viernes, 6 de julio de 2018

SPITZBERGEN: EL GUARDIÁN DEL ÁRTICO. En Súper-8 4K de Kodak. Cuaderno de bitácora número 8

DELPHINE: LA AMAZONA DEL ÁRTICO.
En Spitzbergen, ese vasto territorio helado en el que es obligatorio ir armado (fuera del perímetro de seguridad de la “capital” y de otros tres o cuatro pequeños asentamientos), también la expedición Kodak iba fuertemente armada, especialmente cuando se desembarcaba del rompehielos Malmö,  en las dos zodiacs,  para explorar banquisas nunca pisadas por el ser humano. 
Lo mas asombroso de todo es que la tiradora mas experta, de mortífera puntería, era una sensible mujer de aspecto delicado,  la francesa Delphine Dupré: si sobre el hielo ártico, ella siempre se apostaba en lugares estratégicos, con su rifle Mauser, mientras los expedicionarios andábamos a la caza fotográfica de, por ejemplo, morsas, también a bordo llevaba su pistola al cinto pues, en los 75 años de navegaciones del Malmö, algún oso macho se había encaramado en la cubierta.
 Aunque prácticamente todas las osas polares están controladas por emisores, colocados por los científicos en el cuello o en una oreja, a los machos, a menudo de mas de una tonelada, es imposible ponerles cualquier clase de localizador, de modo que, para prevenirnos de encuentros indeseables, muchas veces mortales, Delphine, la amazona del Ártico, cuenta con otra virtud: una vista de águila que es completada con un sexto sentido. Por si fuera poco, es una excelente fotógrafa.
SVEIN WIK: DE INGENIERO A EXPLORADOR ÁRTICO
Aparte del capitán, Viktor Karlsson, el responsable máximo de la expedición fue Svein Wik, actualmente un reputado fotógrafo de naturaleza ártica, pero que, en el pasado, ejerció su profesión de ¡ingeniero de computación! hasta que hace cuatro lustros, “quemado” por su trabajo, decidió dar un giro radical a su vida, dedicándose por completo a la fotografía de naturaleza ártica y, mas tarde, fundando una empresa, Artic Wildlife Tours, especializada en llevar a fotógrafos y documentalistas a los mas recónditos lugares de los confines árticos. 
Resulta curioso la cantidad de gente que conocí, en Spitzbergen, que han cambiado su vida en estos lugares tan inhóspitos y, en teoría, imposibles para la vida humana, desde el médico psiquiatra reconvertido a taxista-guía hasta el ingeniero informático permutado en editor de un periódico alternativo, paradojas del destino que pude comprobar también entre los miembros de la expedición, con una ingeniera de reactores nucleares, la inglesa Nicola Hopper, o la mano derecha de Svein, el intrépido científico Audun Rikardsen.
AUDUN RIKARDSEN: EMBAJADOR DE CANON EN ESCANDINAVIA.
Aparte de mi misión para Kodak, había otros encargos que cumplir en el Malmö, algunos de ellos científicos, como desde medir el grosor de la banquisa ártica en distintos puntos bajo control, hasta recuperar una cámara Canon arrojada por un oso al fondo del Oceáno Glacial Artico, lo que fue toda una aventura ¡pues el Malmö, como veremos,  se quedó atrapado en el hielo!
La cámara había sido colocada por un científico noruego, el biólogo Audun Rikardsen, profesor de biología en la UiT (la Universidad Ártica de Noruega), mundialmente conocido y admirado por sus fotografías semisumergidas con  auténtica imagen partida natural sin burda postproducción digital. El hecho de que Audun se encuentra totalmente abducido por la gama Canon, y la gran calidad de su obra, reproducida en medios como National Geographic y prensa incluso generalista, le ha valido ser nombrado Embajador Canon para Escandinavia: Canon tiene con él aún mayores privilegios que Kodak con uno.
Este mes de junio, Canon se encuentra difundiendo, en todo el globo, la siguiente diapositiva disparada por Audun durante el crepúsculo invernal noruego.  en la que inmortaliza de forma admirable la llegada de las ballenas jorobadas a Tromsö, para alimentarse de los arenques. En condiciones de poca luz, Audun disparó esta bella diapositiva con el objetivo Canon EF 70-200 mm IS II USM, de luminosidad f 2.8, uno de sus favoritos pues, según su experiencia, siempre obtiene imágenes nítidas incluso abriendo el diafragma a tope.
En el próximo capítulo tocará extenderse sobre la importancia del trabajo de Audun Rikardsen, y todo lo que aprendimos con él.
KANUN LENNERT: EL GUÍA GROENLANDÉS.
Svein contó también con la ayuda excepcional del groenlandés Kanuk Lennert, especialista en manejar drones submarinos y un número uno pilotando zodiacs entre placas de hielo. Al igual que Delphine, Audun y Svein, Kanun, experto tirador con nervios de acero, también  desembarcaba en las dos zodiacs árticas armado con su Mauser.
BRITÁNICOS, SUECOS, ALEMANES, NORUEGOS… ¡Y UN ESPAÑOL!
Llegará el fin de mis días en este mundo cruel y seguiré agradecido a Kodak por elegirme para probar sus nuevas emulsiones de Súper-8 en las condiciones adversas del Ártico. Fue una experiencia inolvidable que, además, ha despertado mi conciencia ecológica: Spitzbergen, y el Ártico en general, es una especie de termómetro de la salud de un planeta en peligro no sólo por el cambio climático sino por la contaminación de las aguas con microplásticos que ya llegan al Ártico. 
A bordo del rompehielos Malmö, que en esta singladura el lector ya sabe que cumplía 75 años de navegaciones difíciles, compartí momentos imperecederos con un equipo científico de excepción.
EL GRUPO BRITÁNICO.
El Reino Unido es un país muy importante para Kodak. Por una parte, acaba de abrir allí tanto un laboratorio para la industria del cine, en los estudios Pinewood, además de una tienda para el consumidor en pleno centro de Londres, ¡como en los primeros tiempos de la fotografía!, cuando Kodak vendía sus productos en establecimientos de su propiedad.
Por otro lado, aunque el desarrollo y la fabricación de la nueva película inversible Kodak Ektachrome se lleva a cabo en la sede central de Kodak, en Rochester, cerca de Nueva York, los millones de dólares que exige esta apuesta los pone sobre la mesa la británica Alaris, empresa formada con el multimillonario fondo de pensiones de los empleados británicos de Kodak acumulado libra a libra en los tiempos de bonanza.
El vicepresidente de Kodak me dijo que, aunque la nueva Ektachrome se produce en Rochester (¡desde finales del año pasado! cuando salieron los primeros metros de prueba), en el momento en que finalmente se culmine su desarrollo y aparezca en el mercado (posiblemente en septiembre de 2018), Alaris se reserva los derechos mundiales para su comercialización en el mundo de la diapositiva (actualmente, el inversible color es un monopolio de Fujifilm, con sus magníficas emulsiones Provia y Velvia), mientras que Kodak sólo retendrá los derechos en formatos cinematográficos (Súper 8, 16 mm y 35 mm).
LA MESA DEL "BREXIT"
A bordo del Malmö, en esta expedición, el idioma oficial, como no podía ser de otra forma, fue en ese esperanto moderno que es el inglés, pese a que el personal de la embarcación era sueco (oficiales y marinería) y el pabellón noruego. Sin embargo, los cuatro ingleses, en el comedor, se sentaban en una mesa para ellos: los demás, entre risitas no ofensivas, la denominábamos “la mesa del Brexit”. 
En lo que todos estábamos de acuerdo(y dábamos la razón, en tal sentido, a Gran Bretaña), es que si Europa quiere que su cultura y sus sistemas de seguridad social no vayan a la quiebra, los gobernantes tienen que articular mecanismos para vigilar de forma estricta sus fronteras, y admitir sólo a aquellos inmigrantes que se necesiten,  debidamente controlados, como se hace en Gran Bretaña o Canadá.
El grupo británico estaba compuesto por el fotógrafo Brian Matthews (que, subrepticiamente, trajo consigo alguna diapositiva Fujifilm Provia y Velvia, que tuvimos ocasión de admirar proyectada en la sala de reuniones: ¡vaya colorazos!), la ingeniera en reactores nucleares Nicole Hopper, y los fotógrafos Nicholas y Caroline Matthews.
EL GRUPO SUECO: EL DRON DEL DR. GUNNAR AUS
Escandinavia era, sin embargo, la zona mas representada, empezando por Suecia país de cuya escisión surgió Noruega en 1905. No sólo el rompehielos fue botado en Suecia, sino también que suecos eran los oficiales, el jefe de máquinas, el cocinero y hasta el grumete. Noruega, en su momento, un país pobre, ahora es riquísimo, mas que la antigua metrópoli, de forma que parece como si disfrutasen contratando a inmigrantes suecos. En Escandinavia es bien conocido el refrán: “todo noruego sueña con tener un Volvo de gama alta, con chófer sueco. Algunos lo consiguen, pero una mayoría ha de conformarse con el coche” (Nota: Volvo es una marca sueca).
Un médico sueco, el Dr. Gunnar Aus, fue vital para uno de mis experimentos: ¡volar un dron sobre el Ártico por primera vez con una cámara de Súper-8! Tuvimos que intentarlo con tres modelos distintos, pero al final se consiguió, como narraré oportunamente.
El Dr. Aus compartía camarote con un joven fotógrafo de su nacionalidad, Bjarne Vidar, fotógrafo de prometedor trabajo ¡siempre vestido como un combatiente en Vietnam!, con sus cámaras y poderosos teleobjetivos revestido a juego, así como sus bolsas. 


Bjarne, sin equipamiento polar, ignoro como era capaz de resistir las temperaturas extremadamente bajas, a veces bajo la lluvia, el granizo, la nieve y ese viento inclemente que nunca cesaba, cuyo recuerdo, con ese infernal soplido, aun me despierta sobresaltado semanas después. Bjarne disparaba en ráfagas de cientos de fotografías, de forma que la primera vez que lo ví trabajar, me volví sorprendido por el ruido, ¡creyendo que él también estaba filmando con película!
Suecos eran igualmente dos excelentes amigos, Oscar Brost, un enamorado de España (y autor de la diapositiva, portada del grupo de Facebook Super 8 mm, en la que aparezco filmando con la Eumig Nautica: https://www.facebook.com/groups/27648968851/  ), y Per Andersson, responsable de otra diapositiva que es la que mas me gustó de todas las que se dispararon:  la de la escuálida osa hambrienta y su osezno de un año; Per supo captar el rostro de incertidumbre de una mamá-oso desesperada, olisqueando por una comida que no aparece, frente a la despreocupación en la mirada del osito.
Desde la zodiac, hice alguna buena filmación de la osa y su osezno, cámara en mano, incluso con algún experimento adicional, marcado por la propia Kodak , como exponer película de 500 ASA a 50 ASA que luego se subrevelaría dos diafragmas, con resultados excelentes. Siguen, en la pantallita inferior,  unas imágenes en bruto, sin estabilizar, de los osos, grabadas con el móvil del monitor en el que veo la película Kodak Visión digitalizada (resulta menester disponer cuenta en Facebook para poder ver el clip)

LA TELEVISIÓN NORUEGA A BORDO.  
De Noruega, provenía la periodista de la televisión nacional Kari Toft; su videógrafo, Reidar Gregensen, aunque noruego, era de ascendencia sueca. 
La principal misión de Kari era la de grabar el momento de la recuperación de la cámara de Audun, pero fueron tantas los cosas que sucedieron a bordo, rescate en helicóptero incluido, que, sobre la marcha, iba grabando nuevas crónicas para la televisión. Kari aprovechaba cualquier momento de descanso para escribir sus crónicas a mano y memorizarlas de cara a la ulterior grabación.
ALEMANIA Y HOLANDA.
De Alemania procedía la fotógrafa Ramona Strempel y de Holanda, aunque residente en las islas noruegas de Lofoten, el periodista y fotógrafo Eric Fokke, mi compañero de camarote y una gran persona.
Entre todos, formamos un gran equipo, que hicimos un trabajo extraordinario. Ha sido una experiencia única en la vida, si bien, es la última vez que acepto acometer un trabajo de esta envergadura sin ayuda: ¡hice el trabajo de tres o cuatro personas!, y uno está ya mas cerca de los sesenta que de los cincuenta.
¡LLAMADME JESÚS!
Aunque los escandinavos hablan inglés perfectamente, se les resistía la pronunciación del nombre de Ignacio, de forma que, para facilitarles la labor, les dije que me podían llamar por mi primer nombre de pila, Jesús, que en inglés se pronuncia igual que en sueco o sus dialectos. 
Pese a las 24 horas de sol, desgraciadamente, después de un prometedor inicio, cuando zarpamos de Longyearbyen, el resto de las jornadas transcurrieron casi siempre con niebla y nubes, lo cual, a veces, dejaba ver lo que Audun denominaba "la luz de Jesús", en referencia al Divino Maestro, mientras miraba para mí.
MENCIÓN ESPECIAL PARA LA OFICIALIDAD Y MARINERÍA DEL MALMö.
Tanto el capitán, Viktor Karlsson, como sus oficiales y el personal de marinería, incluyendo al grumete (un hombre en miniatura), además de profesionales, hacían gala de una amabilidad exquisita. Una mención especial merece el cocinero (también sueco): trabaja con los fogones por vocación, preparaba platos exquisitos, que venía a presentar al comedor y, tras el postre, se le veía reconfortado con nuestros aplausos. ¡A veces, él mismo era el encargado de pescar la cena de esa noche!, cuando no estaba, en la cubierta de popa, pelando patatas o fruta. 
UN FUTURO BRILLANTE PARA EL SÚPER-8 A 4K.
Pese al trabajo ingente, no cabe duda que fue ¡todo un honor el haber sido elegido por Kodak! para esta misión: resulta que, en Rochester, no pasan desapercibidos ni mis opus en Súper-8 (que llevan el Súper-8 a sus límites,  dos de los cuales Kodak se encargó de difundir en los Estados Unidos, "La noche de San Juan" y "Camino de vuelta" -en 4K-),  ni mis publicaciones sobre la materia en revistas especializadas (en inglés y alemán), ni las páginas de Facebook que administro (una de ellas, Super 8mm , frisando los 4.000 miembros, la mayor parte de ellos estadounidenses), y ni siquiera esta bitácora que, desde que incorporé el botón de traducción automática, tiene a los Estados Unidos como segundo país en número de lectores (a veces, es el primero, por encima de España).
Ya referí que mi  principal misión, en esta expedición, consistía, principalmente,  en probar imágenes de  preproducción de la totalmente nueva película Kodak Ektachrome, la única inversible de color desarrollada con tecnología del siglo XXI, que tendría que llegar al mercado durante este otoño, al tiempo que verificar el comportamiento en condiciones extremas (frío, viento, humedad, golpes), de toda la gama profesional Kodak en cartuchos de Super-8 para telecinar a 4K: desde las modernas Kodak Visión 50, Kodak Vision 200 y Kodak Vision 500 (mejoradas en este siglo, sobre las antiguas Vision 2), así como la veterana Kodak Tri X, que se comercializa desde 1954.
Pues bien, el comportamiento de estos cartuchos ha sido perfecto, pese a carecer de la lámina de deslizamiento y, también pese a la mayor fricción de emulsiones como las negativas o la Tri X. ¡La Ektachrome avanzaba como la seda! 
Los cartuchos se han caído, les ha nevado encima, humedecido con agua salada, han pasado de -20 Celsius del exterior a los + 20 grados del interior del Malmö…  y ¡no se atascó ni uno! Con la digitalización a 4K o incluso 5K, un brillante futuro se avecina al Súper-8, que ahora puede llegar, con gran calidad, a millones de espectadores, bien en positivos de 16 o 35 mm, bien por televisores de alta definición o en DCP. Otros experimentos, menores, se describirán en su momento.
La responsabilidad de este encargo, a uno que es de naturaleza preocupada y cumplidora, le hizo padecer un estado de ansiedad que le impedía dormir (lo cual no era malo, dado que, como en esta época del año no oscurece en toda la jornada, gracias al insomnio pude admirar paisajes que los otros expedicionarios se perdieron por estar durmiendo: eso sí, ¡regresé muerto de cansancio y pesando cinco kilos menos!; nunca más, reitero,  aceptaré otro reto similar, sin ayuda).
En cualquier caso, navegar en el “Malmö” era como hacerlo en una fragata de combate: de repente, en medio de la madrugada, la campana de a bordo despertaba a todos para avisar de que pasábamos cerca de un glaciar espectacular o que Delphine, la amazona ártica que nunca dormía,  había divisado un oso en el horizonte.
Ahora que ya conoce el lector a todos los integrantes de la Operación Kodak, no se puede perder el próximo capítulo en el que, con este cambio climático loco, el rompehielos Malmö ¡se quedó atrapado en un Océano Glacial Artico congelado!
Si es nuevo en esta bitácora, no se olvide de leer las inauditas informaciones publicadas en las entradas anteriores; 
Capítulo 1:  https://mimundoensuper-8.blogspot.com.es/2018/05/spitzbergen-el-guardian-del-artico-en.html
Capítulo 3 https://mimundoensuper-8.blogspot.com/2018/06/spitzbergen-el-guardian-del-artico-en.html  
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN DEL TEXTO Y LAS FOTOGRAFÍAS, sin la autorización del autor. Derechos reservados

2 comentarios:

  1. Si un viaje, ya de por sí, es apasionante. Ignacio, tú aquí lo has exponenciado. Además esta es la nueva literatura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, muchas gracias, Esther. Hago lo que puedo, antes de que se me olviden los detalles, escribiendo a "vuela pluma"

      Eliminar