martes, 3 de noviembre de 2020

FUMEO 9271: CAMBIO DE CORREA Y MANTENIMIENTO

Mi proyector compacto halógeno favorito es el Fumeo 9271. Tengo una versión LP, para bobinas de 2.000 metros, en uso continuo profesional ¡desde los años ochenta!, del cual no puedo hablar mas que bien pues no me ha producido mas que satisfacciones. 

 En la oficina, otro 9271 modelo VIP, el estándar, que empleo principalmente para pruebas de películas. Y, en otra sala de trabajo, el 9271 Vatican, que es la última versión. 

Hace unos meses el 9271 Vatican comenzó en proyección a hacer un pequeño golpeteo. Mirando por el ventanuco de la correa, vi que esta estaba empezando a rajarse, por lo que hace un par de semanas procedí a cambiarla, en este proyector una tarea fácil.


Aproveché para hacerle algún mantenimiento, de forma que desmonté la cabeza mecánica, el conjunto que es el corazón del proyector, donde se encuentra el garfio de arrastre y obturador. La cabeza mecánica, en cualquier Fumeo, se desmonta en un par de minutos aflojando dos tornillos. Es muy conveniente hacerlo cada ciertos años, para proceder a una correcta lubrificación y limpieza.

Con la cabeza desmontada, puse en posición correcta la cazoleta que hay entre el cabestrante y el presor, que se afloja con una llave de allen. La montaron 1 milímetro mal en fábrica, una constante en los últimos Fumeo salidos de las fábrica de Milán, cuando ya sólo había dos técnicos que se limitaban a montar, por encargo, los aparatos, siguiendo un plano con las piezas en bolsas numeradas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario