domingo, 17 de julio de 2016

INAUDITA Y EXITOSA PROMOCIÓN DE CINE EN GALICIA



INAUDITA Y EXITOSA PROMOCIÓN DEL CINE EN GALICIA, pero no debida a cierto chiringuito y sus programitas en digimerde que apenas congregan un puñado de personas en
 
proyecciones de calidad miserable con aparatos domésticos, sino gracias al esfuerzo desde hace más de un cuarto de siglo de IB Cinema recorriendo villas y ciudades de toda la provincia coruñesa: sólo este fin de semana hemos añadido más de tres mil espectadores, incluyéndose en la terna ofrecida a los ayuntamientos películas como "Somos gente honrada" (con el bonus añadido que su proyeccionista fue nada menos que Marcos Fernández Eimil ¡actor secundario en este largometraje!: cine dentro del cine).
Este fin de semana, como el resto de las noches, la inmensa mayoría de los espectadores recibieron como obsequio DVDs originales de películas gallegas y en gallego, restos de stock de las colecciones  "Galicia de Cine" y "Gallaecia Cinema", que IB Cinema distribuyó con el magno periódico LA VOZ DE GALICIA.
Ambas colecciones movieron, en su momento, CIENTOS DE MILES de DVDs (germen de muchas filmotecas caseras), en lo que ha sido la mayor campaña de difusión del cine gallego y en gallego jamás realizada, en una iniciativa que fue todo un éxito y que, vergonzosamente, es ocultada por trepas de la administración, pretendidos expertos (sin duda mareados) y desconocida para advenedizos.
En el pasado, desde IB Cinema, también organicé programas como el llorado Cinema de Noite, creado en la época de D. Manuel con una eficacísima Rosanna López Salgueiro al frente de Cultura, programa que durante años (también durante el bipartito), recorrió al aire libre TODAS LAS COMARCAS de la región, con más de 50.000 espectadores cada temporada.
Desde mi blog, quiero darle las gracias a la Diputación coruñesa por confiar un año más en la estructura y capacidad organizativa de IB Cinema: es toda una responsabilidad proyectar cine ante tan ingente número de espectadores.
Independientemente de la promoción del cine, campañas como ésta son bienvenidas para pasar una noche diferente por una ciudadanía familiar (a menudo juntamos tres generaciones entre los asistentes), que puede disfrutar de una velada inolvidable sin gastar un penique de unas depauperadas economías tras una crisis a punto de cumplir su VIII año triunfal. Por otra parte, los turistas se llevan de Galicia una experiencia cinematográfica que permanecerá para siempre en sus almas.
Lo mejor de cada sesión cinematográfica viene al final,  cuando los centenares de espectadores aplauden el trabajo de los operadores que consiste no sólo en proyectar película, sino en montar un cine al aire libre, con su colosal pantalla panorámica, su equipo de sonido, sus sillas y repartir los obsequios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada