lunes, 29 de enero de 2018

"LA BELLA DURMIENTE": RECUPERANDO CINEMATOGRÁFICAMENTE SU DOBLAJE PROHIBIDO.

En esta "dictadura de lo políticamente correcto" que idiotiza el mundo se llega al extremo de prohibir totalmente la visión de películas que son grandes clásicos, como "Canción del sur", o, lo que es igual de lesivo, suprimir personajes (por ejemplo, los faunos negros en "Fantasia"),  secuencias completas o cambiar diálogos, como en el caso que en esta entrada nos ocupa, "La bella durmiente".
DISNEY EN 16 Y 35 MM.
"Blancanieves y los siete enanitos" es mi clásico de Walt Disney favorito, por ello, a través de los años, pude conseguirlo en todos los pasos cinematográficos en que se distribuyó (35 mm, impecable, LPP), 16 mm (IB Technicolor), Súper-8 (en dos tipos, en el tiraje de Derann en poliéster LPP y en una copia "pirata" de un laboratorio italiano).  Mi positivo en 35 mm, en su momento, me lo llegó a pedir la propia Buena Vista española para proyectar ante la Familia Real, con motivo del acto de presentación de la primera edición en DVD de este título básico en la historia del cine mundial.
Con los años, la Filmoteca de Galicia/IB Cinema ha ido obteniendo la práctica totalidad de los largometrajes de Disney, en formatos profesionales de 16 mm y 35 mm, así como cientos de cortometrajes, varios de ellos fuera de todo tipo de distribución por ser actualmente considerados políticamente incorrectos.
LA BELLA DURMIENTE.
Uno de los largometrajes clásicos de Walt Disney mas queridos es "La bella durmiente", el primero filmado en Technirama 70mm, supervisado por Clyde Geronimi. Hace un cuarto de siglo tuve la fortuna de conseguir este título en un magnífico positivo LPP (esto es, inmune desvanecimiento de color) anamórfico que, proyectado con el objetivo CinemaScope recupera, en la gran pantalla, todo el esplendor de su espectacular formato 2.66:1. ¡Proporciona una imagen tan ancha que el espectador se ve obligado a mover sus ojos para deleitar sus retinas con los distintos detalles diseminados por la pantalla!
Mi positivo en 16 mm, con su doblaje original de 1959, procede de un tiraje final que hizo, en su momento,  la propia Disney antes de cerrar su división non theatrical en 16 mm. Con unos pocos pases, se encuentra impecable, no sólo de color, sino con la ausencia de rayas o empalmes, típicas de películas mas trotadas. 
SONIDO MAGNÉTICO
Cuando, hace unos meses, el laboratorio italiano de mi amigo Alberto Vangelisti puso de nuevo en marcha su máquina para pistados líquidos (tipo "slurry"), esto me proporcionó lo posibilidad de "repicar" (transferir) el sonido en castellano de largometrajes, ya de archivo, ya de nuevo tiraje,  bien por estar en otro idioma, bien, como sería este el caso, para mejorar su calidad de reproducción sonora (la respuesta de frecuencias que proporcionan las pistas magnéticas de Alberto Vangelisti exceden de forma considerable las proporcionadas por una óptica). Aplicada las bandas magnéticas en mi positivo en 16 mm (en ambos extremos), llegó el momento de "repicar" el sonido de alta calidad con sincronismo labial, a partir de un DCP. 
DOBLAJE CENSURADO.
La sorpresa fue descubrir que el DCP en los archivos de la propia Buena Vista no incorpora el doblaje original, sino uno,  de ínfima calidad artística (en mi opinión), que, además, se encuentra censurado: por ejemplo, la inolvidable canción que decía: "eres tu el príncipe azul, que yo soñé...", ahora, en aras de lo políticamente correcto, dice, "eres tu, la dulce ilusión que yo soñé..."
Haciendo las averiguaciones oportunas, en Disney me dijeron que, efectivamente, el doblaje en español con el que se distribuye desde comienzos de siglo  "La bella durmiente", tanto en soportes domésticos como profesionales, es un doblaje nuevo, "adaptado a los tiempos", que fue dirigido en 2001 por Eduardo Giaccardi.
Además de los cambios de ciertos textos, la calidad artística es muy inferior al doblaje original de 1959. Por ejemplo, el tono de voz de Maléfica, terrorífico en el doblaje original, apenas sin provoca emoción en la nueva versión.
Tal vez los ejecutivos actuales de la multinacional del ratón, desconocen que el doblaje original de 1959, dirigido en México por el gran Edmundo Santos, el hombre de confianza de Walt Disney, fue calificado por el mismísimo Disney como mejor que el original en inglés.
CINEMATECA IB CINEMA: SIEMPRE UNA SOLUCIÓN.
Lo que hice fue registrar el sonido óptico original, con el doblaje de 1959 y ¡remasterizarlo! El resultado final obtenido es asombroso, haciendo sonar el viejo doblaje como si hubiese sido grabado con tecnologías actuales. 
Grabé con el móvil un fragmento de la proyección de prueba, para mostrarlo en mi página de Facebook, ¡pero la red social de Mark Zuckerberg también censuró el sonido! en la parte de la canción donde se dice "eres tu el príncipe azul". La imaginación de George Orwell se quedaba corta... 
Parece ser que el siguiente escalón de los talibanes de lo políticamente correcto será censurar ¡el beso que da el príncipe a la bella durmiente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario