miércoles, 16 de mayo de 2018

NUEVOS CARTUCHOS DE SÚPER-8 DE KODAK: UNAS SUGERENCIAS

Los nuevos cartuchos Súper-8 de Kodak son muy bonitos, tanto en el exterior, indicando en grande, con tipografía retro, el ancho de nuestro querido paso cinematográfico, como en su interior, con la etiqueta del propio cartucho impresa ahora en policromía.
UN CAMBIO PARA MEJOR.
En las etiquetas precedentes, y desde hace años, se cometía un grave error: no se indicaba el tipo de película en el lugar previsto para ello, especificado por Kodak en 1964, de forma que el cineísta no tenía forma de saber, de un simple vistazo,  que tipo de película estaba cargada en la cámara mirando a través del ventanuco, en lo que era toda una paradoja: ¡la inventora del formato, Kodak, estaba incumpliendo sus propias normativas!, sí respetadas, en cambio,  por los demás fabricantes.  
En su momento, comenté este hecho primero en el grupo de Facebook que administro, Super 8 mm (https://www.facebook.com/groups/27648968851/   , que frisa ya los ¡¡¡4.000 miembros!!!), y después, en esta bitácora "Mi mundo en Súper-8" (¡mas de 262.000 lecturas de sus publicaciones en dos años!).
En Rochester me leyeron y Kodak tomó nota: los nuevos cartuchos, con etiqueta a colores, indican el tipo de película en el lugar correcto para ser visto por el ventanuco de las cámaras de todas las marcas.  
Además, las viejas etiquetas estaban revestidas con un barniz que impedía la escritura rápida de, por ejemplo, la numeración del cartucho, error que ahora se ha solventado.
SUGERENCIAS PARA NUEVAS MEJORAS.
A) Sensibilidad y tipo de luz. 
¡Fabuloso que ahora se pueda comprobar la denominación en catálogo de la película a través del ventanuco de cualquier cámara! Sin embargo, añadiría una información más para verse a través de la ventanilla: 
1) la sensibilidad de la emulsión, 
y 2)  una T o D para, de un vistazo, saber si la cámara se encuentra cargada con película para luz de tungsteno o diurna. 
Queda muy profesional, y hasta esotérico,  lo de 7213 para la 200T, 7219 para la 500T, 7203 para la 50D, y 7266, pero, para el camarógrafo superochista, normalmente un lobo solitario, un francotirador, que acomete sin ayuda todas las labores de una producción, se le facilitaría el trabajo añadiendo al código de la película su sensibilidad y tipo de emulsión de forma que pudiese ser visto a través del ventanuco.
B) Tipografía de diferente color según el tipo de película. Actualmente, las tres emulsiones Kodak de color vienen con el código de emulsión para ver a través del ventanuco impreso en negro. En otro lugar de la etiqueta, la información de la sensibilidad se encuentra en blanco con fondo rojo, para las de color negativo Vision, y en fondo verde para la de blanco y negro inversible Tri X. 
Mi sugerencia es que cada emulsion tendría que identificarse un color diferenciado: 
1) La Tri X podría ir en letras blancas con fondo negro; 
2) La 50, para luz de día, podría quedar perfectamente con letras blancas en fondo rojo; 
y 3)  las dos para tungsteno, en letras blancas con fondo en distinto color de azul. 
Ello facilitaría la labor del cineísta francotirador, que no es raro que filme con varias emulsiones en un mismo trabajo. 
C) Envoltorio del papel de los cartuchos grabado.   Desde hace unos años, el papel de aluminio de los cartuchos Kodak es, en su exterior, simplemente blanco. ¡Lejos quedan los tiempos en que era del color corporativo e indicaba, orgullosamente,  de que se trataba de un producto Kodak! 
Lo ideal sería que, como hacía Fujifilm hasta el 2012, estos envases de papel de aluminio fueran en rojo, para película luz de día, en azul, para luz de tungsteno,  y en blanco y negro para la Tri X. 
Si de lo que se trata es de reducir costes de impresión, podría valer el envase blanco pero, ¡ojo!,  indicando el tipo de película y la advertencia de evitar pasarla por Rayos X. Por ejemplo, bastaría con indicar para la 7203 este código y, además, la sensibilidad y tipo, 50 D, amén del consabido "FILM: do not X Ray".
El sistema actual, con todas las emulsiones empaquetadas en blanco, obliga a viajar con las cajas de cartón de origen para saber la clase de emulsión, ocupando espacio, añadiendo peso y posibilitando errores cuando, en un mismo día de rodaje, se llevan varias emulsiones.
La policía de los puestos de control en los aeropuertos, al ver simplemente envases en blanco, sospechan de que se trate de algo raro... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario