrajes rodados en Súper-8 que pretende encapsular en el tiempo la memoria de esta crisis, superior a la de proporciones bíblicas; uno de los personajes secundarios de cada opus es el protagonista del siguiente.
El primero de los cortometrajes, con la famosa escena en que una cámara es arrojada desde un sexto piso filmando, y sobrevive indemne (filmando, de este modo, de forma subjetiva el suicidio del protagonista, Onésimo -que en el cortometraje, fallece-), fue estrenado en proyección mecano-química de su incunable inversible este mes de diciembre, en el fabuloso marco de la II Edición del Global Súper-8 Day (festival realizado con notorio éxito, en Portas Ártabras, pese a la animadversión de AGADIC, de la Consellería de Cultura y de la Concellería de Kulturas).  Rinde además, el Opus 1,  homenaje a las cabinas telefónicas, ahora que se encuentran a punto de desaparecer (de hecho, hoy mismo acabo de escuchar a Pablo Portabales, en Radio Voz, que están desmantelando la ubicada ante el Hospital Oncológico, en la que se rodó una secuencia completa). Este Opus 1,  en casi tres meses en Vimeo, no tiene los 200 o 300 visionados de las vídeos que subvenciona AGADIC, ¡sino más de 30.000 espectadores!, como cualquiera puede comprobar en el contador.


HECHO EXCLUSIVO DE LA SERIE: SE RUEDA CON PELÍCULA.
A diferencia de lo que es la tónica general del audiovisual español, totalmente "vendido" a la despreciable facilidad del digimerde, cada Opus de "No hay futuro" se filma con película de cine, empleándose distintas emulsiones según la trama. Así, el Opus 1 fue rodado con el deprimente blanco y negro de la AGFA Scala.
En el Opus 2, Kodak Tri X y Fujifilm Velvia 100.
El Opus 3, Kodak Ektachrome 100, vetusta Kodak Plus X y la novísima Fujifilm Provia 100.
El Opus 4, en Fujichrome RT200N, pendiente de revelado (la imagen latente, expuesta en San Juan, se encuentra en el congelador, adquiriendo "bouquet").
El Opus 5, filmado con Kodak Vision 500, protagonizado por Marcos y Martín Díaz Eimil, está ya revelado y pendiente de montaje.
Y es que la propia emulsión forma parte del metalenguaje del relato, al mismo nivel que el tipo de plano, por ejemplo.
Este Opus 2 se filmó con una cámara ¡¡¡de 1 euro!!! (aunque con un objetivo Voigtlander muy costoso --en realidad un visor de otra cámara--): la pequeña y diminuta Fujica P2 (excepto el plano subjetivo en que la cámara es atropellada por un camión, que lo filmamos con la Fujica ZXM300 ¡sobreviviente de la caída desde un sexto en el Opus 1!)



LA RAZÓN DE LA LENTITUD EN EL TRABAJO.
Estas tragedias narradas en clave de comedia negra,  en pura tradición española, y con un hito cinematográfico destacable en cada entrega, no queda otra que llevarlas a cabo a ritmo pausado debido a la falta de apoyo institucional, en procesos como los cinematográficos, ya lentos de por sí, y que, a diferencia del inframundo digital, cuestan un potosí, desde la película, los químicos del revelado, la adhesión de pistas sonoras en el incunable original o el escaneo digital fotograma a fotograma. Además, moi tiene que hacer de todo: guionista, director, cámara, auxiliar de producción, "chofereso"... ¡hasta locutor, sin serlo! Pero avanzamos poco a poco ¡y siempre con toma única!


¿NO VIÓ EL OPUS 1?
La historia de Onésimo, que discurre pareja a la desaparición de las cabinas y las subidas de impuestos (temas, ambos, tan de actualidad), puede verse aquí:
 

NO HAY FUTURO (OPUS 1) from IB CINEMA Motion Picture Films on Vimeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada