viernes, 30 de septiembre de 2016

FUJICA ZC1000: LEITZ VS. PENTAX

Una de las principales virtudes de la ZC1000 es su montura tipo C que permite filmar con todo tipo de ópticas foto o cinematográficas. Como, además, la montura esta cámara es muy fuerte puede aguantar de pesos considerables, a diferencia de las Beaulieu 4008, femeninamente curvilíneas,  pero delicadas como una rubia parisina.

"N.S. de Pastoriza, la virgen que sobrevivió a Almanzor" es un documental que rodé, como acostumbro,  en formato panorámico con anamórficos Iscorama, los non plus ultra de los objetivos Scope.

Como lentes primarias, empleé el versátil transfocator Pentax 8-48 mm, que abre hasta un increíble f 1.0, y el legendario objetivo de focal fija Leitz Cinegon de 10 mm, que, aunque sólo abre a f 1.8, como publicó en su día Ivan Watson, es el objetivo de súper-8 mas corregido jamás fabricado, capaz de obtener nitidez cristalina incluso a plena apertura. Al Pentax le acomplé el Iscorama 42 mientras que con el Leitz usé el diminuto Iscorama 36.

Los dos anamórficos proporcionan el mismo excepcional rendimiento óptico. El problema viene con los dos objetivos primarios. El reto, en este documental,  consistía en filmar en el interior del Santuario, de noche, con película inversible Kodak Ektachrome de sólo 100 ASA.

La ventaja del Pentax sobre el Leitz es, a plena abertura, la ganancia ¡de casi dos diafragmas! Su desventaja: la definición, a 1.0, del Pentax es muy "blanda". Esto no me procupaba para primeros planos (que disimulan muy bien la carencia de definición), pero sí para planos distantes, por ejemplo, del Altar, por lo que tomé la determinación de filmarlo con el Pentax a cadencia normal y plena abertura,  y repetir el plano con el Leitz a plena abertura pero a sólo 12 fotogramas por segundo (aprovechando que no había fieles en esa toma), con objeto de ganar casi un diafragma.

La diferencia de nitidez entre uno y otro objetivos es abismal. La fotografía superior (que reproduzco con el móvil del monitor del telecine) se corresponde a un fotograma  del Altar filmado con el objetivo Leitz y el Iscorama 36; en la distancia, se puede distinguir perfectamente el dulce rostro de ambas veneradas tallas (naturalmente, la imagen se encuentra "comprimida", por ser anamórfica).

La fotografía inferior es con la misma cámara y escenario pero con fotograma filmado con el Pentax 1.0 a plena abertura: la diferencia de nitidez es abismal, como del cielo al infierno. ¿Debo dejar de filmar con el Pentax? No lo haré. Sigue siendo útil para filmar primeros planos y planos medios con poca luz y película poco sensible. Además, su focal variable de cinco aumentos,  con un tamaño muy compacto, lo vuelve un objetivo "todo terreno", con poco peso, y resultados excelentes en torno a f 5,6 o menos. Pero, buscando calidad máxima, con la Fujica ZC1000, a plena abertura, no queda otra que filmar con el Leitz. En lugar de una imagen infernal, ¡la obtenemos celestial! Y Nuestra Señora de Pastoriza, la patrona de los artesanos y mareantes coruñeses, se merece esta consideración.
 

3 comentarios:

  1. Probaste de enfocar mientras filmabas variando algunos milímetros el cubilete de enfoque buscando el foco real y no el apreciado telemétricamente por el ojo ?.
    En ópticas no colimadas con el cuerpo , sobre todo en formatos tan pequeños , un pequeñísimo error de distancia focal se traduce en que al enfocar con el zoom al máximo y luego retroceder a angular el foco se desplaza en ópticas no colimadas con el cuerpo.
    Bueno esto ya lo sabes Ignacio solo lo decía por si lo habias comprobado.

    ResponderEliminar
  2. Lo digo porque el foco parece estar mas cerca, mirando la línea de las piedras de la izquierda y encima del confesionario se ven mas definidas que el resto de la imagen mas lejana. No se, es una apreciación mia. A lo mejor no estoy en lo cierto.

    ResponderEliminar
  3. Hola Anselm: disculpa que no ví hasta hoy tus mensaje. El Pentax me fue colimado en la ZC1000 por Mateu.

    ResponderEliminar