lunes, 5 de septiembre de 2016

EMBAJADA DEL NUEVO CINE GALLEGO DONDE LA DIPLOMACIA Y LA EDUCACIÓN BRILLAN... POR SU AUSENCIA

A principios de verano me escribió un amigo, desde Canarias, para decirme que en su pueblo, La Guardia, en el sur de la provincia de Pontevedra, se iba a organizar una exposición sobre un fotógrafo local que realizó filmaciones en 9.5 mm desde finales de los veinte en adelante, con una Pathé Baby; muy educadamente, mi amigo me pidió que si tuviese, en la colección de IB Cinema, una de estas cámaras si podría hacer el favor de prestarla gratuitamente para la exposición, a lo que, naturalmente, por tratarse de un amigo,  accedí gustoso.

Para los que desconozcan que es el 9.5, tal vez sea necesario aclarar que se trata de un ingenioso paso cinematográfico, creado en 1922, y que popularizó el cine en la población. Hasta los años cincuenta fue formato preferido de los aficionados en Europa. Pero el poderío de Kodak lo hizo retroceder, año a año, a una posición marginal, circunscrita en la actualidad a Francia, donde nació, con algunos usuarios diseminados por Alemania, Suiza, Italia y España. Su película es muy inteligente: debido a la perforación central, con un ancho sólo milímetro y medio más que el 8 mm, consigue un fotograma comparable al de 16 mm.

En lo más gordo de esta crisis superior a la bíblica,  que aun España no ha superado, hace unos tres o cuatro años, vendí el grueso de mi colección en este formato, atesorada desde los ochenta, a una institución francesa, pero todavía conservo algunas raros objetos, como la cámara original, a manivela, de 1922, y un par de cámaras del modelo de 1928, a cuerda,  que, pese a los aproximadamente noventa años transcurridos desde su manufactura, funcionan como un reloj suizo.

Como la cámara a manivela requería, para la estabilidad de las imágenes, el uso de un trípode, hice saber mi conjetura de que el fotógrafo gallego probablemente había usado no el modelo de 1922, sino el de cuerda de 1928 y años posteriores, que fue el que cedí para la exposición, junto con un cargador de película,  también original de la época, para que los asistentes pudieran hacerse una idea del formato con perforación central.

No sólo, por pedírmelo mi amigo, presté la cámara gratuitamente, sino que, además, le hice una labor de mantenimiento para que, si fuera el caso, pudiese ser demostrado su funcionamiento (lo cual nos llevó, a otro amigo y a mí, toda la tarde de un sábado).

La cámara la recogió en mano una mujer que es calificada, en algún medio digital, como "embajadora del nuevo cine gallego". Transcurridos dos meses, me devuelven la cámara no sólo sin avisarme previamente, por mensajería, sino que en el paquete, ya no ni una misiva, sino ni siquiera una simple tarjeta con la palabra "gracias".

Varias veces al año me solicitan películas o artículos cinematográficos de variada índole, de la colección IB Cinema, de muchas partes del mundo, ¡incluso de la mismísima Kodak en Rochester!  Los peticionarios, además de pagar, siempre avisan antes de retornarme lo que pidieron y, sin excepción alguna en estos más de 25 años, acompañan el envío con una nota o carta de agradecimiento, amén de catálogos, etc. ¿Sin excepción? ¡¡¡No!!! Hay una: en La Guardia, provincia de Pontevedra. ¡¡¡Me devolvieron la cámara "a pelo"!!!, que diría D. Manuel: ni aviso previo ni un escueto gracias.  

Alguna gente será muy "embajadora del cine ghalegho" pero lo que es de diplomacia y educación, nada de nada. ¿Embajadora del cine? Embajadora de digimerde con modales de merde, diría uno. 

ULTIMA HORA. TRAS LA DIFUSIÓN DE ESTA ENTRADA, ¡QUE REGISTRÓ EN SU PRIMERA TARDE MÁS DE 400 LECTURAS, HE RECIBIDO UN MAIL DE DISCULPAS, QUE REPRODUZCO. EL RECONOCIMIENTO DE UN ERROR ES DE AGRADECER Y, POR MI PARTE, ME DOY POR SATISFECHO:
RECIBIDAS DISCULPAS, QUE TAMBIÉN PUBLICO EN MI BLOG:
Hola Ignacio, acabo de ver tu post y te acabo de llamar. En primer lugar disculpas.
Lo siento, ha habido un error está claro y asumo toda la culpa y responsabilidad como una de las comisarías de la exposición. En segundo lugar , gracias. Gracias por tu generosidad al cedernos la cámara que tal y como dices en tu blog le hiciste un trabajo de puesta a punto y sobre todo, en todo momento fuisteis atento y generoso. No como yo...
Aunque no quiero que valga como excusa (porque no la tiene) al día siguiente de terminar la exposición la recogimos y preparé el paquete con la cámara y dejé una nota de agradecimiento para que te la remitieran en el mismo paquete. Está claro que no te ha llegado.
Ese mismo día me fui de viaje del cual regresé ayer. Durante el mismo no llamé a nadie y entre mis obligaciones de la semana estaba llamarte personalmente.
Lo siento mucho pero está claro que debería haberte escrito o llamado pero pensé que Se te había remitido la nota.
En cualquier caso gracias. Muchas gracias por haber sido generoso. La exposición fue un éxito y parte te corresponde a ti.Una vez más reitero mis disculpas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada