sábado, 17 de septiembre de 2016

ISCORAMA 36

Un anamórfico es un dispositivo óptico que, en cine, comprime la imagen durante la filmación y la descomprime durante la proyección, para la obtención,  con película,  de formato panorámico. Existen varios fabricantes, desde los caros y muy reconocidos, fabricados en Alemania o Japón, a las birrias (algunas con marca de consumidor) hechas en China.
Mi gama de anamórficos favorita es la Iscorama, manufacturadas en Alemania por I. Schneider, uno de los fabricantes de óptica mas reconocidos (ganador de varios Oscar de tipo técnico). En la serie de capítulos de esta bitácora que publicaré bajo el nombre "Súper-8 en la era digital",  uno de ellos estará dedicado a la anamorfosis en Súper-8, que permite transformar su formato académico de 1.37 : 1 en uno panorámico, con varios ratios, hasta de 2.90 : 1
Iscorama es una gama compuesta por el Iscorama 54 (para objetivos de gran diámetro, como el Fujinon EBC de diez aumentos de la Fujica ZC1000; el Iscorama 42, que suelo usar con el Pentax de 5 aumentos y luminosidad 1.0; el diminuto Iscorma 36, que empleo con cámaras u ópticas más pequeños; y el liliputiense Iscorama 2000, exclusivamente para la Fujica P2.
En las fotografías de hoy, podemos ver el Iscorama 36, por un lado, con el objetivo más perfecto jamás diseñado para Súper-8, el Leitz Cinegon 10 mm (instantánea inferior, en la Fuji ZC1000), y por otro lado, con el Fujinon 1.2 9,7-27 mm que incorporaran varios modelos de minicámaras de Fujifilm (instantánea superior, con la Fuji PX300). 
Normalmente, suelo rodar todo con anamórfico; no así, sin embargo, los cortometrajes que integran la serie "No hay futuro", que, por la naturaleza del tema a tratar, la crisis española, me he decidido por el académico.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada